Padres y pediatras
al cuidado de la infancia y la adolescencia

Televisión en la infancia y adolescencia

  • pdf
  • friend
  • print
  • Googleplus
  • Twitter
  • Facebook
Fecha de publicación: 8-07-2014

¿Podemos mejorar su consumo?

La llegada de la televisión (TV), supone un cambio radical en la vida familiar. Abre una ventana al mundo exterior. En muchas familias se ha convertido en el punto de encuentro y el centro del hogar. Hay casas donde está encendida todo el día. En otras sustituye la charla familiar o hace de niñera.

¿Qué efectos tiene la TV?

La TV tiene efectos positivos y negativos. Es buena porque educa y trasmite valores y conocimientos. Ofrece mensajes con rapidez. El efecto depende del tiempo que se pasa frente a la pantalla. Es importante su contenido y calidad. Gran parte de los efectos negativos de la TV dependen de un consumo excesivo.

Un estudio de la Unesco dice que la mayoría de los niños del mundo ven la TV una media de 3-4 horas diarias. Pasan 1.500 horas por año frente al televisor y menos de 800 horas en la escuela.

En el año 2006, el INE (Instituto Nacional de Estadística) realiza la encuesta “Consumo televisivo de los niños y adolescentes”. Y por ello sabemos que nuestros niños: entre semana, un 47,65% ven por término medio más de 2 horas de TV al día.; y en el fin de semana 65,51% ven más de 2 horas al día.

Hay una relación entre el tiempo que se pasa frente a cualquier pantalla y algunas enfermedades. A mayor tiempo:

  • Aumenta la obesidad en todas las edades. Puede empeorar las cifras de glucemia y colesterol en los niños. En el adulto aumenta la diabetes tipo II y enfermedad cardiovascular. Sube la tensión arterial.

  • Puede influenciar en el cerebro y la conducta: Engancha, disminuye la concentración, el rendimiento escolar y el tiempo de sueño. Aumenta las cifras de depresión en jóvenes. Induce el consumo de tabaco y alcohol.

CÓMO USAR BIEN LA TV. CONSEJOS A LOS PADRES

  • Los padres son los responsables principales del uso de la TV por sus hijos. Deben conocer los contenidos y elegir los adecuados a cada edad.

  • Los niños menores de 2 años no deben ver la TV.

  • Los niños mayores de 2 años no deben consumir más de 2 horas de pantallas al día.

  • Los niños no deben tener TV en su dormitorio.

  • Es bueno compartir la TV con los hijos, criticar y fomentar valores.

  • Los padres deben ser un modelo en el uso de la TV.

  • La TV disminuye la atención de los padres y hablan menos con los hijos.

  • Los niños pequeños deben ver la TV en compañía de sus padres.

  • Hay que ayudar a los más pequeños a distinguir la ficción de lo real.

  • La TV no es una niñera.

  • Conviene estimular a los niños a leer, jugar y los padres deben compartir con ellos ocio y ejercicio.

Código de Autorregulación

España cuenta con un Código de Autorregulación de contenidos televisivos en la infancia. Su fin es controlar la TV para proteger los derechos del menor. Cuida del lenguaje y promociona la salud. Controla temas sexuales o violentos no justificados.

Es una ayuda para los padres pero no les suple. Las familias pueden y deben hacer quejas y reclamaciones en la página TV infancia.

El horario de protección es desde las seis de la tarde a las diez de la noche. Los contenidos emitidos por TV en esta franja horaria deben ser adecuados para los menores. La clasificación de los programas de TV siguen las clasificaciones de las películas de cine del Instituto de las Ciencias y Artes Audiovisuales (ICAA). También cuida la publicidad. Al inicio del programa se señaliza la recomendación por edad. El código separa el público infantil y el juvenil:

a) Público infantil (menores de 13 años):

Los menores de 7 años son el público a quien hay que proteger más.

Los programas deben promover la tolerancia y el respeto. Las escenas de violencia solo se muestran en casos justificados y con humor.

Se debe tener en cuenta que:

  • Los niños de corta edad no distinguen la ficción de la vida real.

  • Los programas de miedo pueden afectar al niño.

  • En el horario infantil se deben diseñar programas educativos.

  • No todos los programas “infantiles” o de “dibujos animados” son adecuados para su edad.

Para el público infantil se aumenta la señalización para facilitar el control de los padres y se refuerzan algunas franjas horarias:

  • De lunes a viernes  de 8 a 9 y de 17 a 20 horas. Los sábados y domingos entre las 9 y las 12 horas.
  • En las vacaciones escolares también se refuerza la franja horaria y se cuidan de forma especial los contenidos.

b) Público juvenil (chicos entre 13 y 17 años):

Los programas deben ser críticos con los temas sensibles de los adolescentes. Estos son el consumo de drogas y alcohol, trastornos de alimentación, etc.

Señalización con un código de señales:

  1. Ausencia de símbolo: apta para todos los públicos

  2. Símbolo de color verde: recomendado para la infancia

  3. Símbolo de color azul, dentro del cual aparece la cifra 7: no recomendado para menores de 7 años

  4. Símbolo de color amarillo, dentro del cual aparece la cifra 12: no recomendado para menores de 12 años

  5. Símbolo de color amarillo, dentro del cual aparece la cifra 16: no recomendado para menores de 16 años

  6. Símbolo de color rojo, dentro del cual aparece la cifra 18: no recomendado para menores de 18 años

  7. Símbolo de color rojo, dentro del cual aparece la letra X: programa o película X

Enlaces de interés

Para profesionales:

Fecha de publicación: 8-07-2014
Autor/es:

Añadir nuevo comentario