Padres y pediatras
al cuidado de la infancia y la adolescencia

Botiquín de viaje para adopción internacional

  • pdf
  • friend
  • print
  • Googleplus
  • Twitter
  • Facebook
Fecha de publicación: 10-11-2011

Cualquier viaje al extranjero puede suponer un riesgo para la salud, que va a depender del estado de salud del que viaja, y en el caso de la adopción internacional, del país de destino.

En relación a este último aspecto, la mayoría de los países de adopción internacional tienen una deficiente infraestructura higiénico-sanitaria. El viajero va a estar expuesto a una variedad de enfermedades infecciosas, con pobres recursos sanitarios a los que acudir. Sin olvidar que los accidentes son la mayor causa de morbi-mortalidad de los que viajan.

Consideraciones generales

El traslado a un país de adopción internacional hay que planificarlo correctamente. Es importantísima la visita previa (4-6 semanas antes del viaje) al pediatra o médico de familia, para comentarle las características del viaje (país de destino, duración, etc.). Son estos profesionales los que, conociendo la historia sanitaria de cada uno y la finalidad del viaje, van a ayudar en la preparación del botiquín de viaje (además de remitir al Centro de Vacunación Internacional para valorar las vacunaciones o la quimioprofilaxis antipalúdica, en los destinos que así lo indiquen las autoridades sanitarias). Proporcionarán, preferiblemente por escrito, las instrucciones de “cómo y cuando” se deben usar los medicamentos aconsejados.

Es fundamental que, en caso de padecer enfermedades crónicas, se lleven informes médicos (a ser posible traducidos al inglés) con diagnósticos claros y tratamientos con el nombre genérico de cada medicamento, su dosis y horario, si hubiera necesidad del uso de jeringuillas, etc.

Adjuntar también el informe con la graduación de los cristales o lentillas, si se usan. Si hace falta el uso de cámaras inhaladoras o algún otro accesorio para administrar fármacos, no habrá que olvidarlo.

Sería muy conveniente poder comunicarse telefónicamente con estos profesionales, para poder solucionar en cada momento las dudas importantes que surjan.

Hay que saber que los niños son especialmente vulnerables a una variedad de problemas relacionados con los viajes, como son los mareos, dolor de oídos durante los cambios de presión en los aviones, y la posibilidad de padecer enfermedades infecciosas, por lo que una parte importante del botiquín debe prepararse pensando en ellos.

Las entidades colaboradoras para la adopción internacional pueden, también, orientar en relación a los recursos sanitarios y la posibilidad de adquirir medicamentos o alimentación infantil en los países de destino.

Características del botiquín

El recipiente debe ser ligero, ya que debe ser llevado como equipaje de mano para evitar pérdidas durante las facturaciones. Si fuera muy pesado o voluminoso, intentar repartir parte su contenido con otros viajeros o en el equipaje facturado. Debe protegerse de la luz intensa, calor extremo y la humedad.

Hay que consultar que el contenido cumpla con las normas de seguridad de los aeropuertos, evitando tijeras, agujas, etc. y no llevar volúmenes de líquido superiores a 100 cc, que en ese caso, deberán ser facturados con el resto del equipaje.

Los medicamentos que se incluyan deberán guardarse en sus envases originales, junto con los prospectos, para poder así consultarlos, comprobando previamente la fecha de caducidad.

¿Qué medicamentos se deben incluir?, ¿cuándo utilizarlos? (Tabla I)

1.- Antibióticos: aunque la gran mayoría de las infecciones respiratorias sólo precisan tratamiento sintomático, unas pocas se sobreinfectan o se complican con infecciones de oído, que pueden precisar tratamiento antibiótico. La presentación en polvo para reconstituir con agua o sobres, dependerá de la edad del niño. No olvidemos que hay que limpiar las secreciones de la nariz con suero fisiológico.

Las cremas de antibióticos pueden ser útiles para lesiones de la piel que parezcan infectadas, ya que la presencia de eczemas, cortes, picaduras y heridas son frecuentes en los niños de adopción internacional.

2.- Colirios de antibióticos: la presencia de secreciones amarillo-verdosas abundantes en los ojos, pueden precisar su utilización, previo lavado de éstas con gasas estériles y suero fisiológico.

3.- Pomadas antiinflamatorias: muchos niños, por la mala higiene y la deficiencia nutricional tienen pieles secas con tendencia al desarrollo de eczemas, éstos pueden ser solucionados con pomadas de corticoides, además de la higiene e hidratación adecuada de la piel. Este tipo de pomadas deben ser utilizadas de forma juiciosa en relación al tiempo de uso y extensión.

4.- Una forma localizada de dermatitis es la de la zona del pañal. Se suele deber a un número de cambios de pañal insuficiente. Hay que incrementar los cambios de pañales y usar las cremas adecuadas (las que tienen óxido de zinc y vaselina o glicerina en su composición pueden ser una buena alternativa), para la resolución de estos procesos. En ocasiones puede producirse una sobreinfección por hongos, por lo que hará falta una pomada antifúngica.

5.- Un parásito muy frecuente es el piojo de la cabeza, por lo que se deberá saber identificar las liendres o huevos (el parásito es más difícil de ver) y tratar con lociones de permetrina al 1-1,5% y extraer las liendres con los peines finos o liendreras.

6.- El tratamiento para la fiebre o el dolor de cualquier tipo, se hace con paracetamol o ibuprofeno a dosis habituales según el peso (si se sabe el peso aproximado del niño puede llevarse calculada la dosis). También pueden servir para evitar el dolor de oídos, por los cambios de presión en el avión al despegar y aterrizar, dando una dosis estándar media hora antes de estas maniobras.

7.- Antihistamínicos: pueden servir para los mareos en los viajes, lesiones dérmicas acompañadas de picor o reacciones alérgicas.

8.- La aparición de diarrea acompañada de vómitos, frecuente en los países de destino de adopción internacional, pueden provocar, sobre todo en los niños, grados importantes de deshidratación, por lo que es preciso llevar sobres de rehidratación oral (según normas de la OMS). Para evitar o corregir estas situaciones (puede ser más cómodo y seguro usar productos líquidos en botellas o brics). Los sobres deben ser reconstituidos en el momento con agua segura, dar pequeñas cantidades (+/-10 cc) cada poco tiempo (+/-10 minutos) de forma continuada. No es necesario hacer cambios importantes en la alimentación, que, en todo caso, no debe ser interrumpida.

9.- Dependiendo de la altitud y la cercanía al ecuador del país, se debe tener especial cuidado con la exposición solar, sobre todo entre las 10 a.m. y las 4 p.m. Hay que usar cremas de protección solar de factor 15, como mínimo, o mayor dependiendo del tipo de piel. Recordar, que el uso de éstas junto con repelentes de insectos, disminuye el tiempo de la protección solar.

10.- Repelentes de insectos: necesarios en ciertos países y dependiendo de la época del año. Se aconsejan los que contienen DEET (no usar en menores de 2 meses).

11.- El cambio de alimentación puede provocar en los viajeros, enlentecimiento del ritmo intestinal con problemas de estreñimiento, por lo que las personas susceptibles debería llevar algún tipo de laxante.

12.- En relación a la alimentación, si la edad del niño adoptado precisa el consumo de leche artificial, cereales, etc., es importante enterarse de la posibilidad de adquirirlos en el país de destino. Si esto no fuera posible, habría que llevar todo lo necesario, sin olvidar los biberones y tetinas.

13.- La higiene infantil necesita de geles, crema hidratante, esponjas, toallitas húmedas, pañales (según el peso). Es aconsejable también el uso de geles/toallitas con alcohol para la higiene de manos en seco.

14.- Para completar el botiquín se necesitará:

  • material para pequeños accidentes:

-tiritas,

-esparadrapo,

-gasas estériles,

-suero fisiológico en monodosis,

-antiséptico para la piel.

  • También:

-jeringuillas de 5 y 10 cc para administrar medicación y realizar limpieza de mucosidad nasal,

-tijeras pequeñas y

-un termómetro digital para medir la temperatura.

Tabla I: Se expone en forma resumida el contenido del botiquín de viaje para adopción internacional, con algunos fármacos (principios activos) recomendados. Pregunte a su pediatra por los productos que debe adquirir, su dosificación y otras recomendaciones de uso.

Medicamentos y primeros auxilios

Cuidados y alimentación infantil

(adaptado a la edad del niño)

Paracetamol y/o ibuprofeno

Antibiótico oral (amoxicilina-clavulánico)

Pomada antibiótica (mupirocina)

Colirio antibiótico (tobramicina)

Pomada de hidrocortisona 1%

Pomada antifúngica (ketoconazol)

Antihistamínico (hidroxicina)

Sobres de rehidratación oral

Permetrina 1-1,5%

Liendreras

Crema de protección solar factor 15

Repelentes de insectos

Laxantes

Termómetro digital

Tiritas, gasas estériles, esparadrapos

Antiséptico cutáneo (clorhexidina)

Jeringuillas (5 y 10 cc)

Suero fisiológico en monodosis

Leche artificial

Cereales hidrolizados

Biberones y tetinas

Potitos de purés y frutas

Termos para líquidos y purés

Cuchara, cuenco, vaso adaptado

Gel infantil y esponja

Crema hidratante del cuerpo y cara

Crema protectora para zona del pañal

Pañales y toallitas húmedas

Gel/toallitas de alcohol para las manos

 

Fecha de publicación: 10-11-2011
Autor/es:
  • Ángel Cortés Lozano. Pediatra. Residencia Casa de los Niños. Centro de Protección del Instituto del Menor y la Familia. Madrid