Padres y pediatras
al cuidado de la infancia y la adolescencia

En guardia contra las picaduras

  • pdf
  • friend
  • print
  • Googleplus
  • Twitter
  • Facebook
Fecha de publicación: 18-11-2011

¿Cuándo se producen?

Sobre todo en verano. Casi siempre son picaduras sin importancia. Rara vez dan reacciones alérgicas graves.

¿Quiénes las producen?

Pueden provocarlas insectos (moscas, mosquitos, tábanos, pulgas, chinches, avispas y abejas), arácnidos (arañas y escorpiones) y animales marinos.

A. ¿Qué lesiones producen los insectos?

  • Mosca, mosquito y tábano: pican más en zonas descubiertas. Son pequeñas pupas que pican. Las pupas no suelen estar juntas. A veces se forman vesículas y ampollas. Si la picadura se produce en párpados o labios puede hincharse mucho. En los niños con alergia a las picaduras pueden tener gran hinchazón.

  • Pulgas: viven en el pelo de otros animales. Salen pupas en grupos o filas, que pican. Casi siempre en brazos, piernas y nalgas.

  • Chinches: viven en colchones, almohadas y muebles viejos. Pican por la noche. Ocasionan lesiones pruriginosas en zigzag.

  • Avispas, abejas y abejorros: al inocular el veneno producen reacciones locales dolorosas en la zona. Las avispas pueden picar varias veces con el mismo aguijón. Las abejas mueren al incrustarlo en la piel. Cuidado si pican en cuello o zona ocular, son múltiples o en niños sensibilizados.

  • Orugas: producen lesiones papulares agrupadas, que pican mucho. Se producen por contacto directo o por penetración de sus pelos en la piel. 

¿Cómo prevenir?

  • Aplicando repelentes en la piel o la ropa. Son preferibles los naturales a los que tienen Dietiltoluamida.

  • Los niños sensibilizados a las picaduras de avispas y abejas deben seguir estas recomendaciones: no acercarse a panales, no hacer movimientos bruscos, no caminar descalzo, evitar ropas de colores, brillantes o llamativas ni utilizar olores intensos (colonias, jabones o cosméticos).

¿Y si nos pican?

  • Lavar la piel con agua y jabón.

  • En las picaduras por orugas por penetración de sus pelos, retirarlos con esparadrapo.

  • Las lociones de calamina (por ejemplo, Talquistina®) o el amoníaco calman el picor.

  • Si la reacción es intensa poner una crema de corticoides y tomar un antihistamínico oral para calmar la inflamación y el picor. No dar antihistamínicos en crema, ya que pueden producir erupciones cutáneas con la luz solar.

  • Si se produce sobreinfección por el rascado aplicar una pomada antibiótica.

  • En las picaduras de avispas y abejas sacar el aguijón con pinzas o por rascado, no apretar la piel. Poner frío local.

  • En los niños sensibilizados a la picadura de avispas y abejas se debe tener a mano adrenalina autoinyectable. Los padres deben estar instruidos en su uso.

B. ¿Qué lesiones producen los arácnidos?

Son menos frecuentes. Los más habituales en nuestro medio son escorpiones y arañas.

  • Escorpiones: la mayoría de las especies de nuestro medio producen una reacción local dolorosa. Sólo el escorpión amarillo y el negro pueden producir reacciones generalizadas como fiebre, cefalea y vómitos.

  • Araña: produce pequeñas lesiones habonosas y pruriginosas.

¿Qué debemos hacer si nos pican?

  • Lavar la piel con agua y jabón, sin romper la vesícula o ampolla.

  • Aplicar frío local. Tiene un efecto antiinflamatorio y analgésico. Disminuye la absorción del veneno.

  • Si los síntomas son intensos o existe dolor, tomar un antihistamínico oral y un analgésico tipo paracetamol.

C. ¿Y los animales marinos?

Cuando vamos al mar podemos sufrir sus picaduras. Las medusas y el pez araña son los que más pican

  • Medusas. Al picar produce habones pruriginosos en forma lineal (“en latigazos”) y sensación de quemazón.

Cuando nos piquen, debemos lavar la herida sin frotar con agua salada o suero fisiológico y retirar restos. Si la reacción es grande aplicar una crema de corticoides. Si siente quemazón tomar un analgésico tipo paracetamol.

  • Pez araña de mar. Está semienterrado en la arena y pica al pisar descalzos sobre ella. Da lugar a reacciones intensas con edema de partes blandas y mucho dolor y picor. A veces produce reacciones sistémicas con nauseas y vómitos.

Hay que lavar la herida con agua salada o suero fisiológico, sumergir el miembro en agua caliente (45º) 30-90 minutos, con el fin de destruir el veneno y poner antiséptico local. Acuda a un centro médico.

Fecha de publicación: 18-11-2011
Última fecha de actualización: 12-11-2016
Autor/es: