Padres y pediatras
al cuidado de la infancia y la adolescencia

Nuestra Encuesta

En relación con la televisión que ve su hijo, le preocupa:

Suscripción a nuestro boletín.

Los antibióticos

  • pdf
  • friend
  • print
  • Googleplus
  • Twitter
  • Facebook
Fecha de publicación: 19-10-2011

¿Qué son los antibióticos?

Son medicamentos que atacan a algunas bacterias y ayudan a combatir y curar las infecciones que causan. Actúan matando las bacterias o impidiendo que se reproduzcan.

Su buen uso puede salvar vidas. Pero pueden hacer más mal que bien cuando no se usan de la forma apropiada [“a veces el remedio puede ser peor que la enfermedad”].

¿Los antibióticos funcionan contra todas las infecciones?

No. Tanto las bacterias como los virus causan infecciones, pero los antibióticos sólo funcionan contra las bacterias. Los antibióticos no combaten las infecciones causadas por virus, como por ejemplo: resfriados, gripe, la mayoría de las causas de tos y bronquitis y el dolor de garganta en general.

Si un virus causa una infección, tomar antibióticos puede ser perjudicial. Cada vez que una persona toma un antibiótico, aumenta las posibilidades de que las bacterias presentes en su cuerpo se hagan resistentes (figura 1). En el futuro, tal vez su hijo (o usted) podría contagiarse o diseminar una infección que ese antibiótico no pueda curar.

Figura 1. Si se toman antibióticos sin necesidad las bacterias pueden hacerse resistentes.

¿Qué puedo hacer en las infecciones por virus?

No espere que los antibióticos curen estas enfermedades. Lo mejor que usted puede hacer es dejar que los resfriados y la gripe sigan su curso y solamente usar medicamentos para aliviar los síntomas intensos (por ejemplo, la fiebre alta). Un catarro puede durar de una a dos semanas sin que ello signifique que algo no va bien, es lo normal. En el centro de salud pueden darle consejos sobre lo que usted puede hacer para aliviar sus síntomas mientras su cuerpo usa las defensas naturales contra el virus.

¿Cuándo se necesitan antibióticos?

La respuesta depende de qué es lo que está causando la infección. Su pediatra le indicará si debe tomar antibióticos. La tabla 1 puede orientarle, pero haga sólo lo que le recomiende su pediatra.

¿Puedo dejar de tomar el antibiótico cuando me siento mejor?

No. Si su pediatra le receta un antibiótico a su hijo, asegúrese de que lo toma durante el tiempo que le ha indicado, incluso si se siente mejor después de 2-3 días. Siga lo prescrito: dosis a tomar, número de veces al día y número de días, y si tiene alguna duda pregúntesela. Esto disminuye la probabilidad de que queden bacterias en su cuerpo que podrían volverse resistentes a los antibióticos.

¿Qué más puedo hacer para evitar las infecciones?

Usted también puede prevenir el contagio de infecciones por medio de una buena higiene. Se ha de lavar las manos con agua y jabón, sobre todo antes de comer o dar el pecho a un bebé, y después de ir al aseo o de ayudar a su hijo cuando va al aseo, después de cambiar el pañal, después de limpiar o sonarse la nariz o ayudar a su hijo a hacer esto mismo y después de tocar una mascota. Enseñe estos hábitos a sus hijos.

¿Qué puede pasar si uso antibióticos por mi cuenta?

Las bacterias pueden hacerse resistentes a los antibióticos cuando éstos se toman sin necesidad; esto ya está ocurriendo en nuestro medio. Debemos pensar que si nuestro hijo se ve afectado por bacterias resistentes sus posibilidades de curarse son menores; además existe un mayor riesgo de complicaciones. Esto puede llegar a ser un problema grave para algunas personas. ¿Qué se puede hacer para evitar la resistencia a los antibióticos?: utilizar bien los antibióticos.

Recuerde ¡IMPORTANTE!

  • Los antibióticos no son apropiados para cualquier tipo de infección; la mayoría de las infecciones infantiles se curan sin ellos. No pida que se le recete antibióticos si no los necesita [los antibióticos matan a las bacterias, no a los virus: no siempre son la solución].

  • No tome antibióticos por su cuenta, sin la prescripción de un médico [un antibiótico que se toma sin necesidad puede causar daños a su hijo].

  • No comparta los medicamentos con otras personas, no guarde medicamentos “sobrantes” para “otra ocasión” (en las farmacias puede depositar de forma segura los medicamentos sobrantes).

  • Lavarse las manos es la mejor forma de evitar la trasmisión de infecciones.

Si usted toma un antibiótico para combatir un virus: NO CURARÁ la infección, NO AYUDARÁ a que se sienta mejor, NO EVITARÁ que otros se contagien.

¿Dónde encontrar más información (en español) en Internet?

Fecha de publicación: 19-10-2011
Autor/es: