Padres y pediatras
al cuidado de la infancia y la adolescencia

Nuestra Encuesta

La violencia en el entorno familiar es un tema a resolver por

Área de usuario

La leche no produce mocos

  • pdf
  • friend
  • print
  • Googleplus
  • Twitter
  • Facebook
Fecha de publicación: 28-03-2016

Los niños y los mocos

Los niños presentan una media de 5 a 8 infecciones respiratorias al año, siendo más frecuentes en los menores de dos años.

Los mocos son un eficaz mecanismo de defensa para los niños. Evitan que se multipliquen los gérmenes y limpian las vías aéreas ya que los expulsan adheridos al moco. Por eso el resfriado produce un exceso de mocos.

Los niños y la leche

La leche es un alimento esencial de la dieta de los niños. Es una excelente fuente de calcio, potasio y vitamina D  y ayuda en la formación de huesos sanos, especialmente en los niños y adolescentes.

La leche y los mocos

Un 30% de la población cree que la leche aumenta la producción de moco en las vías respiratorias, sin una explicación clara del mecanismo que produciría esta asociación.

Pero lo único que tienen en común la leche y los mocos es que coinciden en los niños pequeños. A esta edad toman mucha leche y son frecuentes los catarros. Es coincidencia en el tiempo, pero la leche no causa el moco.

¿Se puede retirar la leche de la dieta de los niños?

La retirada de la leche de la dieta en los niños puede tener consecuencias negativas ya que la lactosa es un elemento fundamental para la adecuada absorción de calcio (entre otros nutrientes), 

¿Se puede sustituir por otras “leches”?

No se recomienda sustituir la leche de vaca entera por otros sucedáneos. Éstos son en todo caso “bebidas” (de soja, de arroz…), pero no leche.

Además, la lactosa es esencial. Sólo se retirará si existe una alergia o intolerancia.

Por supuesto, es aún más perjudicial retirar la leche materna, que además de lactosa, tiene de otros nutrientes imprescindibles para la correcta nutrición y desarrollo del lactante.

¿Qué dicen los estudios sobre la relación entre lácteos y mucosidad?

No existen datos científicos que relacionen directamente el consumo de leche y la aparición de mucosidad o de asma.

Pero sí que existen estudios que demuestran que la albumina de la leche de vaca es un gastroprotector (protege el estómago al favorecer la producción de moco).

Otros autores explican que al mezclarse la leche con la saliva puede producir una sensación en la boca que puede ser confundida con el moco.

En consecuencia, lo recomendable es que los padres no hagamos cambios en la dieta de nuestros hijos cuando están resfriados, ni hacerlos cuando tampoco lo están ("no le doy leche para que no empiece a tener mocos").

Si los niños toman normalmente leche, deben seguir tomándola como de costumbre, ya que es un alimento muy completo y que ayuda a su crecimiento y desarrollo .

Conclusiones

Concluyendo, no hay evidencia científica concreta que vincule la ingesta de leche a una mayor producción de mocos, por lo que restringirla entre los niños no tiene sentido alguno.

Por el contrario, quitar la leche de la dieta puede reducir notablemente la ingesta de calcio o de vitaminas A y D, si no se tienen en cuenta reemplazos para obtener estos nutrientes.

Fecha de publicación: 28-03-2016
Autor/es: