Formulario de búsqueda

Actualidad Joven

Los jóvenes de Alicante se suben a la bici para ir al cole

Los jóvenes de Alicante se suben a la bici para ir al cole

 

La juventud apuesta por la bici y se une a las actividades de la Semana Europea de la Movilidad 

Compartir Compartir

No hay planeta B

No hay planeta B

Los jóvenes de Murcia claman por el medio ambiente y la necesidad de visibilizar el cambio climático

Compartir Compartir

Salud es querer un mundo mejor

Salud es querer un mundo mejor

Los jóvenes se reúnen por primera vez en una cumbre histórica en las Naciones Unidas y presentan un pacto en el que se comprometen a luchar contra el calentamiento global desde ya.

Compartir Compartir

Mi cuerpo, mi vida mi mundo

Mi cuerpo, mi vida mi mundo

Mi cuerpo, mi vida mi mundo es el nombre de la nueva estrategia global del Fondo de población de las Naciones Unidas para adolescentes y jóvenes. Puedes leer más en Estrategia

Imagen de Augusto Ordonez en Pixabay

 

 

Compartir Compartir

IES Gualdalquivir: Sello de vida saludable

IES Gualdalquivir: Sello de vida saludable

El IES ha recibido el sello de vida saludable por su programa Forma Joven que trabaja los hábitos saludables con la implicación activa de toda la comunidad educativa

Foto de Alexas Fotos en Pixabay

Compartir Compartir

¿Pesan demasiado las mochilas?

¿Pesan demasiado las mochilas?

El peso de las mochilas no debería superar el 10-15% del peso del alumno. Puedes leer más sobre el tema en Mi mochila y yo

Foto de Wokandapix en Pixabay

Compartir Compartir

La nueva vacuna de la meningitis se administra ya en la Comunidad de Madrid

La nueva vacuna de la meningitis se administra ya en la Comunidad de Madrid

La vacuna tetravalente (meningococo A. C, W e Y) se administra desde finales de julio en la comunidad de Madrid. Infórmate sobre la vacuna en ACWY cuatro letras para una vacuna de meningitis

Compartir Compartir

Mi hijo adolescente quiere ser vegetariano

Mi hijo adolescente quiere ser vegetariano

Un porcentaje elevado lo hace por motivos éticos o medioambientales aunque también es cierto que entre un 9 y un 18% lo hace para controlar el peso. ¿Qué debemos saber?. Consulta más sobre el tema en Me quiero hacer vegetariano

Foto de Christine Sponchia en pixabay

Compartir Compartir

"Eso no me va a pasar a mí"

"Eso no me va a pasar a mí"

Cruz Roja imparte talleres sobre educación sexual a adolescentes de Córdoba. Para saber más sobre el tema en salud joven "Sexualidad, ¿Como resolvemos las dudas?

Foto de Alexas_Fotos en Pixabay

Compartir Compartir

Los pediatras recuerdan que los MENAS necesitan protección

Los pediatras recuerdan que los MENAS necesitan protección

El hecho de ser menores y no estar acompañados por ninguna persona adulta los sitúa automáticamente en una situación de desamparo y riesgo

Compartir Compartir

25 años del programa de agentes jóvenes en educación para la salud

25 años del programa de agentes jóvenes en educación para la salud

El programa consiste en una semana de inmersión donde los jóvenes se forman en distintos temas como agentes de salud para posteriormente realizar intervenciones en sus comunidades autónomas.

Compartir Compartir

Redes sociales y salud mental

Redes sociales y salud mental

Una investigación publicada en la revista The Lancet Child & Adolescent Health refiere que el uso frecuente de las redes sociales puede dañar la salud mental, interrumpir la actividad física y el sueño principalmente en las niñas. Lee en salud joven Trasnochando con internet

Compartir Compartir

Nuestra encuesta

Este nuevo año ¿cambiarás tus hábitos de salud? (menores de 18 años)

Sí, lo tengo claro
39% (53 votos)
No, no quiero
26% (36 votos)
Me lo estoy planteando
35% (47 votos)
Total de votos: 136

Teléfono acoso escolar

               Instagram de Salud Joven

Área de usuario

Del niño tirano al adolescente violento: causas y síntomas

  • pdf
  • friend
  • print
  • Googleplus
  • Twitter
  • Facebook
  • WhatsApp
Fecha de publicación: 19-01-2015

Los padres trabajan en la escuela más dura del mundo: la escuela de crear personas” (Virginia Satir).

La sociedad está sufriendo muchos cambios. Uno de estos se está produciendo a nivel del núcleo familiar. Cada vez es más difícil crear y mantener una buena estructura familiar que contribuya al desarrollo total del niño. Por otro lado, los padres no suelen tomar en serio el comportamiento violento de un niño de edad pre-escolar. Esperan que se corrija con el tiempo o que “lo supere al crecer”. Pero estas actitudes violentas no se deben dejar pasar.

Además, y por si fuera poco, hay pocos estudios y noticias sobre el tema debido al secretismo con el que los padres actúan. Muchas veces se pide ayuda cuando la situación ya es insostenible.

Posibles causas de una actuación violenta

1. Cambios en la sociedad y la familia

Varios factores han sido la causa: el retraso en la decisión de tener hijos, el traer menos niños, la tecnología, la ocupación laboral de ambos progenitores” y el desarrollo de carreras académicas y profesionales.

Hace unas décadas, el número medio de hijos eran tres. Las relaciones con la familia de origen (abuelos) y la extensa (tíos y primos) eran estrechas. De este modo, el niño convivía con una jerarquía bien definida, con una red de apoyo muy amplia y recibiendo amor por parte de todos.

Hoy en día, las parejas que deciden tener hijos, lo hacen con más de treinta años. Son hijos muy deseados (tienen solo uno o dos). Ambos padres trabajan fuera de casa, con poco tiempo para el niño y confiando parte de su educación a los abuelos. Las relaciones con la familia extensa no se mantienen. De esta forma, los padres dirigen todo su tiempo libre y toda su atención al niño. Además, los abuelos con los que se cría le suelen proteger y consentir en exceso. Este niño aprende que es un “Rey Sol” y los demás deben adaptarse a sus necesidades. Así, tenemos las situaciones necesarias para convertir a nuestro “príncipe” en “tirano”.

2. El síndrome del Emperador, “Rey Sol” o niño tirano

La conducta violenta se aprende por imitación o por ensayo y error. Ningún niño nace violento. Aunque el comportamiento de destruir obstáculos es inherente al ser humano (y que ha resultado de gran utilidad para la evolución y la supervivencia), no todos los niños reaccionan de igual modo. Algunos pegarán mientras que otros se centrarán en la distracción, resignación, persuasión, búsqueda de ayudas… Los padres tienen mucho poder sobre sus hijos pero no son omnipotentes. Son muy importantes en su desarrollo pero hay que dejar un margen a la individualidad. De todas formas, hay niños más “difíciles de educar”.

Por otro lado, los padres a veces se someten a los deseos y caprichos de sus hijos. Se encuentran con que no saben manejar la frustración de sus hijos, llegando por cansancio a concesiones de las que luego se arrepienten. Cuando el niño se convierte en adolescente manifiesta con violencia esa frustración. Si este perfil de “hijo difícil” ocurre en una familia con una jerarquía bien definida en la que los padres sostienen el liderazgo y los límites están bien establecidos, el niño no podrá dominar.

El síndrome del emperador es la antesala al “verdugo adolescente” (que recurrirá a la violencia para obtener sus necesidades). Por eso hay que atajarlo a tiempo.

Señales de alerta de violencia infantil

  • Episodios emocionales explosivos (pataletas, rabietas, destrucción de objetos…).

  • Agresiones físicas o verbales a los padres.

  • Ausencia de empatía emocional (no son capaces de ponerse en la “piel del otro").

  • Ego exacerbado.

  • Ausencia de remordimientos y arrepentimientos.

  • Conductas desafiantes…,

¡No deben minimizarse!

Síntomas violentos del adolescente

Previamente, hay que descartar otras causas del comportamiento violento tales como esquizofrenia, psicopatías, trastornos de personalidad, carencias educativas o haber recibido malos tratos en la infancia.

En el adolescente, síntomas violentos son: peleas, amenazas, robos, mentiras, arrebatos de ira intensa, uso de armas, crueldad con animales, encender fuegos, destrucción de propiedades, vandalismo, etc.

Es usual pasar por varios escalones de violencia:

1º Insultos leves.

2º Comportamiento desobediente, desconsideración y desacreditación de los padres. En este punto muchos padres siguen permitiendo que esto pase.

3º Mentiras. Hacen creer a los padres que ellos son los que se equivocan.

4º Amenazas físicas y agresiones, como empujones a la madre.

5º Destrucción de mobiliario y partes de la casa.

6º Bofetadas y patadas.

A nivel del núcleo familiar, el psiquiatra Jay Haley diferencia varias secuencias:

  1. Desarrollo de un intenso vínculo con el padre/madre que está muy pendiente del hijo. Esta protección excesiva respecto a algunos comportamientos inoportunos lo refuerzan, en vez de desalentarlo con firmeza.

  2. Intensificación de comportamientos inoportunos del hijo.

  3. El padre/madre que sigue sin intervenir deja al otro cónyuge para que resuelva sólo/a los problemas.

  4. El otro cónyuge se hace cargo de la situación y se enfrenta, desde la soledad, y no consigue resultado.

  5. El progenitor que no ha actuado se enfrenta al que intenta resolver el conflicto, acusándole y sosteniendo que su actuación no ha sido correcta y le considera incapaz de mantener al hijo.

  6. Este último progenitor se aparta para defenderse y luego cae en la depresión y/o apatía.

La jerarquía de poder se rompe por tratar por igual a sus hijos justificando siempre las cosas que se les pide.

Conductas de riesgo en adolescentes

  • Rompe ropas, juguetes, objetos del hogar.

  • Deportes, películas, videojuegos, agrupaciones o actividades violentas.

  • Comentarios agresivos; heridas en su piel, mordiscos, arañazos o peleas.

  • Quejas de los maestros, policías…

  • Absentismo escolar; ropas provocativas, etc.

Cuando el adolescente muestra estos síntomas de “gamberrismo”, está pidiendo a gritos que se pongan límites.

Rasgos de personalidad del adolescente que dificultan la relación con los padres (o figuras de autoridad)

  1. Narcisismo: piensa que es mejor que los demás. Fanfarronea. Es seductor y encantador cuando quiere. Usa y provoca a los demás. Se enfada cuando se le corrige.

  2. Impulsividad: actúa sin pensar. Culpa a los demás. Se aburre fácilmente. No tiene planes de futuro.

  3. Sensibilidad emocional: no se preocupa por los sentimientos de los demás. No mantiene sus promesas. Falta de preocupación por las tareas escolares. Se siente mal consigo mismo. No mantiene las amistades a largo plazo.

En este artículo hemos tratado de dar unas breves notas para identificar y entender un posible origen de adolescentes violentos y la relación con sus padres. Continúa en: Del niño tirano al adolescente violento: cómo reaccionar

Fecha de publicación: 19-01-2015
Última fecha de actualización: 30-12-2018
Autor/es: