Formulario de búsqueda

Actualidad Joven

Por qué las chicas adolescentes dejan de practicar actividades deportivas antes que los chicos

Por qué las chicas adolescentes dejan de practicar actividades deportivas antes que los chicos

Según El informe "Mujer joven y actividad física", de la Universidad Rey Juan Carlos y la Fundación Mapfre el 76% de las chicas jóvenes de entre 12 y 25 años no cumplen con las recomendaciones mínimas de actividad física de la OMS.

En salud joven La actividad física en la adolescencia 

Compartir Compartir

Los jóvenes enseñan como reducir el consumo de plásticos

Los jóvenes enseñan como reducir el consumo de plásticos

120 niños y niñas de entre 5º de primaria y 4º de la ESO han participado en el primer concurso de ideas ‘¿Cómo reducir el consumo de plástico de un solo uso?’.

Compartir Compartir

Sanidad lanza la campaña #Siemprepreservativo

Sanidad lanza la campaña #Siemprepreservativo

Sanidad lanza una campaña para que los jóvenes usen el preservativo ante el repunte de la gonorrea

El uso del condón ha bajado entre los 15 y los 18 años nueve puntos porcentuales desde 2002.

Tienes más información en salud joven  El condón o preservativo masculino 

Compartir Compartir

Adicciones sin sustancia, una amenaza para la salud de los más jóvenes

Adicciones sin sustancia, una amenaza para la salud de los más jóvenes

La nueva Clasificación Internacional de Enfermedades de la OMS ya incluye el trastorno por videojuegos (Gaming disorder) 

Compartir Compartir

Salud mental en adolescentes y su relación con el uso de redes sociales

Salud mental en adolescentes y su relación con el uso de redes sociales

Se ha publicado en Lancet el mayor estudio realizado sobre ese tema;participan casi 19000 niños nacidos a principios del siglo XXI. Si quieres saber más, en salud joven, Hogares, familias y nuevas tecnologías

Compartir Compartir

Cuenta de Instagram contra la anorexia

Cuenta de Instagram contra la anorexia

El Hospital Sant Joan de Déu crea stoptca_sjd  una cuenta de Instagram donde jóvenes de 9 a 17 años escriben como herramienta terapéutica contra la anorexiaEn salud joven puedes leer  Anorexia nerviosa

Compartir Compartir

El proyecto U@DA ya es patrimonio de mucha gente

El proyecto U@DA ya es patrimonio de mucha gente

Con el lema Inclusión. despierta, atrévete, muévete, y decide, se celebrarán en Donostia unas jornadas sobre prevención de drogodependencias. Lee más en salud joven Drogas, lo qué debes saber

Compartir Compartir

Protección solar, también para los ojos

Protección solar, también para los ojos

La Academia Americana de oftalmología recuerda la relación de la exposición excesiva a la luz solar y la aparición de enfermedades oculares. Puedes leer mas en Fotoprotección visual 

Compartir Compartir

¿De adolescentes superconectados a adultos vulnerables?

¿De adolescentes superconectados a adultos vulnerables?

El paso de niño a adulto se ve marcado por muchos factores del entorno que, en las últimas generaciones, incluyen elementos tecnológicos sin precedentes. Una investigadora de la Fundación Séneca busca conocer su impacto. Puedes leer mas en Salud joven El inicio de la adultez

Compartir Compartir

¿Obeso? No. Mi hijo está grande y fuerte.

¿Obeso? No. Mi hijo está grande y fuerte.

En una investigación presentada en el congreso europeo sobre obesidad se ha visto que más de la mitad de los padres subestiman la clasificación de sus hijos como sobrepeso u obesidad. En salud joven encontraras articulos sobre Consejos de alimentación para adolescentes 

Compartir Compartir

Aumenta la supervivencia de niños y adolescentes

Aumenta la supervivencia de niños y adolescentes

Las muertes de niños y adolescentes disminuyeron un 51,7 por ciento entre 1990 y 2017 según un estudio que publica el Journal of the American Medical Association Pediatrics. La tasa de mortalidad en menores de 5 años ha disminuido, aunque la historia completa de salud es más heterogénea

Compartir Compartir

Literapolis, una app para jóvenes

Literapolis, una app para jóvenes

Literápolis es una app gratuita.Se trata de una nueva forma de relación con la literatura. La app conduce a los jóvenes por una gincana literaria por la ciudad de Barcelona. . 

Compartir Compartir

Nuestra encuesta

Este nuevo año ¿cambiarás tus hábitos de salud? (menores de 18 años)

Sí, lo tengo claro
39% (53 votos)
No, no quiero
26% (36 votos)
Me lo estoy planteando
35% (47 votos)
Total de votos: 136

Teléfono acoso escolar

               Instagram de Salud Joven

Área de usuario

Del niño tirano al adolescente violento: cómo reaccionar

  • pdf
  • friend
  • print
  • Googleplus
  • Twitter
  • Facebook
  • WhatsApp
Fecha de publicación: 19-01-2015

Como pasa con los animales, los padres garantizan la supervivencia de sus crías. Los padres dan y los hijos reciben y obedecen hasta que son capaces de valerse por sí mismos. Es incuestionable el liderazgo de los padres en la infancia.

Hay circunstancias que favorecen criar hijos sanos. Por ejemplo: estar unidos en sus decisiones y por vínculos de amor. Tratar a los hijos desde la igualdad (independientemente de las cualidades de éstos). Facilitar vínculos fraternales. Someter las necesidades de los hijos a las del núcleo familiar.

Es fundamental no seguir sobreprotegiendo al adolescente. Hay que darle autonomía.

Es muy importante detectar a tiempo problemas como los descritos en el artículo “Del niño tirano al adolescente violento: causas y síntomas” para buscar ayuda.

Lo primero que se debe hacer es restablecer la jerarquía familiar. Más que nunca, los padres deben estar unidos, apoyándose el uno al otro, no del lado del hijo "tirano". Si los hijos ejercen el poder y la autoridad (por ejemplo, sólo se ve el programa de televisión que quiere el niño, come lo que desea, se hace lo que él diga…), se altera la dinámica familiar. No toda desobediencia termina en maltrato, pero sí todo maltrato se inicia por un comportamiento desobediente. Y si no se es capaz de restablecer los límites familiares es necesario pedir ayuda. No se trata aquí de culpar a los padres sino de salir reforzado de la situación y que no se vuelva a producir en el futuro.

Pautas para corregir estas conductas

Se debe trabajar con los padres y sensibilizarlos para que cuando digan un NO a su hijo/a no se sientan culpables. La culpa hay que sentirla cuando corresponda (por ejemplo, es lógico si se causa daño a algo o alguien, pero no es lógico si le negamos a un hijo una golosina antes de cenar o limitamos el horario de salida de esta tarde por no haber cumplido la hora de llegada pactada con él o ella el día anterior).

Si unos padres se sienten culpables cuando dicen un NO a su hijo/a se deberían preguntar: ¿cuándo está enfermo le atiendo bien?, ¿tiene un hogar en buenas condiciones?, ¿le falta comida?, ¿está sucio o mal vestido?, ¿le faltan vacunas?, ¿abuso de poder por mi parte y le pego o insulto?... La culpa mal administrada es un sentimiento que nos convierte en presa fácil del que lo ha suscitado; en este caso, su hijo, su hija.

1º ESTABLECER LÍMITES

Nadie nace sabiendo cómo comportarse. Por ello se aprende a ser padres siguiendo los modelos de las familias de origen. Está demostrado que las que tienen más problemas son las que no han establecido los límites con más claridad e insistencia.

En los hogares que no tienen una dinámica familiar “sana” es recomendable elaborar, según la edad del niño/a, una tabla que recoja conductas permitidas y no permitidas, otra de conductas deseables con puntuaciones y un listado de “premios” canjeables. Por cada conducta inadecuada se quita un punto (o más), sin hacer ningún comentario crítico (sólo actuar). Después se le mostrará la forma de recuperar el punto perdido, sin dramatizar (conviene centrarse en lo positivo). La tabla debe situarse en un lugar visible de la casa y accesible.

2º EXTINCIÓN Y "DISCO RAYADO"

  • Extinción: ignorar las reacciones inadecuadas. Esta técnica requiere gran autoconfianza y firmeza. Como muchas veces el estallido emocional (rabietas, pataletas…) sube en intensidad, se pasa al “disco rayado”.

  • Disco rayado: se trata de repetir con serenidad siempre lo mismo (“cuando te calmes, te atiendo”).

Se debe asegurar que no está en un sitio peligroso (como cruzando la calle) y que el niño no pueda lesionar a otras personas, objetos o a él mismo. Si lo consigue una vez, lo conseguirá muchas veces.

3º ASERCIÓN NEGATIVA

Es reconocer con valentía que el otro tiene razón. Por ejemplo:

  • Hijo: “Eres una bruja y la peor madre del mundo”.

  • Madre: “Sí, es verdad”.

No se debe dar muestras de debilidad. Aunque a corto plazo genere dolor. Ni entrar en discusiones de reproches o de víctimas (“¿pero cómo puedes decirme que soy la peor madre del mundo con todo lo que hago por ti?”…). En estas situaciones, una técnica que puede ayudar a relajarse es esperar unos segundos e hipoventilar (respirar más profundo y despacio). De esta manera, pensamos más racionalmente y menos emocionalmente.

4º REFORZAR

Cuando haya un comportamiento positivo, hay que prestar atención inmediatamente y premiarlo. El mejor premio para un hijo es la mirada de sus padres.

EN ADOLESCENTES, además de las técnicas anteriores, se recomienda:

  • No repetir lo que no haya servido anteriormente. Para el adolescente es “más de lo mismo” y aguantará pacientemente las quejas de los padres. Si no funcionó, para qué repetir.

  • Evitar posturas opuestas entre los padres. Deben ser un único frente. Si los padres envían mensajes que entran en conflicto entre sí, se induce al joven a que se comporte inadecuadamente y no entienda nada.

  • Dejar de cumplir sus responsabilidades, sin reproches ni recriminaciones. Debe asumir él las consecuencias. Se puede parecer a “echar un pulso”. Por supuesto que los padres deben ayudar a los hijos, pero una ayuda no es lo mismo que hacer todo.

  • No cambiar de centro educativo. La solución no suele estar en el exterior, sino dentro de su hijo/a. Al menos en el centro en el que está ya lo conocen.

  • En algunos casos, cambiar el profesional que le ayuda si le hace sentir mal padre/madre. Un padre/madre no es omnipotente. Precisamente, el adolescente tirano juega con la responsabilidad de ser padres, la manipula y se aprovecha.

  • No justificar los comportamientos inadecuados. Cuanto más lo justifique, más se potencia al adolescente. Hay que trabajar con las conductas y no con las personas. Es mejor decir “no quiero que llegues de madrugada”, en vez de “eres un golfo porque llegas de madrugada”. Dígale lo que espera de él, no lo que usted no quiere o él no hace.

  • No dar explicaciones que no conviene dar. Por ejemplo, con las pagas semanales o el estudio (“entendemos que no te guste ir al colegio, pero tienes que ir”).

  • No dar nada sin recibir antes algo a cambio. El adolescente promete más que miente. En vez de regalarle usted una moto a su hijo porque le ha prometido que se esforzará más en los estudios, le diga que le regalará una moto si aprueba el curso.

  • No descalificarse entre los padres. Si en la pareja hay desacuerdos sobre la conducta del adolescente, se puede dar hacer una media con la puntuación de ambos progenitores.

Fecha de publicación: 19-01-2015
Última fecha de actualización: 30-12-2018
Autor/es: