Padres y pediatras
al cuidado de la infancia y la adolescencia

Nuestra Encuesta

Lees cuentos a tus hijos MÁS DE UN DÍA POR SEMANA. O si son mayores, los leen ellos

100% (4 votos)
NO
0% (0 votos)
Total de votos: 4

Área de usuario

¡Cuidado! “síndrome del bebé sacudido”

  • pdf
  • friend
  • print
  • Googleplus
  • Twitter
  • Facebook
Fecha de publicación: 20-11-2012

¿Qué es el síndrome del bebé sacudido?

Cuando se sacude con violencia a un bebé o a un niño, su cerebro rebota contra el cráneo. Esto puede causar hematoma cerebral (contusión cerebral), inflamación, presión y sangrado dentro del cerebro.

¿Quién está en riesgo de sufrir el “síndrome del bebé sacudido?

Este síndrome se suele presentar cuando el bebé llora mucho y la persona que está con él se frustra y pierde el control y comienza a sacudirle.

Se presenta sobre todo en niños pequeños, con una edad menor de 2 años, en particular, bebés de menos de seis meses de edad, pero se puede ver en niños hasta los 5 años.

¿Cómo se produce el “síndrome del bebé sacudido”?

El síndrome del bebé sacudido puede presentarse inclusive con una sacudida de sólo 5 segundos. Es más fácil que se produzca una lesión cuando hay tanto la aceleración (a causa de la sacudida) como la desaceleración (cuando la cabeza se golpea contra algo). Aunque el golpe sea contra un objeto suave, como un colchón o una almohada, puede bastar para lesionar a los recién nacidos y los bebés pequeños.

El resultado es un tipo de desnucamiento o hiperextensión cervical, similar al que se ve en algunos accidentes de coche.

Muy raras veces se puede producir por dar saltos suaves, balancearlo mientras se juega, levantarlo en el aire o al trotar con él a cuestas.

¿Qué síntomas tiene el “síndrome de bebé sacudido”?

El cuadro clínico en sus inicios no es muy claro. La información que brindan los padres es muy poca. Además, se trata de niños muy pequeños, por lo que se piensa poco en esta posibilidad.

Los síntomas pueden variar de leves a graves y pueden ser:

  • Convulsiones (crisis epiléptica)

  • Disminución del estado de alerta

  • Irritabilidad u otros cambios en el comportamiento

  • Letargo, sueño, falta de sonrisa

  • Pérdida del conocimiento

  • Pérdida de la visión

  • Paro respiratorio

  • Piel pálida o azulada

  • Mala alimentación, falta de apetito

  • Vómitos

¿Qué puedo hacer en caso de presenciar un bebé con este síndrome?

Consulte en su centro de salud si un niño tiene algún signo o síntoma de los mencionados sin importar su gravedad. Así mismo llame si cree que un niño tiene el “síndrome del bebé sacudido”.

Si piensa que un niño está en peligro inmediato por maltrato o descuido, debe llamar al número local de emergencias (112).

Si cree que un niño está siendo maltratado, infórmelo inmediatamente llamado al 116111 (Teléfono de atención al menor).

Si el niño deja de respirar antes de que llegue la ayuda de emergencia, comience a hacer maniobras básicas de reanimación cardio-pulmonar (RCP básica).

¿Cómo prevenir el “síndrome del bebé sacudido”?

NUNCA sacuda a un bebé o niño, ni al jugar ni por enfado o para que se calme. Incluso el hecho de sacudirlo suavemente puede llegar a ser una sacudida violenta, cuando se está enojado.

¿Qué pueden hacer los cuidadores cuando el bebé llora?

  • En primer lugar, asegúrese de que no le pase nada obvio al bebé. Mire a ver si el pañal está limpio o si el bebé tiene hambre o frío. Asegúrese de que no hay ningún signo de enfermedad, como puede ser fiebre o hinchazón. Compruebe que no hay algo que le cause dolor.

  • Si las necesidades del bebé están cubiertas, use ruido. Ponga la radio, o cante y háblele al bebé. A veces a los bebés les gustan los ruidos como la aspiradora, la secadora de ropa, secador de pelo o ventiladores.

  • Lleve a su bebé o niño/a a dar un paseo. Si es en coche use bien su silla del coche.

  • Pídale a alguien que le ayude con el bebé un rato. Así se podrá tomar un descanso y calmarse. Quien le ayude puede ser una amiga, un colega del trabajo, algún vecino, o un miembro de tu familia. Es muy normal pedir ayuda. Los bebés lloran entre una y tres horas al día.

  • Si no hay nadie más que le pueda relevar, ponga al bebé seguro en su cuna y váyase del cuarto unos diez minutos o así mientras usted se calma. Acuérdese de que llorar no hace daño a los niños/as, pero las sacudidas sí.

Más información:

Fecha de publicación: 20-11-2012
Autor/es:
  • Javier Soriano Faura. Pediatra. Centro de Salud "Fuensanta". Valencia
  • Grupo PrevInfad. Prevención en la infancia y adolescencia (PrevInfad). Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap)