Formulario de búsqueda

Padres y pediatras
al cuidado de la infancia y la adolescencia

Nuestra Encuesta

¿Hay normas que limiten el peso de las mochilas escolares en tu país?

Artículo relacionado: https://bit.ly/1KDn2qu

Área de usuario

El chupete

  • pdf
  • friend
  • print
  • Googleplus
  • Twitter
  • Facebook
  • WhatsApp
Fecha de publicación: 11-11-2011

¿Es aconsejable el uso del chupete?

En esta decisión hay que valorar ventajas e inconvenientes.

El uso del chupete está relacionado con una menor tasa de amamantamiento y una menor duración de la lactancia materna. Para la Asociación Española de Pediatría (AEP) la leche materna es el alimento de elección del lactante humano, de forma exclusiva en los 6 primeros meses. Entre sus ventajas está el hecho de que disminuye los problemas de salud del lactante (disminución del número de otitis media, problemas dentales) así como el riesgo del síndrome de muerte súbita del lactante.

En el extremo opuesto está el hecho de que el chupete se ha utilizado desde siempre para calmar a los niños (aunque existan otras técnicas para tranquilizar a un bebé, como el contacto piel con piel). Además su uso disminuye, por sí mismo, el riesgo de síndrome de muerte súbita del lactante.

Una vez explicadas estas ventajas e inconvenientes la postura más adecuada es la que toman los propios padres, que son los responsables últimos del bebé.

Si deciden que su hijo sea amamantado, el chupete no debe ser ofrecido en los primeros días de vida (probablemente, no antes del mes de vida) para conseguir una lactancia materna eficaz. A partir de ese primer mes de vida (momento en el que aumenta el riesgo de síndrome de muerte súbita del lactante) será aconsejable introducir el chupete.

Si por el contrario, deciden que su hijo no sea amamantado, la recomendación del uso del chupete es muy importante ya que estos niños presentan un riesgo aumentado de síndrome de muerte súbita.

¿Qué chupete elegir?

Una vez que ha decidido que su hijo va a utilizar chupete, llega el momento de la elección del mismo. Para que un chupete sea seguro debe cumplir con las normas fijadas por AENOR en 2003.

- Básicamente, el chupete, y la cadena que lo acompañe, deben estar exentos de puntas o bordes cortantes y no puede presentar partes desmontables, ni llevar pegatinas ni etiquetas.

- La tetina tendrá una longitud máxima de 33 mm y no podrá contener ningún elemento en su interior.

- El disco que sujeta la tetina tendrá unas dimensiones suficientes para evitar que pueda ser ingerido y dispondrá, al menos, de 2 orificios para facilitar el paso de aire aún en el caso de que, pese a todo, fuese tragado.

- La cadena que acompaña al chupete debe tener una longitud máxima de 220 mm para evitar el riesgo de estrangulamiento.

En cuanto al material da igual el tipo que elija. Tanto látex como silicona son 2 opciones válidas y la elección dependerá de los gustos personales de los padres y del niño, aunque a partir de la aparición de los primeros dientes es aconsejable el uso de chupetes de látex porque son más resistentes a los mordiscos (y el consiguiente riesgo de ingesta de algún trozo de tetina).

Hay varias formas de tetina (redondeada, anatómica o simétrica). Al igual que con el material, da igual el tipo que se elija.

En cuanto a los cuidados:

- es aconsejable cambiarlo con cierta frecuencia, sobre todo cuando el niño ya tiene dientes, para evitar que el niño se atragante con los pequeños fragmentos que pueda arrancar;

- se deben limpiar con frecuencia (lo cual no evitará que luego su hijo lo vaya arrastrando por el suelo...).

¿Cuándo tiene que dejar de utilizar el chupete?

No hay una edad definida para ello. La AEP, al igual que la Academia Americana de Pediatría, recomiendan dejar de utilizarlo a partir del año de vida (una vez que el riesgo de muerte súbita del lactante ha desaparecido), con el objeto de prevenir episodios de otitis media.

Si por el contrario su hijo sigue usando chupete, sepa que debe ser suspendido antes de los 2 años por el riesgo de problemas dentales (mala colocación de los dientes).

No regañe o castigue a su hijo por el uso del chupete. Al contrario, felicítele cuando él deje de utilizarlo. Además, cuando vea que los demás niños dejan de utilizarlo él hará lo mismo.

No hay una técnica clara para hacer que su hijo deje de usar el chupete. Un primer paso podría ser restringir su uso al momento de acostarse o en situaciones de tensión emocional. Una vez superada esta primera fase se procederá a la retirada definitiva.

Más información:

Fecha de publicación: 11-11-2011
Autor/es:
  • Enrique Criado Vega. Pediatra. Servicio de Neonatología (Pediatría). Hospital Clínico "San Carlos". Madrid

Música Podcast: Summer Jazz by Stefano Mocini & PeerGynT LoboGris (Disco: Summer Jazz 2011). Artista: Jazz Friends (Fuente: www.jamendo.com). Voz: Rafael López García
Esta narración de audio fue creada a partir de una versión específica de este artículo y no refleja las posibles ediciones subsecuentes.