Formulario de búsqueda

Padres y pediatras
al cuidado de la infancia y la adolescencia

Nuestra Encuesta

En tu familia fuman:

Artículo relacionado: https://goo.gl/WP6Dvi

Área de usuario

¿Qué puede hacerme pensar que el desarrollo de mi hijo no es normal?

  • pdf
  • friend
  • print
  • Googleplus
  • Twitter
  • Facebook
  • WhatsApp
Fecha de publicación: 2-12-2012

¿Qué consideramos desarrollo psicomotor normal?

Un niño tiene un desarrollo psicomotor normal si adquiere las habilidades correspondientes a su edad. Es decir, adquiere sus capacidades motoras, cognitivas, sensoriales, de lenguaje y comunicación a la edad que lo hace la mayoría de los otros niños.

Esta evolución es variable, no es igual en todos los niños.

En el programa de salud infantil, los pediatras vigilan la evolución de los niños, basándose en escalas.

Sin duda, la percepción de los padres tiene un gran interés. Ellos van a aportar una información esencial.

También es muy valiosa la apreciación de los profesionales de las guarderías y colegios. Ellos pasan mucho tiempo con los niños y los observan en diversas situaciones.

El desarrollo de un niño abarca un campo muy amplio, con aspectos que pueden pasar desapercibidos a los profesionales de la salud.

¿Son frecuentes los trastornos del desarrollo?

Tres de cada cien niños sufre retraso mental. Algunos son por causas evitables, lo que da una idea del esfuerzo que hay que hacer en este sentido.

Más frecuentes son otras patologías del desarrollo, como los trastornos del aprendizaje o los niños con déficit de atención e hiperactividad que tienen una frecuencia de hasta el 5-8%.

Los trastornos del espectro autista los padecen hasta un 2% de la población, y es muy conveniente que se diagnostiquen cuanto antes, para mejorar su evolución y pronóstico.

Por eso es muy importante la observación y vigilancia del desarrollo de los niños por parte de sus padres o cuidadores. En muchas ocasiones son los primeros en notar que algo no va bien.

¿Cuándo debemos estar especialmente atentos?

Cuando nuestro hijo tiene algún factor de riesgo:

  • Si pesó al nacer menos de 1500 grs o nació antes de las 34 semanas de gestación.
  • Si hubo algún problema durante el embarazo o parto, como: infecciones, situaciones de asfixia, elevación importante de la bilirrubina, reanimación o ventilación artificial.
  • Cuando el niño padece algún trastorno genético o metabólico.
  • Cuando se produce cualquier situación, en la que el niño pueda estar privado de estimulación o de afecto. (Por enfermedades que requieran hospitalización, situaciones familiares etc…)
  • Cuando hay algún antecedente en la familia que pueda repetirse.

¿Cuáles son las señales de alerta?

Son las que nos dicen que puede haber una alteración en el desarrollo psicomotor de nuestro hijo.

No suponen necesariamente la presencia de un problema de salud, pero determinan la necesidad de seguimiento riguroso del bebé.

¿Qué deberíamos hacer si estamos preocupados por el desarrollo de nuestro hijo?

Acudir al pediatra, que valorará la necesidad de realizar un estudio y seguimiento del niño. Y además puede derivarlo a un centro de Atención Temprana.

Signos de alerta según la edad:

Descárgate la presentación con los PUNTOS CLAVE: 

Fecha de publicación: 2-12-2012
Última fecha de actualización: 04-06-2018
Autor/es: