Formulario de búsqueda

Padres y pediatras
al cuidado de la infancia y la adolescencia

Nuestra Encuesta

¿Hay normas que limiten el peso de las mochilas escolares en tu país?

9% (20 votos)
No
63% (140 votos)
No lo sé
29% (64 votos)
Total de votos: 224

Artículo relacionado: https://bit.ly/1KDn2qu

Área de usuario

¿Qué son las resistencias a los antibióticos? ¿Por qué son tan importantes?

  • pdf
  • friend
  • print
  • Googleplus
  • Twitter
  • Facebook
  • WhatsApp
Fecha de publicación: 5-11-2014

La resistencia antibiótica es la capacidad de un germen para resistir los efectos de un antibiótico.

Las infecciones pueden producirse por varias clases de gérmenes: virus, parásitos y bacterias. Los antibióticos, también llamados antimicrobianos, son los medicamentos que combaten las infecciones causadas por las bacterias. Hace poco se ha descrito la primera resistencia de un parásito, pero son las bacterias las expertas en causar este tipo de fenómenos.

¿Son malas todas las bacterias?

En nuestro cuerpo viven una gran cantidad de bacterias (¡Más de un kilo de nuestro cuerpo son bacterias!). De ellas, unas son beneficiosas y pueden realizar un papel importante en la protección frente a enfermedades infecciosas, madurando las defensas. Las bacterias que hay en la leche materna pueden influir en el desarrollo de la memoria, la atención y el lenguaje del niño.

Otro grupo son las bacterias comensales que crecen sobre animales y plantas, de la misma forma que crecerían sobre cualquier superficie, sin hacer ni bien ni mal. Así, por ejemplo, grandes poblaciones de estos organismos son las causantes del mal olor corporal.

Tan sólo el 1% de las bacterias son causantes de enfermedades.

¿Cómo se producen las resistencias?

En las bacterias pueden aparecer, de forma casual, ciertos cambios en sus genes (mutaciones) que disminuyen o eliminan la eficacia de los antibióticos. El problema es que una vez que se han producido, transmiten esta capacidad a sus descendientes.

De igual forma, les pueden traspasar esta información a las bacterias que estén más cercanas.

Por suerte, hay también resistencias transitorias; éstas desaparecen con el tiempo.

¿Por qué las bacterias se están volviendo resistentes a los antibióticos?

El antibiótico elimina todas las bacterias sensibles a él, tanto las buenas como las malas, pero quedarán vivas las que son resistentes y así podrán crecer y multiplicarse.

En el caso de que una persona fuera tratada con antibióticos (para infecciones frecuentes como las de vías urinarias o las respiratorias), el riesgo de que sus bacterias desarrollen resistencia a los antibióticos de uso frecuente es elevado en los 2 meses tras la toma del antibiótico y parece que se mantiene elevado incluso un año después.

¿Qué podemos hacer los padres?

Es importante conocer la existencia de las resistencias. Así entenderemos mejor a nuestro pediatra cuando no nos receta antibióticos

No somos las personas las que nos hacemos resistentes a los antibióticos, sino las bacterias. (No es cierta la idea de que “a mi hijo no le hace nada la penicilina”; por ejemplo. Lo más probable es que estemos ante una infección que causa un virus y por ello no responde a los antibióticos)

Leer: Decálogo del buen uso de los antibióticos

Fecha de publicación: 5-11-2014
Autor/es: