Padres y pediatras
al cuidado de la infancia y la adolescencia

Nuestra Encuesta

La violencia en el entorno familiar es un tema a resolver por

Área de usuario

¿Puede beber agua mi bebé?

  • pdf
  • friend
  • print
  • Googleplus
  • Twitter
  • Facebook
Fecha de publicación: 17-01-2012

Los padres suelen hacer varias preguntas sobre el agua que deben dar a sus hijos

¿Hay que ofrecer agua al niño que sólo toma pecho?

El niño que toma sólo pecho o el biberón correctamente preparado y a demanda, no necesita agua suplementaria. Sólo si tiene pérdidas extra de líquidos por vómitos, diarrea o fiebre alta, o en verano por aumento del sudor.

¿Qué agua es la más adecuada para el bebé?

El agua de consumo humano. Ya sea agua corriente del grifo procedente de un suministro público seguro o agua embotellada. Siempre hay que valorar su calidad y qué minerales tienen.

¿Existe algún tipo de legislación que regule la potabilidad del agua de consumo?

La calidad o potabilidad del agua del grifo, debe cumplir con una serie de normas sanitarias. Está regulada por diversas instituciones:

  • Agencia de Protección ambiental de los Estados Unidos (EPA),

  • Organización Mundial de la Salud (OMS),

  • Directiva Comunitaria de la Unión Europea (CEE) y

  • En España, hay una regulación específica publicada en el BOE (Real Decreto de 2011 por el que se dictan los criterios sanitarios de la calidad del agua de consumo humano). No debe contener bacterias, virus, ni parásitos que puedan ser un riesgo para la salud. Así mismo, no debe haber mercurio, hidrocarburos, plaguicidas, pesticidas, productos organoclorados, ni presentar radiactividad.

¿Es importante la cantidad de minerales que contiene el agua?

Los minerales que hay en el agua influyen en su sabor y “dureza”. Hoy en día las concentraciones recomendadas en mg/l son: calcio 100, magnesio 30, cloruros 25, sulfatos 25, sodio 20, potasio 10, flúor 1, aluminio 0,05.

De cara a la preparación del biberón, es bueno saber la concentración de minerales del agua de nuestra Comunidad. En las zonas con un alto contenido en sodio y calcio, no hay que sobrecargar el riñón del lactante. Aún es inmaduro y no filtra bien el exceso de minerales.

¿Puedo utilizar el agua del grifo?

El agua del grifo reúne los requisitos necesarios para ser considerada como potable. Es apta para el consumo por la población general. Es segura. Puede usarse para la el biberón del bebé.

Con el sistema de cloración, el agua queda libre de bacterias y virus en un 99,9%. El uso de sistemas de ultrafiltrado garantiza también que el agua esté libre de parásitos.

Si donde vive, el agua es apta para el consumo humano, puede usarse directamente del grifo. No hace falta hervirla.

Las leyes en España no obligan a una determinación sistemática de parásitos. Por esto hay autores que recomiendan hervir el agua en menores de 6 meses si no se sabe si se hace o no ultrafiltrado del agua para eliminación de parásitos (por ej. Cryptosporidium).

Cuando haya dudas sobre su potabilidad, se puede hervir. Esto empeora el sabor y hace que las sales minerales que llevan disueltas (sodio, calcio) y nitratos, se concentren más.

En este caso, la OMS aconseja hervirla durante 1 minuto (añadiendo 1 minuto más por cada 1000 metros por encima del nivel del mar).

Si hay dudas al respecto, se puede usar agua envasada apta para el consumo infantil, con bajo contenido en sales minerales (poco mineralizada). El agua de bebida envasada no hay que hervirla.

Puedes obtener más información sobre las aguas envasadas de España en la web aguainfant: agua y salud infantil

Fecha de publicación: 17-01-2012
Autor/es:
Palabras clave: