Formulario de búsqueda

Padres y pediatras
al cuidado de la infancia y la adolescencia

¿Qué debo saber sobre la fiebre?

  • pdf
  • friend
  • print
  • Googleplus
  • Twitter
  • Facebook
  • WhatsApp
Fecha de publicación: 27-09-2011

¿Qué es la fiebre?

La fiebre es el aumento de la temperatura del cuerpo por encima de 38ºC axilar o 38.5ºC rectal. Si se mantiene entre 37 y 38ºC (axilar) se llama febrícula.

¿Por qué se produce?

La fiebre no es una enfermedad. Forma parte de la respuesta que se produce en nuestro cuerpo durante una infección. Esas infecciones casi siempre las provocan los virus y menos veces, las bacterias. La fiebre se produce para ayudarnos a activar las defensas de nuestro cuerpo.

¿Cómo sé si mi hijo tiene fiebre?

La sensación de fiebre la podemos apreciar al tocar al niño/a. También notamos que el corazón va más rápido, las mejillas se vuelven más rojas, aparece un brillo especial en los ojos, produce frío y escalofríos… Pero lo mejor para saber si tiene o no fiebre es usar el termómetro.

¿Cómo se trata la fiebre?

Hay muchos mitos acerca de cómo se hace. La fiebre no se trata. Tratamos el malestar. Si el niño/a juega y está contento/a, es una señal de que se encuentra bien y no tenemos que dar medicamentos. Cuando el niño/a tenga fiebre debemos:

  • Ofrecerle agua con frecuencia.
  • No abrigar ni desnudar demasiado.
  • Se puede dar un baño con agua tibia que puede ayudar a bajar la fiebre, pero su efecto suele ser corto y además no siempre mejora el bienestar del niño/a.
  • No debemos dar friegas de alcohol ni baños de agua fría.
  • Si la fiebre es alta o el niño/a está molesto/a, podemos darle antitérmicos. Los más usados son el paracetamol y el ibuprofeno. Se suele comenzar por paracetamol, que tiene menos efectos adversos. Se deben seguir las dosis y las normas escritas en el prospecto. Para la dosis, mejor seguir las instrucciones según los kilos de peso que según la edad.
  • No hay por qué alternar paracetamol e ibuprofeno. No se ha visto que sea mejor que usar solo uno de ellos. Solo se debe hacer si tu pediatra te lo indica.
  • Si vomita el fármaco antes de 15 minutos después de tomarlo se puede volver a dar. Si ha pasado más tiempo, no hace falta.
  • No hay que despertar al niño/a si está dormido/a para darle el antitérmico.
  • No se deben alarmar si después del antitérmico la fiebre baja poco. Si con esa bajada el niño/a ya se siente mejor, es suficiente.

¿Qué riesgos tiene la fiebre?

La fiebre por sí sola no produce daño en las neuronas ni daño de otro tipo. Las complicaciones, cuando las hay, son debidas a la causa de la fiebre, no a la fiebre en sí. Algunas veces, en casos de fiebre prolongada, sobre todo en lactantes, sí puede producir deshidratación. Por eso es tan bueno dar líquidos de forma continua.

¿Cuándo debo consultar al pediatra?

Se debe hacer si:

  • Tiene menos de 3 meses.
  • La fiebre dura más de 48 horas.
  • Sube a más de 40ºC.
  • Rechaza la alimentación y sobre todo los líquidos.
  • Si el niño/a está adormilado/a o muy irritable.
  • Si tiene mal aspecto general o le cuesta respirar.
  • Si le aparecen manchas en la piel. ¡Cuidado con las manchas color rojo vino que al estirar la piel con los dedos no se quitan!.
  • Si tiene convulsiones.
  • Si hay algún otro motivo que no se vea común y nos preocupe.

¿Dónde puedo encontrar más información de interés en internet?

  • Decálogo de la fiebre: de la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria.
  • Fiebre: Sociedad Española de Urgencias de Pediatría.
  • Fiebre: En Familia. Web de la Asociación Española de Pediatría.
  • Kidshealth: Fundación Nemours.

Descarga la infografía en PDF.

Descárgate la presentación con los PUNTOS CLAVE: 

   Autores del texto original:

 

Fecha de publicación: 27-09-2011
Última fecha de actualización: 09-06-19
Autor/es: