Formulario de búsqueda

Padres y pediatras
al cuidado de la infancia y la adolescencia

Nuestra Encuesta

Sobre las vacunas que no están en calendario vacunal, ¿crees que deben recibir financiación pública como los medicamentos?

Artículo relacionado: https://bit.ly/2F4kP9I

Área de usuario

Pasta con pesto de calabacín y almendras

Es un plato casi completo. Al aporte de los hidratos de carbono lentos (buenos) de la pasta se suma la fibra del calabacín y las almendras. El queso parmesano hay que usarlo en pequeñas cantidades, aunque contiene proteínas lácteas también lleva grasa y sal.

¿Qué necesito?

INGREDIENTES (4 personas)

- 2 calabacines medianos.

- Almendras crudas (40-50 g).

- Un paquete de albahaca fresca.

- 1 cebolla.

- 30 g de parmesano rayado.

- Aceite de oliva.

- 2 a 4 cucharadas de queso parmesano rallado.

¿Cómo lo preparo?

Poner a pochar la cebolla y añadirle los calabacines a rodajas con la piel. Dejar que pochen bien y se queden sin caldo.

Triturar las almendras.

Mezclar todos los ingredientes: calabacines, almendras trituradas, las hojas de albahaca y el parmesano y triturar todo junto.

Reservar la salsa para cuando sea la hora de comer.

Se hierve la pasta con abundante agua y sal, el tiempo justo que indique el fabricante. Colar y pasar rápidamente de nuevo a la olla. Si la salsa está muy espesa se le puede añadir un poco de caldo de cocción de la pasta.

Añadir la crema y mezclar bien. Servir rápidamente para que no se pase la pasta. Espolvorear con un poco de  parmesano rallado.

* Niños a partir de 12-15 meses de edad. En niños tan pequeños, ofrecer los trozos de pasta muy troceaditos y sin almendras.

FuenteCarmen de la Torre Cecilia (colaboradora)

Recursos relacionados: 
Decálogo de la alimentación