Formulario de búsqueda

Padres y pediatras
al cuidado de la infancia y la adolescencia

Nuestra Encuesta

¿ La fiebre alta se quita con antibióticos ?

Artículo relacionado: https://bit.ly/2zvxXRt

Área de usuario

Recetas de familia

Recetas de cocina tradicional, saludables, apetecibles y fáciles de elaborar. Para disfrutar con la cocina y comiendo en familia. (Elaboradas por Carmen de la Torre, madre y pediatra, le gusta cocinar).

En meses fríos son muy apetecibles y bien aceptados por los niños los platos de cuchara calientes tan típicos de nuestra cocina tradicional. Y la carne picada es una manera cómoda de ofrecer este nutriente a los niños más pequeños.

Otra idea para ofrecer carne de fácil y agradable masticación  para los niños. 

El cazón es un pescado azul aunque contiene pocas grasas. Los guisantes son una leguminosa con abundante fibra. Es una manera diferente y agradable de dar pescado a los niños porque quedan blanditas y sabrosas. 

Este plato muestra una receta muy fácil de alcachofas que se pueden acompañar de cualquier otro alimento protéico como carne, huevo o pescado. Hoy hemos elegido el lenguado.

El arroz es uno de los cereales que no puede faltar en la dieta de los niños. Es una fuente principal de hidratos de carbono lentos (buenos), minerales (calcio, fosforo) y vitaminas (D, B). Se puede preparar de muchas maneras, con cualquier ingrediente, incluso en postres.

Los boquerones son un tipo de pescado azul, pequeños y muy sabrosos.

Son uno de los tipos de pescado azul más recomendable para los niños. 

El calabacín es una hortaliza. Cocinado con piel conserva sus propiedades y sabor. Es una de las verduras que suelen aceptar mejor los niños al principio. Se prepara en purés, relleno, a la plancha, al horno, como guarnición, en tortilla, etc....

Es un guiso tradicional andaluz muy sabroso, aunque requiere un poco más de tiempo, no tiene ninguna dificultad. Y una manera muy rica de incorporar el pescado a la alimentación de nuestros hijos.

Este es un plato tradicional de la cocina andaluza que se consume en invierno, cuando estas hortalizas se encuentran en el mercado en su mejor momento, blandas y jugosas.

El cocido es un guiso tradicional que se prepara con diversas carnes, verduras y legumbres. Se puede presentar como plato único o en varias partes. Contamos con incontables variedades (madrileño, andaluz, castellano, lebaniego, montañés) aunque cada familia lo elabora a su estilo.

Es un plato muy saludable y socorrido para las cenas de otoño e invierno, fácil y rápido de realizar y muy agradable al paladar de los más pequeños.

Una propuesta de crema caliente para las cenas de invierno. Los champiñones admiten muchas preparaciones culinarias. Esta puede ser una manera de ofrecerlos a los niños que rechazan la textura cuando se preparan enteros.

Durante los meses de frío las sopas y cremas son un plato ideal, y muy aceptado por los niños, sobre todo para las cenas. Es importante ofrecer variedad de sabores y texturas. Esta crema de espárragos blancos, muy fácil de hacer, se puede tomar también fría.

Las cremas y sopas son muy apetecibles para una cena de invierno, y si son de verduras mucho mejor. Los más pequeños, además, aceptan mejor la cuchara que el tenedor.

El pescado azul es un alimento esencial de nuestra dieta mediterránea al aportar grasas buenas (omega 3) beneficiosas para la salud cardiovascular. Y el sésamo es una semilla que ha de introducirse en la dieta de los niños con frecuencia.

Es un plato, de origen marroquí, muy completo. Pueden utilizarse diferentes verduras y aderezarse con las especias a gusto de cada familia. Además suele ser muy bien aceptado por los niños.

Las empanadillas siempre han sido un clásico en la alimentación de los niños. A todos les gustan los alimentos con "masa". Si se realizan con masa casera y se hornean en lugar del frito clásico resultan más sanas e igual de sabrosas.

Otra idea para ofrecer pescado a los más pequeños de la casa, en un plato "de cuchara" que suelen aceptar mejor. Es un guiso tradicional de regiones mediterráneas muy apetecible para los días de invierno.

Se trata de un guiso tradicional muy completo al combinar las proteínas de la carne, los hidratos de carbono de las patatas y las vitaminas, minerales y fibra de las verduras.

El brócoli es un vegetal con múltiples propiedades. Es mejor aceptado por los niños que otros de la misma familia como la coliflor o el kalé. Si se consume poco cocinado, aumentamos sus propiedades y se reduce ese sabor particular que a veces no gusta a algunos.

Páginas