Padres y pediatras
al cuidado de la infancia y la adolescencia

Nuestra Encuesta

¿Usas redes sociales? (Gracias por difundir Familia y Salud)

SÍ, frecuentemente
73% (89 votos)
SÍ, a veces
20% (24 votos)
Nunca o casi nunca
7% (9 votos)
Total de votos: 122

Área de usuario

El plato saludable

  • pdf
  • friend
  • print
  • Googleplus
  • Twitter
  • Facebook
Fecha de publicación: 25-08-2017

Cuando los profesionales sanitarios recomendamos a la población cómo llevar una alimentación saludable muchas veces utilizamos las “Pirámides Alimentarias”. Sin duda han sido y son herramientas útiles. Pero recientemente se tienen algunas dudas acerca de su idoneidad, sobre todo porque tienden a incluir en el mismo “piso” de la pirámide a todos los alimentos del mismo grupo cuando no siempre todos son igual de saludables. Como ejemplo:

  • Las carnes suelen estar todas en el mismo nivel. Y se sabe que las carnes procesadas (salchichas, embutidos etc.) deben comerse en menor cantidad. Y que la carne roja debe también ser consumida con más moderación que la carne blanca.

  • Los lácteos suelen considerarse en un mismo grupo. Pero algunos de los que hay en el mercado tienen grandes cantidades de azúcar. Por ejemplo muchos yogures bebibles.

  • Nutricionalmente se deben distinguir claramente entre los cereales verdaderamente integrales y aquellos que no lo son. Estos últimos deben consumirse con moderación. Nunca deberían aparecer en la base de la pirámide. Alimentos como el pan blanco o el arroz no integral, y en general aquellos elaborados con harinas refinadas, son menos saludables que los cereales enteros o integrales.

  • Las verduras, hortalizas, legumbres y frutas son la base de la dieta mediterránea. Y no en todas las pirámides están en la base como debería ser.

  • Los alimentos o productos insanos suelen aparecer en lo más alto de la pirámide solo para un consumo ocasional. Pero hoy en día muchos creen que ni siquiera deberían aparecer.

Algunos autores prefieren por ello utilizar otro tipo de recurso didáctico, ya no basado en las clásicas pirámides alimentarias, sino en lo que podemos llamar: “el plato saludable”. Fueron los expertos en nutrición de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard quienes definieron el “Plato para comer saludable” como guía para crear comidas sanas y balanceadas.

¿Cuál es el mensaje principal?

El mensaje principal se dirige a la calidad de la dieta pues, como comentábamos al inicio, no todos los alimentos de un mismo grupo son igual de saludables. Por ejemplo, la calidad de los hidratos de carbono de la dieta es más importante que la cantidad. Hay que priorizar las fuentes más saludables. En el caso de los hidratos de carbono son las verduras, frutas, legumbres y granos o cereales integrales.

¿Cómo se distribuyen los alimentos en el plato saludable?

  • La mitad de lo que comemos deberían ser vegetales (verduras, hortalizas y frutas). ¡Ojo! las patatas no se incluyen en este grupo. Para cumplir este objetivo se recomienda tomar un plato de verdura o bien en la comida o bien en la cena, pero todos los días. Y, además, un mínimo de 2 raciones de fruta diariamente.

  • Una cuarta parte deben ser cereales. Pero hay que escoger cereal integral y de grano entero. Limitar el consumo de granos y harinas refinados como el arroz no integral o el pan blanco.

  • Otra cuarta parte correspondería a alimentos ricos en proteínas. Debemos elegir fuentes saludables de proteínas como el pescado, el pollo, las legumbres o los frutos secos. Limitar las carnes rojas y más aún la carne procesada. Para evitar un exceso de proteína no se recomienda tomar doble ración diaria (comida y cena) de carne/pescado, sino solo una vez al día.

  • Elegir aceites saludables, sobre todo de oliva. También son válidos girasol, maíz, soja. Evitar aceites vegetales hidrogenados. En general el consumo de aceite debe ser moderado, sobre todo si se tiene sobrepeso.

  • Para beber lo mejor es el agua. Evitar las bebidas azucaradas. Limitar la leche y los lácteos a 1-2 raciones al día. Limitar el zumo natural a no más de un vaso pequeño al día.

  • Como complemento siempre necesario a una buena alimentación, se recomienda mantener una actividad física adecuada. Mantenerse activo.

“Derechos de autor © 2011 Universidad de Harvard. Para más información sobre El Plato para Comer Saludable, por favor visite la Fuente de Nutrición, Departamento de Nutrición, Escuela de Salud Pública de Harvardhttp://www.thenutritionsource.org y Publicaciones de Salud de Harvard, health.harvard.edu.”

Enlaces interesantes

Descárgate la presentación con los PUNTOS CLAVE: 

Fecha de publicación: 25-08-2017
Autor/es: