Formulario de búsqueda

Padres y pediatras
al cuidado de la infancia y la adolescencia

¿Qué es la toxoplasmosis?

  • pdf
  • friend
  • print
  • Googleplus
  • Twitter
  • Facebook
  • WhatsApp
Fecha de publicación: 25-11-2013

¿Qué la provoca?

La toxoplasmosis es una infección ocasionada por el parásito microscópico Toxoplasma gondi. Aunque la infección suele ser una enfermedad leve, es peligrosa en el embarazo ya que, a veces el parásito puede infectar la placenta y el bebé.

¿Cómo se adquiere?

Hay cuatro formas de adquirir la infección:

  1. Por transmisión de la madre embarazada al feto. Toxoplasmosis congénita.
  2. Por ingestión de quistes que están en el ambiente. Suele ser por tierra contaminada por heces de gato o inhalación de quistes al limpiar las cubetas de arena para gatos.
  3. Por ingestión de quistes al comer carne poco cocida y contaminada por el parásito.
  4. Por transfusión de sangre o trasplante de órganos.

El gato y otros felinos son los huéspedes habituales del parásito y son los que transmiten esta enfermedad. Pueden infectar a los humanos y también a otros mamíferos (corderos, cerdos, vacas, aves).

La frecuencia de la enfermedad cambia de unos países a otros, según los hábitos culinarios. En Francia, el 80-85% de las mujeres a los 30 años ha pasado una toxoplasmosis. En España, la frecuencia es en torno al 60%.

¿Cómo se manifiesta?

En una persona con el sistema inmunológico correcto, la enfermedad pasa desapercibida en la mayor parte de los casos. A veces pueden tener febrícula y aumento de los ganglios por todo el cuerpo. Este cuadro es similar al que se produce por otros virus, como el virus de Epstein Barr (mononucleosis infecciosa) o el Citomegalovirus, por lo que se les llama síndromes mononucleosicos.

Por el contrario, en pacientes con sus defensas bajas (SIDA, trasplantes, cáncer) la enfermedad puede ser grave y correr riesgo la vida del paciente.

¿Cómo se diagnostica?

En el niño sano, que es el mas frecuente, suele pasar desapercibido o como un cuadro banal. Si hace falta confirmar el diagnóstico se hace un análisis de sangre con serología Ig G e Ig M (técnicas IFI, ELISA) frente a toxoplasma.

En el niño con defensas bajas hacen falta más pruebas serológicas. A veces pruebas de PCR para detectar DNA de toxoplasma en tejidos o fluidos corporales e incluso biopsia.

¿Necesitan tratamiento todos los casos?

En el caso de niños inmunocompetentes (con su sistema de defensas normal): NO.

En los inmunodeprimidos SI; a veces, incluso tratamiento preventivo. Si se confirma enfermedad se trata con Pirimetamina junto con Sulfadiazina para potenciar su efecto. Como ambas drogas tienen efecto anti-fólico, también hay que dar acido folínico y hacer controles analíticos frecuentes.

Fecha de publicación: 25-11-2013
Autor/es: