Padres y pediatras
al cuidado de la infancia y la adolescencia

Nuestra Encuesta

La violencia en el entorno familiar es un tema a resolver por

Área de usuario

Dolor de cabeza: Cefalea

  • pdf
  • friend
  • print
  • Googleplus
  • Twitter
  • Facebook
Fecha de publicación: 3-10-2012

¿Qué es el dolor de cabeza?

Es una sensación de malestar o dolor que afecta a la cabeza. La mayoría tienen su origen fuera del cráneo: en los nervios, los vasos sanguíneos y los músculos que recubren la cabeza y el cuello; en senos paranasales; ojos; dientes, etc.

¿Qué provoca el dolor de cabeza?

Con frecuencia el dolor de cabeza está en relación con procesos infecciosos de los niños (otitis, faringitis, gripe, catarro, gastroenteritis).

Algunos de los muchos posibles desencadenantes del dolor de cabeza son:

  • Falta de sueño o un cambio repentino en los hábitos de sueño.

  • Saltarse comidas.

  • Deshidratación.

  • Estar bajo mucho estrés.

  • Darse un pequeño golpe en la cabeza.

  • Estar mucho tiempo viendo la televisión, así como ante el ordenador o videoconsola.

  • Cambios hormonales (menstruación).

  • Hacer un viaje largo.

  • Escuchar música a un volumen muy alto.

  • Fumar y oler sustancias fuertes como perfumes, humos gases o vapores irritantes.

¿Cuales son los tipos de dolores de cabeza más frecuentes?

Las dos formas más frecuentes de cefaleas que padecen los niños son la cefalea tensional y la migraña.

Cefalea tensional

Causada por contractura muscular en situaciones de preocupación o nerviosismo.

El dolor se suele describir como una presión constante alrededor de las partes frontal, superior y laterales de la cabeza, como constreñido por una cinta de goma. Es sordo y molesto.

A diferencia de las migrañas no provoca nauseas o vómitos ni empeora con la actividad física.

Migraña

Dolores de cabeza recurrentes. Dolor pulsátil y martilleante en uno o ambos lados de la cabeza que puede acompañarse de otros síntomas: mareo, molestias estomacales, nauseas y/o vómitos, visión de puntos negros o halos luminosos y sensibilidad a la luz, al ruido y a los olores fuertes.

¿Qué puede hacer para ayudar a su hijo/a?

Buscar la comodidad del niño acostándole en una habitación fresca, oscura y silenciosa.

Ponerle un paño húmedo y fresco sobre la frente y los ojos.

Intentar que se relaje y respire profundamente.

Los analgésicos suaves, como son el paracetamol y el ibuprofeno pueden calmar el dolor a las dosis habituales.

Intentar averiguar si existe algún desencadenante del dolor: situaciones de nerviosismo, falta de sueño, cierta clase de comidas (quesos, alimentos fríos, algunos aditivos.), ayuno, fiebre, defectos visuales, etc.

¿Cuándo debería consultar con el pediatra?

Si el dolor de cabeza ocurre una vez al mes o con mayor asiduidad.

Si no remite fácilmente.

Es particularmente fuerte o aumenta progresivamente de intensidad.

Si presenta cualquiera de los siguientes síntomas asociados:

  • Fiebre u otros síntomas de infección.

  • Vómitos repetidos, sobre todo si son “en escopetazo”, sin náuseas..

  • Disminución del nivel de alerta.

  • Dolor de cabeza al despertarse o que despierta al niño.

  • Dolor de cabeza consecuente con una lesión en la cabeza o pérdida de conciencia.

  • Dolor de cabeza acompañado de ataques epilépticos.

  • Cambios visuales.

  • Sensación de hormigueo.

  • Debilidad.

  • Erupciones cutáneas

  • Dificultad para hablar o ponerse de pie.

  • Dolor o rigidez de cuello y/o nuca.

  • Tener que faltar a clase u otras actividades cotidianas por el dolor de cabeza.

Fecha de publicación: 3-10-2012
Autor/es: