Padres y pediatras
al cuidado de la infancia y la adolescencia

Mi hijo tiene una bacteria en el estómago, ¿qué significa?

  • pdf
  • friend
  • print
  • Googleplus
  • Twitter
  • Facebook
  • WhatsApp
Fecha de publicación: 26-05-2018

Si han detectado una bacteria en el estómago de su hijo, seguramente se trate del Helicobacter pylori. Su presencia no siempre significa que cause daño en la pared del estómago. Hay bacterias con capacidad de dañar y otras no: depende de la genética de la bacteria, de la del paciente y de otros factores del ambiente (nutrición, lugar donde se vive…).

La mayor parte de los pacientes con buena inmunidad pueden eliminar esta bacteria sin sufrir daño.

¿Por qué es importante esto?

El Helicobacter pylori puede producir gastritis (inflamación) y úlcera digestiva (daño en la pared del estómago) cuando se trata de las formas dañinas. También se ha visto que en adultos puede favorecer la aparición de cáncer de estómago o dañar el sistema de defensa del mismo.

Si mi hijo tiene dolor de barriga ¿puede ser por el Helicobacter?

Generalmente, el dolor abdominal en los niños no se relaciona con la infección por Helicobacter. La mayor parte de las veces será un problema funcional (sin que haya una enfermedad de base) y no habrá que tratar. En el caso de que los médicos decidan hacer pruebas, probablemente estudiarán otras causas de dolor abdominal.

Se estudiará la presencia de esta bacteria si no se encuentra el origen del dolor abdominal y el niño tiene clínica digestiva muy típica: vómitos y dolor en la boca del estómago o alrededor del ombligo con o sin náuseas.

También se buscará esta bacteria en caso de anemias que no mejoran con los tratamientos. O si los padres han tenido un cáncer de estómago. 

Si es una infección ¿cómo se contagian los niños?

La bacteria puede eliminarse por las heces. También se cree que a través de la saliva.

Suele afectar a niños de más de 6 años de edad.

Si en la familia hay algún adulto que sufra esta infección, el niño puede contagiarse. Pero, sólo se estudiaría la presencia del Helicobacter si el niño tiene síntomas. Si el niño está bien, no debe estudiarse.

¿Qué pruebas harían a mi hijo para saber si tiene esta infección?

Hay métodos sencillos como pruebas en heces, analíticas y el llamado 'test del aliento'. Este consiste en tomar, tras unas horas de ayuno, un preparado especial y soplar por un aparato que mide si el paciente ha estado en contacto con la bacteria.

Si estas pruebas están alteradas y el niño tiene problemas digestivos serios habría que realizar pruebas más agresivas, como la endoscopia. En este caso hay que dormir al niño para poder ver a través de un tubo especial la pared del estómago y coger unas muestras. Después, estas muestras se analizan para ver si hay mucho daño en el estómago o el intestino, y si tienen la bacteria. Las endoscopias se hacen cuando los niños tienen problemas digestivos importantes que hagan sospechar úlcera de estómago.

¿Qué tratamiento tiene esta infección?

La recomendación actual es el tratamiento con tres o cuatro fármacos durante 14 días: dos o tres antibióticos y un protector de la mucosa digestiva.

Para saber si la infección se ha resuelto deben repetirse las pruebas no invasivas (test del aliento, pruebas en heces), entre las 4 y las 8 semanas después del tratamiento.

Como norma, los síntomas mejoran claramente con el tratamiento y sin complicaciones importantes. Los niños pueden llevar una vida normal. Y por supuesto, no debe dejar de ir al colegio.

Mejor, te lo resumimos aquí... (descarga la Infografía en pdf)

Información adicional

Descárgate la presentación con los PUNTOS CLAVE: 

Fecha de publicación: 26-05-2018
Autor/es: