Padres y pediatras
al cuidado de la infancia y la adolescencia

Nuestra Encuesta

La violencia en el entorno familiar es un tema a resolver por

Área de usuario

Anemia por falta de hierro en la infancia y adolescencia

  • pdf
  • friend
  • print
  • Googleplus
  • Twitter
  • Facebook
Fecha de publicación: 17-07-2013

¿Qué es la anemia por déficit de hierro?

Los glóbulos rojos de la sangre transportan el oxígeno que nuestro cuerpo necesita, unido a hemoglobina. Esto es esencial para obtener energía para realizar las tareas de la vida diaria.

La hemoglobina se forma con hierro. Si hay falta de hierro en la sangre se produce menos hemoglobina. Esto afecta a la producción de las células rojas de la sangre y puede causar anemia. Una disminución en la cantidad normal de hemoglobina y glóbulos rojos (hematíes) en la sangre se llama anemia. Como los hematíes son necesarios para llevar oxígeno a las células y tejidos, la anemia puede afectar a su funcionamiento.

La anemia por déficit de hierro se desarrolla poco a poco. Pasa por tres etapas sucesivas:

  • Disminución de las reservas de hierro que tiene nuestro cuerpo
  • Si no se reponen estos depósitos, se agota el hierro que va en la sangre
  • Al final se forma menos hemoglobina y glóbulos rojos, y aparece la anemia.

¿Por qué se produce?

Los niños y adolescentes tienen más riesgo que el resto de la población de tener déficit de hierro. Sus necesidades son mayores, debido a su mayor crecimiento.

Se puede decir que la causa más frecuente de déficit de hierro en la infancia es: un aporte insuficiente de hierro en la dieta. La dieta no siempre cubre bien estas necesidades.

Aunque existen otras causas, como la pérdida de sangre; esto es más común entre las chicas adolescentes, por la menstruación.

¿Cuál es la cantidad de hierro que se necesita en la infancia?

En la infancia se requiere distinta cantidad de hierro en función de la edad:

- Los bebés que toman leche materna reciben el hierro que necesitan hasta los 6 meses de vida. Después de esta edad, es necesario dar papillas de cereales u otros alimentos que aportan hierro. Si el bebé toma leche artificial, se deben utilizar fórmulas enriquecidas con hierro. Cuando se introduce alimentación de forma adecuada entre los seis meses y el año de vida, se cubren las necesidades de hierro.

- A partir del año de edad, las necesidades de hierro se pueden cubrir con una alimentación completa y equilibrada. Se recomienda dar una alimentación rica en hierro hasta los 18-24 meses. A veces, los niños que toman mucha leche sustituyen los alimentos ricos en hierro por leche y derivados, aportando menos hierro. Por ello, se debe limitar la cantidad de leche a 470-700 ml al día (tres vasos o equivalente). 

Los adolescentes necesitan más cantidad de hierro. Es la época de mayor crecimiento. Además, las niñas de esta edad van a necesitar un aporte mayor debido a las pérdidas a través de la menstruación. Los deportistas jóvenes que hacen regularmente un ejercicio intenso tienden a perder más hierro y pueden requerir mayor cantidad en su dieta. De todas formas, con una dieta equilibrada, variada, se cubren sus necesidades sin requerir suplementos.

¿Cuáles son los alimentos ricos en hierro?

Hay dos grupos de alimentos con mucho hierro:

- Hierro de origen animal: carne (sobre todo la carne roja), pescado (atún, salmón…) y huevos.

- Hierro de origen vegetal: cereales enriquecidos en hierro, legumbres (guisantes, lentejas…) y verduras de hoja oscura  (espinacas, acelgas…)

Es importante tomar estos alimentos junto con otros que tengan vitamina C. Así mejora la absorción de hierro. Ejemplos: tomates, fresas, naranjas o brócoli.

¿Es necesario realizar pruebas para detectar la carencia de hierro? ¿Qué pruebas?

NO es necesario hacer pruebas para detectar carencia de hierro a todos los niños, ya que el riesgo de padecerla es bajo. Solo se realizan a niños que tengan riesgo. También cuando el pediatra la sospeche, por sus síntomas o sus antecedentes.

Los niños con más riesgo de déficit de hierro son:

  • aquellos cuyas madres han sufrido anemia durante el embarazo
  • los bebés prematuros o con bajo peso al nacimiento
  • lactantes que reciben leche artificial que no está reforzada con hierro o
  • bebes que reciben leche entera de vaca antes del año de vida.

Para detectar la falta de hierro y la anemia hay que realizar un análisis de sangre. Se habla de anemia cuando la hemoglobina está baja.

¿Qué síntomas tiene? ¿Cuándo debo acudir al médico?

Muchos niños no presentan ningún síntoma porque los depósitos de hierro se van agotando poco a poco. Hasta que no hay anemia (disminución de glóbulos rojos), no aparecen los primeros síntomas:

  • Cansancio y debilidad
  • Piel pálida
  • Latidos del corazón rápidos
  • Irritabilidad
  • Pérdida de apetito
  • Infecciones de repetición
  • Crecer menos de lo normal 
Fecha de publicación: 17-07-2013
Autor/es: