Formulario de búsqueda

Padres y pediatras
al cuidado de la infancia y la adolescencia

Nuestra Encuesta

¿ La fiebre alta se quita con antibióticos ?

Artículo relacionado: https://bit.ly/2zvxXRt

Área de usuario

Salud infantil: Aparato digestivo

Son las emisiones, por la boca y sin esfuerzo aparente, de la leche materna o de fórmula por parte de los bebés. Casi todos los recién nacidos las tienen y no son motivo de consulta médica si el niño crece sano y se le ve feliz.

La intolerancia a la lactosa es una afección por la cual el organismo no procesa la lactosa y, por tanto, no la tolera. Entre sus síntomas se encuentra la distensión abdominal o las deposiciones más líquidas.

Es un tipo de reacción en los bebés que se manifiesta por hinchazón o edema de la piel, granos, vómitos recurrentes y malestar. Se produce tras ingerir proteína de la leche de vaca a través de la leche materna (si la madre la consume) o a través de las fórmulas adaptadas.

Es una proteína que se puede encontrar en las harinas de trigo, cebada, centeno y avena. En niños, se recomienda su introducción en pequeñas cantidades entre los 4 y 6 meses de vida. 

La celiaquía es la intolerancia permanente al gluten de la alimentación. El tratamiento es la dieta sin gluten para toda la vida y no tiene cura. Las comidas de las personas con enfermedad celíaca pueden ser muy variadas pero no deben incluir ni trigo, ni avena, ni centeno, ni cebada.

La biopsia duodenoyeyunal es la toma de muestras de mucosa intestinal a la altura del duodeno y el yeyuno. Los pediatras suelen someter a los bebés a hacerse esta prueba a través de endoscopia para descartar en el niño enfermedad celíaca.

El reflujo gastroesofágico es fisiológico. Se trata de la vuelta del contenido del estómago hacia el esófago y es muy frecuente en niños pequeños. Si no afecta al crecimiento y al niño se le ve feliz no hay que preocuparse.

En el lactante, es un fenómeno de inmadurez en la unión del esófago con el estómago que ocasiona que el bebé vomite. Si el desarrollo del niño es el adecuado se recomienda, simplemente, su observación hasta la maduración de la zona.

La invaginación intestinal es cuando un trozo de intestino se introduce en otro. Suele producirse en los niños menores de dos años. Se trata con un enema bajo control radiológico, aunque en algunos casos requiere de una intervención quirúrgica.

La gastroenteritis es una enfermedad que se caracteriza por el aumento en el número de las deposiciones o por la disminución en la consistencia de las mismas.

Páginas