Formulario de búsqueda

Padres y pediatras
al cuidado de la infancia y la adolescencia

Fisioterapia respiratoria: ¿sí o no?

  • pdf
  • friend
  • print
  • Googleplus
  • Twitter
  • Facebook
  • WhatsApp
Fecha de publicación: 11-08-2016

La fisioterapia respiratoria es el conjunto de técnicas físicas encaminadas a eliminar las secreciones de la vía respiratoria y mejorar la ventilación pulmonar.

Siempre será necesario individualizar el tratamiento según la edad, la enfermedad de base y el estado clínico del niño.  

Indicaciones

Las enfermedades respiratorias crónicas como la fibrosis quística, las bronquiectasias de cualquier causa (discinesia ciliar primaria, inmunodeficiencias, atelectasia crónica…), asma donde predomina la secreción mucosa, displasia broncopulmonar del niño prematuro, niños con problemas neurológicos, portador de traqueostomía y el transplante pulmonar.

NO está indicada en enfermedades agudas como neumonía, bronquitis, bronquiolitis, aspiración de cuerpo extraño, uso de ventilación mecánica en ingreso hospitalario. No hay datos que avalen su eficacia y seguridad. Tampoco se puede hacer en caso de plaquetas bajas (trombopenia) por el riesgo de sangrado.

Complicaciones

Son poco frecuentes. Se producen por un exceso de presión aplicada por el terapeuta. Bien por falta de habilidad o por una patología específica del niño. Pueden causar fracturas costales (en niño de bajo peso, desmineralización ósea, o por técnica incorrecta), neumotórax o vómitos con aspiración del contenido.

Beneficios

Entre otros, sirve para la movilización de la mucosidad. Con ello se evitan sobreinfecciones y complicaciones respiratorias. Además, previene recaídas infecciosas. Disminuye el tiempo de medicación y la duración de los procesos respiratorios. Y lo que es más importarte, mejora la calidad de vida del niño y de su familia.

Técnicas

En general estas técnicas son No invasivas, Sin efectos secundarios y Sin dolor. Hay que recordar que hoy en día no están indicadas las técnicas de Clapping, drenaje postural y espiraciones forzadas ya que favorecen el espasmo muscular bronquial.

¿Cómo se realizan?

- En la etapa de lactante las técnicas son pasivas. Esto quiere decir que las realiza el fisioterapeuta ayudándose en muchas ocasiones del llanto del bebé. 

- Cuando el niño ya empieza a colaborar, las técnicas pasan a ser activas. Se apoyan en juegos que ayuden al niño a expulsar el moco.

Ejemplos de técnicas

Aumento de velocidad de flujo espiratorio: consiste en un movimiento toraco-abdominal realizado por las manos del fisioterapeuta en el tiempo espiratorio, no pasando nunca el límite fisiológico. Con esto se busca expulsar el aire de los pulmones a una velocidad similar a la tos. Es la que más se usa. Hay diferentes versiones: fraccionado, en dos tiempos, unilateral, torácico, etc...

Técnicas activas: en estas, el niño tiene que colaborar (control de la espiración, tos contracción abdominal…). Se basan en cambios en la espiración del niño modulándola a diferentes velocidades para drenar distintas zonas. Ejemplos serían: Control de la respiración, respiración diafragmática; Tos provocada y dirigida, Drenaje autógeno.

¿Quién debe realizar las técnicas?

Las técnicas requieren entrenamiento y supervisión por parte de un médico rehabilitador y/o fisioterapeuta especializado. 

Descárgate la presentación con los PUNTOS CLAVE: 

Fecha de publicación: 11-08-2016
Autor/es: