Padres y pediatras
al cuidado de la infancia y la adolescencia

Nuestra Encuesta

¿Sobre la venta de medicinas sin receta para síntomas y procesos banales?

Suscripción a nuestro boletín.

Vacuna neumocócica conjugada

  • pdf
  • friend
  • print
  • Googleplus
  • Twitter
  • Facebook
Fecha de publicación: 10-11-2011

¿Qué es el neumococo?

El neumococo (Streptococcus pneumoniae) es una bacteria que se transmite de una persona a otra a través del contacto directo. Hay 92 serotipos diferentes, de los que 23 son los más frecuentes.

Es una causa común de enfermedades, tanto invasivas como no invasivas.

- No invasivas. Son otitis, sinusitis y neumonías que surgen como complicaciones de gripes y catarros.

Las invasivas se deben al paso del neumococo a la sangre y, desde allí, a órganos vitales, como el pulmón o las meninges. Son: sepsis, meningitis y neumonías bacteriémicas. Pueden causar la muerte o dejar graves secuelas de por vida. Los niños menores de dos años de edad son los que tienen riesgo más alto de tener estas infecciones graves.

Hoy día, en nuestro medio, el neumococo es la primera causa de otitis, sepsis, meningitis y neumonías graves en niños pequeños. También afecta a personas mayores de 65 años y niños mayores y adultos que tienen factores de riesgo.

Las infecciones neumocócicas pueden ser difíciles de tratar porque el germen se ha vuelto resistente a ciertos antibióticos. Por todo ello, su prevención mediante vacunas es muy importante.

¿De qué vacunas disponemos en la actualidad?

Hay dos tipos de vacunas frente a neumococo:

a) Vacuna polisacárida 23-valente (cubre 23 serotipos). No sirve para menores de 2 años. Puede usarse en niños mayores y adultos con riesgo alto de padecer enfermedad neumocócica; incluso aunque hayan recibido la vacuna conjugada de pequeños.

b) Vacunas conjugadas. Son las que se deben usar en niños pequeños, menores de 5 años. Aunque también puede ponerse en niños mayores y adultos con factores de riesgo.

¿Qué son las vacunas neumocócicas conjugadas?

Son vacunas que conjugan una parte de la cápsula del neumococo con una proteína de otro germen. Esto les da mayor poder para provocar una buena respuesta inmunitaria, incluso en niños muy pequeños. Y como estimulan el sistema de memoria inmunológica, su protección va a durar mucho tiempo.

Sirven para prevenir la enfermedad neumocócica invasiva y pueden tener también un cierto efecto protector frente a las otitis.

Puesto que las infecciones neumocócicas más graves tienen lugar en los primeros dos años de vida, estas vacunas protegen a los niños cuando tienen mayor riesgo de enfermar.

Se estima que la mitad de los menores de 5 años son portadores de neumococo en su garganta o nariz. Así, las vacunas sirven también para erradicar el estado de portador, evitando que el germen se transmita de una persona a otra.

¿Qué tipos de vacunas conjugadas hay?

En estos momentos hay dos vacunas en las farmacias: Synflorix® y Prevenar13®.

Synflorix® protege frente a 10 serotipos de neumococo (1, 4, 5, 6B, 7F, 9V, 14, 18C, 19F y 23F). Prevenar13® protege frente a 13 serotipos: 1, 3, 4, 5, 6A, 6B, 7F, 9V, 14, 18C, 19A, 19F y 23F.

Aunque son distintas, ambas son seguras y eficaces. Y protegen frente a casi todos los serotipos de neumococo que causan enfermedad invasora en menores de 5 años en España. Además estos son los que más resistencias tienen a los antibióticos.

La vacunación también podría tener cierto efecto protector, más discreto, contra algunas neumonías y otitis. Es posible que Synflorix® tenga también un efecto protector frente a otitis por otro germen: Haemophillus.

Como no tienen la misma composición, cuando se inicia la vacunación con una marca es preferible completarla con la misma. Si se cambia de marca, puede hacer falta alguna dosis extra.

¿Para quiénes se recomienda la vacuna neumocócica conjugada?

En nuestro país, la Asociación Española de Pediatría recomienda la administración de Prevenar13® para todos los niños menores de dos años que están sanos.

La primera dosis se puede poner a partir de las 6 semanas de vida. El número de dosis que hay que poner a un niño depende de la edad que tiene cuando se empieza a poner las vacunas (2 ó 3 dosis en el primer año y una dosis de refuerzo en el segundo año). Lo mejor es iniciar la vacunación cuanto antes. (TABLA 1)

Tabla 1: Vacuna neumocócica conjugada. Pautas de vacunación en menores de 2 años

Edad de la primera dosis

Serie primaria

Refuerzo

Número total de dosis

De 6 semanas a 6 meses

3 dosis separadas al menos 4 semanas*

1 dosis en el segundo año de vida, al menos 8 semanas después de la última dosis de la serie primaria*

4

De 7 a 11 meses

2 dosis separadas al menos 4 semanas*

3

De 12 a 23 meses

2 dosis separadas al menos 8 semanas*

No es necesario

2

* Generalmente, cada 2 meses

También se puede recomendar la vacuna a los niños sanos entre dos y cinco años de edad, sobre todo si tienen menos de tres años y van a la guardería. En estas edades, hacen falta dos dosis si se usa Synflorix® o una sola si se usa Prevenar13®Prevenar13® también está indicada en personas adultas de riesgo.

Y a los niños entre los dos y los diecisiete años de edad que tengan factores de riesgo. (TABLA 2)

Tabla 2: Situaciones de riesgo de infecciones graves por neumococo en niños de 2 hasta 18 años

Grupo de riesgo

Enfermedad o situación

Pauta de vacunación

Niños inmunocompetentes

Enfermedad pulmonar crónica: asma grave, broncodisplasia pulmonar, fibrosis quística, déficit de α-1-antitripsina, bronquiectasias

1 dosis

Enfermedad cardiaca crónica: cardiopatías, congénitas o no, cianógenas o que cursen con insuficiencia cardiaca o alteraciones hemodinámicas

Diabetes mellitus

Fístulas del espacio subaracnoideo o válvulas de derivación ventrículo-peritoneal

Implantes cocleares

Niños con asplenia anatómica o funcional

Ausencia de bazo congénita o adquirida

2 dosis separadas al menos 8 semanas

Anemia de células falciformes y otras hemoglobinopatías

Otras alteraciones de la función del bazo

Niños inmunodeprimidos

Infección por VIH

Inmunodeficiencias primarias excepto déficit aislado de IgA

Síndrome de Down

Insuficiencia renal crónica y síndrome nefrótico

Enfermedades que requieran tratamiento con fármacos inmunosupresores o radioterapia: tumores sólidos, leucemias, linfomas, transplante de médula ósea y otros transplantes

La vacuna neumocócica conjugada se puede poner al mismo tiempo que las demás vacunas de la niñez, aunque sin mezclar en la misma jeringa. Si se pone en el mismo miembro, se debe dejar una distancia de unos 2 cm.

¿Quiénes no deben ponerse estas vacunas o deben retrasar su administración?

Los niños no se deben poner la vacuna neumocócica conjugada si han tenido una reacción alérgica grave (capaz de causar la muerte) a una dosis previa de la vacuna.

Los niños que están moderada o gravemente enfermos en el momento en que tienen programada la vacunación deben esperar hasta recuperarse antes de ponérsela. Las enfermedades leves tales como un resfriado no impiden la vacunación.

No debe retrasarse la vacunación en prematuros, siempre que su estado de salud se lo permita.

¿Cuáles son los riesgos de vacunarse?

Generalmente son bien toleradas o aparecen reacciones leves tales como enrojecimiento, sensibilidad al tacto o hinchazón en el lugar donde se puso la inyección, febrícula o irritabilidad.

Como pasa con cualquier medicamento pueden causar problemas graves, tales como reacciones alérgicas. Sin embargo, este riesgo es extremadamente bajo.

¿Dónde se encuentran estas vacunas?

En España, la vacuna conjugada frente a neumococo sólo está incluida en el calendario oficial de inmunizaciones de la Comunidad Autónoma de Galicia. En ella se pone de forma gratuita en los Centros de Salud. En las demás Comunidades, los padres la deben comprar en las farmacias. El precio por dosis es de unos 60 € (Synflorix®) a 75 € (Prevenar13®). Es importante mantener la vacuna en frío, sin congelar, hasta que se le ponga al niño.

Más información...

  • RECURSOS Familia y Salud: Escucha el Vídeo: Neumococo
Fecha de publicación: 10-11-2011
Última fecha de actualización: 21-08-2013
Autor/es: