Padres y pediatras
al cuidado de la infancia y la adolescencia

Nuestra Encuesta

La violencia en el entorno familiar es un tema a resolver por

Área de usuario

Actividad física en niños y niñas con exceso de peso

  • pdf
  • friend
  • print
  • Googleplus
  • Twitter
  • Facebook
Fecha de publicación: 24-11-2014

Si un niño tiene exceso de peso, puede y debe hacer actividad física todos los días.

Puede, a menos que tenga otra enfermedad grave o algún problema de salud que se lo impida.

Y debe, ya que el hacer ejercicio físico puede contrarrestar los riesgos que la obesidad tiene para la salud.

¿Qué beneficios tiene la actividad física en los niños con obesidad?

Lo mejor es la diversión. Estar activo, jugar y moverse suele ser divertido. Y facilita la integración en un grupo. Esto son ventajas psicológicas.

Lograr una buena forma física reduce el impacto negativo que el exceso de peso puede tener en la salud.

¿Qué dificultades pueden encontrar los niños con obesidad para hacer actividad física?

En primer lugar, creer que se tiene poca capacidad, sentir que es patoso o con baja forma física.

En segundo lugar, la vergüenza o el temor a hacerlo mal, a caerse o no dar la talla, a que les miren. Muchos no lo dicen, pero en nuestra sociedad, el estigma de la obesidad es tan fuerte, que desde muy pequeños los niños y niñas pueden sentirse avergonzados de su cuerpo.

Una de las mayores dificultades son las críticas y burlas de los demás. Los otros niños, sobre todo si hay algún “cabecilla” que incita al sarcasmo. Y también, los adultos que de forma sutil pueden contribuir a mermar su autoconfianza.

Solo en último lugar puede ser una dificultad la forma física en sí misma, o sea la adecuación y fortalecimiento previos. Pero eso es lo más fácil de resolver: hay que empezar poco a poco, hacerlo despacio y con constancia y sobre todo, elegir la actividad que mejor se adapte al niño.

¿Cómo podemos motivarles?

Fundamental: tener compañía, evitar rutinas aburridas y el cansancio excesivo, alternar diversos tipos de actividad y recibir recompensas afectivas y elogios.

Los niños gorditos suelen ser bastante fuertes y eso puede servir para que vean que tienen ventajas frente a otros niños en algunas actividades.

Un equipo puede beneficiarse de sus jugadores fuertes.

La actividad física mantenida estimula la producción de endorfinas, unas sustancias que contribuyen a la sensación de bienestar y optimismo. Si el niño logra superar la etapa inicial en la que va adquiriendo forma física y va aumentando su resistencia al esfuerzo, empezará a sentir además este beneficio de la actividad física.

Muchos tipos de actividad física generan diversión por sí mismos, como las caminatas en el campo, todos los tipos de baile, aerobic, gimnasia acuática, etc.,  sobre todo si se goza de buena y animosa compañía.

Todos los mensajes deben insistir en los beneficios de la actividad física para la salud y el bienestar personal, sin hablar de resultados competitivos y de aspectos estéticos.

¿Hay deportes especiales o más adaptados para niños con obesidad?

Hacer ejercicio en el agua facilita el movimiento y da sensación de ingravidez. Además, la grasa subcutánea facilita permanecer en el agua por más tiempo, de modo que la natación o el simple juego en el agua son excelentes para comenzar.

Los juegos y deportes sobre ruedas también facilitan la iniciación pues así descargan parte del esfuerzo (desplazarse en bicicleta, patinar lúdicamente).

Aprovechar su fuerza física para deportes como el remo, el rugby, la natación, el water-polo, el atletismo o el balonmano,…

Los juegos virtuales, tipo “wii” también pueden constituir una buena forma de entrenamiento.

Otras sugerencias

  • En la piscina no es necesario hacer muchos y aburridos largos. Es más divertido tirarse al agua desde el bordillo en diversas posturas, jugando y volver a subir por las escaleras. Se garantizan las risas durante un buen rato.
  • Hacer volar una cometa exige numerosas carreras para recogerla cuando se cae, para que suba…
  • Saltar a la comba entre varios, ir viendo quién salta más tiempo, inventar técnicas o ritmos…
  • Saltar con una goma elástica ha sido muy popular por temporadas a la hora del recreo y es un excelente ejercicio. Las chicas lo hacen en forma de baile y los chicos para saltar altura.
  • El badmington o el ping pong no requieren muchas instalaciones ni material costoso.

Es conveniente combinar o alternar distintos tipos de actividad: unos que favorezcan la fuerza muscular, los que desarrollan la coordinación y otros para mejorar la resistencia.

Y no olvidar que...

Como complemento al deporte hay que comer de forma saludable, beber agua para hidratarse y tomar a menudo frutas y verduras frescas como fuente de vitaminas.   

También en la web Familia y Salud

Y conoce el Decálogo para padres sobre la actividad física de sus hijos publicado por el Grupo de Trabajo de Actividad Física de la Asociación Española de Pediatría (AEP). Y el documento Consejos sobre actividad física para niños y adolescentes publicado por el mismo Grupo en colaboración con el Consejo General de Colegios Oficiales de Licenciados en Educación Física y en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte
Fecha de publicación: 24-11-2014
Autor/es:
  • Ana Martínez Rubio. Pediatra. Centro de Salud de Camas. Camas (Sevilla)
  • Grupo PrevInfad. Prevención en la infancia y adolescencia (PrevInfad). Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap)