Padres y pediatras
al cuidado de la infancia y la adolescencia

Lactancia materna. ¿En qué situaciones no se le puede dar al bebé?

  • pdf
  • friend
  • print
  • Googleplus
  • Twitter
  • Facebook
  • WhatsApp
Fecha de publicación: 29-01-2018

La lactancia materna es el mejor alimento para un recién nacido. Y aún más si lo hace de forma exclusiva hasta los 6 meses. Luego, sigue siendo su principal alimento hasta el año de vida. Más tarde, como un alimento más hasta que madre e hijo deseen.

Una madre y su bebé pueden sufrir enfermedades. También pueden pasar algún problema. Pero, casi siempre nada de esto debe afectar para mantener la lactancia.

Hay muy pocas razones por las que la leche materna no se puede ofrecer al bebé. Suelen ser causas muy específicas. Son casos donde los riesgos son mayores que los grandes beneficios de la leche materna.

En este artículo vamos a repasar esos motivos. Y también os vamos a recordar aquellas otras situaciones comunes en las que no está indicado suspender la lactancia.

¿Por qué motivos hay que suspender la lactancia?

  1. Niño con Galactosemia. Es una enfermedad hereditaria rara. En ella, el bebé no puede digerir la galactosa. Es uno de los azúcares que forman la lactosa, junto con la glucosa. Se acumula entonces en el cuerpo. Y así, produce daño en diversas partes del cuerpo. Se detecta con el cribado metabólico que se hace en la prueba del talón al recién nacido.
  2. Madre infectada por el virus de la leucemia humana de células T. Se trata de un retrovirus, como el virus VIH (virus de la inmunodeficiencia humana). Puede pasar de madre a hijo a través de la leche. En España, la infección por este virus es muy poco frecuente.
  3. Infección materna por VIH. Se sabe que el virus del SIDA pasa a través de la leche materna. Por ello, en países desarrollados como el nuestro, se recomienda suspender la lactancia. Ya que hay alternativas seguras a la lactancia materna.

¿Qué cuidado hay que tener con los medicamentos?

A veces, la madre puede necesitar medicamentos. Es muy difícil saber la compatibilidad de todos ellos. Una buena fuente donde buscar información es la página web e-lactancia.org

Hay que saber que las drogas de abuso y los tratamientos contra el cáncer son incompatibles con la lactancia materna. Para el resto, mejor consultar en la web. La misma página puede ofrecer alternativas más seguras para aquellos casos de medicamentos que tienen algún riesgo.

Además, la web e-lactancia.org también da información sobre otros productos no medicinales. Por ejemplo infusiones, productos cosméticos y otras situaciones y problemas que pueden darse en una madre lactante.

Por último, conviene recordar que drogas legales como el tabaco o el alcohol también perjudican al lactante y a la madre, por lo que lo mejor es no consumirlos.

Enfermedades maternas en las que SÍ se puede dar el pecho.

Se han estudiado muchos problemas que puede sufrir la madre y que no impiden dar el pecho de forma segura.

- Algunos ejemplos son: la hepatitis A, B o C. También la infección por citomegalovirus y la enfermedad de Chagas, entre otras.

- En infecciones maternas agudas, no hay que cesar la lactancia. Por ejemplo, en resfriados, gripe, amigdalitis, gastroenteritis. Esto sería peor. Estos gérmenes no pasan a través de la leche. Y puede que la madre ya los haya trasmitido al bebé antes de notar la enfermedad. Además, con los síntomas de la enfermedad, la madre ya está creando anticuerpos. Estos sí pasan por la leche. Y pueden hacer que el lactante se proteja mejor.

- La mastitis materna tampoco es causa para dejar la lactancia. De hecho, el mejor tratamiento de una mastitis es que el lactante vacíe el pecho afectado.

- Las radiografías, escáner (TAC), resonancias con contraste, anestesias generales y epidurales tampoco impiden la lactancia.

Ante otras dudas, la consulta a la página web e-lactancia.org puede ser de ayuda.

Descárgate la presentación con los PUNTOS CLAVE: 

Fecha de publicación: 29-01-2018
Autor/es: