Formulario de búsqueda

Padres y pediatras
al cuidado de la infancia y la adolescencia

Tengo gemelos, ¿cómo haré para amamantarlos?

  • pdf
  • friend
  • print
  • Googleplus
  • Twitter
  • Facebook
  • WhatsApp
Fecha de publicación: 21-08-2016

“El amamantamiento y la leche materna hacen al mundo más sano, más inteligente y más igualitario”.

Los gemelos se benefician del amamantamiento igual que los demás bebés y más aún si, como pasa con mucha frecuencia, son prematuros o de bajo peso. Según nos dicen las estadísticas los gemelos son el grupo de bebés a los que se da de mamar menos tiempo. Pero ¿a qué se debe esto?

Uno de cada dos gemelos es prematuro y 7 de 10 nacen por cesárea

Tener dos bebés que amamantar no hace más fácil la lactancia, aunque esta sea el modo natural de alimentación de nuestra especie ¡también para los gemelos! Además, los embarazos múltiples tienen más riesgo de complicaciones. Uno de cada dos partos de gemelos ocurre prematuramente y 7 de cada 10 termina en cesárea y esto no facilita las cosas.

Tener leche para amamantar gemelos es posible

Pero desde luego, amamantar gemelos es posible y es la mejor opción para madre e hijos. La madre que amamanta a sus gemelos los alimenta mejor, los protege más, les ofrece el mejor inicio a la vida y se vincula con ambos por igual. Los resultados de algunos estudios demuestran que con un buen apoyo a la lactancia, la madre de gemelos puede llegar a producir 3 litros de leche al día y que algunos “cuatrillizos” amamantados son capaces de ganar entre 30 y 54 grs al día.

Así que dar el pecho a bebés gemelos es posible, solo que se necesita más ayuda para conseguir que la lactancia tenga éxito.

Como hacerlo: algunos trucos

Para conseguir la leche que los bebés necesitan, es importante que cada bebé haga entre 8 y 12 tomas al día con una buena succión. Y conviene recordar que, tanto en el hospital como en casa, los gemelos se beneficiarán del contacto piel con piel y del amamantamiento a demanda.

Es muy probable que cada gemelo tenga un estilo diferente de mamar y necesite un tiempo “a solas con su madre”. Al principio, ofrecer el pecho a cada bebé por separado ayuda a descubrir la mejor posición para cada uno de ellos y permite comprobar si el bebé traga leche. Si uno de ellos tiene menos fuerza y no mama suficiente, será importante que la madre se extraiga leche para suplementar. Y como con cualquier otro bebé es mejor, ofrecerla con cuchara, jeringa, sonda o vasito.

Una vez que la lactancia está establecida, dar de mamar a ambos a la vez facilita el amamantamiento, permite ahorrar tiempo y ayuda a tener más leche.

Puede ser útil ensayar diferentes posturas hasta encontrar la que mejor se acopla a cada mujer y a sus hijos. Muchas madres cuentan que una vez establecida la lactancia, es más fácil poner a los dos al pecho cada vez que pide el que tiene más hambre.  

Por la noche, aprender a darles de mamar recostada en la cama hará más fáciles las tomas nocturnas y el descanso materno. 

Aun siendo gemelos, cada bebé es único y tendrá un estilo diferente para mamar. Posiblemente uno se muestre más “glotón” o “más lento para comer…” que el otro. Por eso y para que el cuerpo de la madre se adapte a las necesidades de ambos bebés, es importante ir cambiando el pecho que se ofrece a cada bebé, en las diferentes tomas (no asignar a cada bebé siempre un mismo pecho).

Y, si uno de los bebés está ingresado y el otro ya está en casa, es importante que la madre se extraiga leche para el bebé ingresado en cada toma.

Lo que se debe evitar

A veces, los bebés pueden necesitar suplementos en las primeras semanas. Es preferible que sean de leche materna extraída. Por eso, es importante que la madre aprenda a extraerse leche desde las primeras horas tras el parto. Y, como con cualquier bebé, conviene ofrecer los suplementos con cuchara, vaso o jeringa. Así se evitan las tetinas que pueden dificultar el amamantamiento posterior.

Es mejor que los bebés no “se salten” tomas de pecho porque este se ofrezca a tomas “alternas” (poner un bebé al pecho y dar suplemento al otro). Es preferible ofrecer el pecho a ambos bebés en todas las tomas y dar suplemento cuando sea necesario. Conviene evitar, sobre todo, que un bebé tome pecho y el otro no.

Cómo prepararse durante el embarazo

Alimentarse bien con una dieta sana y variada, hacer ejercicio ligero e informarse sobre la lactancia y como favorecerla desde el inicio, hará que dar de mamar sea más fácil cuando nazcan los bebés. También será útil, planificar con tiempo quién y cómo va a ayudar a la madre con los bebés, en las primeras semanas. Es importante que esta persona conozca que la madre desea dar de mamar a sus gemelos y que tenga capacidad para ayudarla también en este punto.

Suele ser útil también, visitar un grupo de apoyo (www.ihan.es/grupos-apoyo), especialmente de lactancia de múltiples (www.multilacta.org, www.somosmultiples.es).

Amamantar a gemelos, incluso trillizos, es posible, pero es importante buscar ayuda y prepararse para ello.

Fecha de publicación: 21-08-2016
Autor/es:

Música PodcastLast Minute (Disco: Jazzboombast). Artista: Angus (Fuente: www.jamendo.com). Voz: María José Sequeira Cabello y Rafael López García. Esta narración de audio fue creada a partir de una versión específica de este artículo y no refleja las posibles ediciones subsecuentes.