Padres y pediatras
al cuidado de la infancia y la adolescencia

Nuestra Encuesta

La violencia en el entorno familiar es un tema a resolver por

Área de usuario

Lactancia materna: Alternativas al uso del biberón

  • pdf
  • friend
  • print
  • Googleplus
  • Twitter
  • Facebook
Fecha de publicación: 25-01-2016

El mejor alimento que puede tomar un bebé es la leche de la madre. Y la forma ideal es a través del pecho.

En algún momento, puede que algún pediatra o asesor de lactancia le diga a la madre que le suplemente al bebé amamantado con otra leche, pero evitando el uso del biberón. Estos suplementos pueden ser de leche extraída de la misma madre, de donante o sucedáneos.

¿Por qué puede ser importante evitar el uso del biberón?

Hay casos en los que un profesional de la salud decide dar a un bebé, casi siempre de menos de un mes, suplementos de leche por distintos problemas (no tiene succión eficaz, es prematuro, no gana suficiente peso, tiene labio leporino…). Si estos suplementos se los damos a través de un biberón puede pasar que el bebé rechace después tomar del pecho, ya que se acostumbra a la succión de la tetina. La forma de succionar una tetina y el pecho no es igual. Cuando intenta succionar el pecho como cuando lo hace con el biberón pueden causar dolor, toma ineficaz y al final rechazo total del pecho, abandonándose la lactancia.

Este fenómeno se llama confusión tetina-pezón.

¿Hay otros motivos para no usar biberón?

Puede ser que nos veamos obligados a no usar biberón porque el bebé lo rechace. Suele ser en bebés más mayorcitos. El ejemplo más típico es el bebé amamantado en el que hay que darle leche cuando la madre tiene que iniciar el trabajo.

También puede ser que la familia decida por propia voluntad no ofrecer nunca tetinas a su hijo.

¿Qué sistemas alternativos existen?

Hay muchos. Dependiendo del bebé, de nuestras preferencias y del consejo del experto en lactancia que nos asesore, elegiremos uno u otro.

Exponemos algunos de ellos.

1. Vaso

Este sería el método de elección para evitar el biberón en el bebé de varios meses de edad que rechaza tetinas de forma activa, o en el que por nuestra preferencia, queremos no ofrecerlas. Pueden ser vasos con boquilla.

También se puede usar en bebés prematuros o más mayores pero con succión débil, que no pueden extraer la leche directamente del pecho.

¿Cómo usarlo?

Hay que usar un vaso pequeño. Los hay ya comercializados para ello. El niño tiene que estar lo más vertical posible. Se llena el vaso hasta la mitad y se acerca el borde a la boca, inclinándolo hasta que la leche le roce los labios.

No viertas la leche en la boca. El bebé succionará la leche a su ritmo o la llevará hasta la boca con la lengua. (Vídeo: Alimentación con leche de un vasitoFuenteInternational Breastfeeding Centre)

2. Dedo jeringa

Se introduce un dedo limpio en la boca del bebé. Con la yema del dedo apoyada en el paladar duro, se hace una ligera palanca en la encía inferior para que el bebé tenga los labios bien evertidos y la lengua acanalada debajo de nuestro dedo para que comience el reflejo de succión.

Mientras succiona se mete la punta de una jeringa entre el hueco que nos deje nuestro dedo y la comisura de la boca sobre el labio inferior. Se va introduciendo la leche poco a poco mientras el bebé succiona y se para cuando deja de succionar. (Video: Prematuro tomando leche con jeringuillaFuente: La Liga de la Leche de Euskadi).

3. Suplementador o relactador

Esta es la mejor opción cuando el niño logra agarrar bien el pecho y succiona bien, pero aún no hay suficiente producción de leche.

Se trata de un depósito de leche que se pone colgando del cuello del que sale una sonda que se coloca en la punta del pezón. Mientras el niño succiona el pecho sale leche por la sonda. Esto anima al bebé a seguir succionando y estimulando el pecho. Evitamos por tanto la confusión tetina-pezón y la dependencia del biberón.

Se quiere así mejorar el vaciamiento del pecho, estimularlo más, y mejorar la producción. De esta forma, con el tiempo se podrían disminuir los suplementos.

Requiere un poco de práctica. Para empezar es mejor la ayuda de alguien experto en lactancia.

Recuerda que hay grupos de apoyo a la lactancia que te pueden ayudar ante cualquier problema.

Enlaces de interés

Fecha de publicación: 25-01-2016
Autor/es:
  • Raúl Peiró Aranda. Pediatra. Centro de Salud “Palma-Palmilla”. Centro "Mi Matrona" Málaga

Música PodcastLe diable et le prince (Disco: Le diable et le prince). Artista: Phoenamandre (Fuente: www.jamendo.com). Voz: María José Sequeira Cabello y Rafael López García. Esta narración de audio fue creada a partir de una versión específica de este artículo y no refleja las posibles ediciones subsecuentes.