Formulario de búsqueda

Padres y pediatras
al cuidado de la infancia y la adolescencia

Nuestra Encuesta

¿Tienes claro en que consiste el acoso escolar (Bullying)?

Artículo relacionado: http://bit.ly/2EdMBzd

Área de usuario

Lactancia materna y trabajo: consejos útiles I.- Estoy amamantando y voy a volver a trabajar

  • pdf
  • friend
  • print
  • Googleplus
  • Twitter
  • Facebook
  • WhatsApp
Fecha de publicación: 10-04-2013

En primer lugar, si está leyendo estos consejos: ¡Enhorabuena, va a volver al trabajo de nuevo y está alimentando a su hijo con el mejor alimento, la leche de su madre!

La reincorporación al trabajo suele estar acompañada de sentimientos encontrados. Por un lado, la satisfacción de volver a trabajar y, por otro, el de la preocupación por dejar a su hijo con otra persona y la duda de si podrá compaginar el trabajo y la lactancia.

Muchas madres en el mundo lo hacen. Siempre han sido ellas las que han buscado y encontrado los trucos para que se haga de la mejor forma posible. Por esto, es bueno contactar con un grupo de apoyo a la lactancia o de madres para compartir inquietudes, preocupaciones y trucos para resolverlas.

Aunque cada familia tiene sus peculiaridades, vamos a dar una serie de consejos para poder trabajar y seguir dando el pecho.

¿Voy a volver a trabajar, cómo me organizo?

Va a depender del tipo de trabajo y lo lejos que esté, de la edad del niño y de si puede haber ayuda por parte de otros familiares, de las posibilidades económicas, etc...

- Según el convenio de trabajo, a veces se pueden juntar todas las horas de permiso de lactancia en jornadas completas. Así se puede retrasar la vuelta al trabajo.

- En otros casos, se puede pedir una reducción de jornada laboral o excedencia del puesto de trabajo para poder seguir dando el pecho. El gran inconveniente que tiene esta opción es que lleva a una reducción o pérdida del sueldo.

- Si se puede llevar el niño al trabajo y tenerlo allí, se podrá seguir dando el pecho sin muchos problemas. Desgraciadamente, no hay muchos casos en que se pueda hacer esto.

- Otra opción es que el cuidador pueda llevar al niño al lugar de trabajo para que la madre le dé de mamar allí mismo o bien que la mamá salga del trabajo y se acerque donde está el niño a la hora de lactancia o en sus descansos.

- Quizá la opción más común sea la de extraerse la leche y conservarla para que la persona que cuida al niño se la dé cuando la madre no está.

¿Quién cuidará al niño?

Cuanto más individualizado sea el cuidado del niño será mejor para él. Por eso después de su madre, la mejor opción es la del padre. Después, un familiar cercano o una persona de confianza.

Otras veces será una guardería la que se ocupe del cuidado del niño. El Comité de Lactancia de la Asociación Española de Pediatría ha publicado unas recomendaciones para las guarderías en éste sentido: Protocolo para la alimentación con leche materna en las escuelas infantiles. 2012

En todos los casos es recomendable que la persona que vaya a ocuparse del cuidado del niño se familiarice con él y también con el manejo de la leche materna y la forma de ofrecérsela (vaso, cuchara, biberón...).

¿Cómo extraer la leche?

La extracción de leche se puede hacer de forma manual o con un aparato llamado sacaleches, que puede ser manual o eléctrico. Si hay que hacer varias extracciones al día es mejor uno eléctrico por su comodidad de uso.

Hay que lavarse siempre las manos con agua y jabón antes de la extracción de leche, sea de forma manual o con sacaleches.

También es bueno hacer un pequeño masaje suave en el pecho antes de la extracción. Esto ayuda a que la leche fluya mejor.

¿Cuándo extraer la leche?

Cada mujer decidirá cuándo lo hará. Muchas mujeres dicen que sacan más cantidad de leche a primera hora del día.

Cualquier hora puede ser buena. Es importante que la madre esté relajada y no se sienta forzada a extraer una cantidad determinada. Lo puede hacer una o varias veces al día. Eso dependerá de la cantidad de leche que se pueda extraer o de la que necesite para dejar a su hijo.

En los primeros días la cantidad suele ser mucho menos de lo esperado. Eso es normal, poco a poco la cantidad será mayor. Una forma de obtener más cantidad de leche es extraer antes de la toma del niño y ponerlo a mamar después de la extracción. De esa forma recibirá las calorías que necesita y se producirá más cantidad de leche.

También es una buena opción extraer la leche de un pecho mientras el niño mama del otro. La leche fluye mejor y en mayor cantidad.

También hará falta la extracción en el lugar de trabajo, sobre todo si la madre pasa muchas horas lejos de su hijo. En ese caso cualquier momento puede ser bueno, dependerá del tiempo que se tenga.

¿Cuánta leche extraer?

Lo ideal es ir haciendo un pequeño banco de leche antes de volver al trabajo, sin tener en cuenta las horas que se vayan a pasar fuera de casa. Eso dará tranquilidad a la madre y a las personas que cuiden al bebé.

Si la madre va a pasar muchas horas fuera de casa comenzará a extraerse leche antes e intentará hacer un banco de leche lo más grande posible. Si el bebé sólo va a necesitar una o dos tomas al día, puede almacenar leche unas semanas antes y congelarla. Después irá extrayendola cada día y refrigerándola para darla al día siguiente.

¿Cómo conservar la leche?

Se pude conservar la leche en envases de plástico o cristal aptos para el consumo alimentario y que tengan un cierre efectivo. También hay bolsas, pero tienen el riesgo de romper más fácilmente. Deben estar bien lavados con agua y jabón y bien aclarados. También se pueden lavar en el lavavajillas.

Lo mejor es conservar la leche en envases pequeños 60-100 ml para no desperdiciar leche. Rotular los envases con la fecha y usar antes los más antiguos.

Para llevar la leche extraída desde el trabajo a casa se puede usar una neverita de mano.

En la siguiente tabla se muestra el tiempo de conservación según la leche y el congelador:

¿Cómo descongelo la leche?

Se puede descongelar sacándola del congelador media hora antes de su uso para que descongele a temperatura ambiente. Es mejor que no se haga directamente al fuego ni en el microondas. Si no se va a usar en el momento también se puede descongelar en la nevera pero hay que tener en cuenta que se debe usar en las siguientes 9 horas.

¿Tengo que entrenar al bebé antes para darle mi leche u otros alimentos?

No hay que entrenarlo para que se acostumbre a tomar la leche con biberón u otros métodos ni otros alimentos. La madre no debe dejar de darle tomas de pecho para este entrenamiento. Es recomendable que mientras esté con su hijo le dé el pecho a demanda. El bebé tomará la leche extraída u otros alimentos sin muchos problemas cuando la madre no esté.

Sí es importante que los cuidadores se familiaricen con el bebé y también con los métodos que vaya a usar para dar la leche de la madre extraída u otros alimentos.

¿Qué darle de comer mientras trabajo?

Si el niño es mayor de 6 meses ya se le puede dar además de leche la alimentación complementaria (carnes, verduras, frutas, cereales...). La madre puede darle el pecho todo el tiempo que está con el bebé. Cuando esté trabajando la persona a su cargo le puede ofrecer estos alimentos. Con ello son menos tomas de leche que hay que dar cuando no está la madre.

En caso de tener leche fresca y congelada hay que usar antes la fresca y dejar la congelada para emergencias.

Si el niño es pequeño, menor de 4 meses, sólo se le puede dar leche como alimento. Según las horas que la madre esté separada de él el número de tomas será mayor o menor. Hay que tener en cuenta también que hay niños que prefieren no tomar nada mientras no está su madre, rechazando lo que le ofrecen y luego compensa cuando la madre vuelve.

En el caso de tener entre 4-6 meses, aunque la recomendación de comenzar con alimentos complementarios es a los 6 meses, se puede valorar incorporarlos antes y ofrecerlos mientras la madre no está.

Enlaces útiles

Fecha de publicación: 10-04-2013
Autor/es:

Música Podcast: Along the wet street by Mauro Marangoni (Disco: Jazz Friends 2011). Artista: Jazz Friends (Fuente: www.jamendo.com). Voz: María José Sequeira Cabello y Rafael López García
Esta narración de audio fue creada a partir de una versión específica de este artículo y no refleja las posibles ediciones subsecuentes.