Formulario de búsqueda

Padres y pediatras
al cuidado de la infancia y la adolescencia

Nuestra Encuesta

¿Es verdad que la piel tiene memoria?

Artículo relacionado: http://bit.ly/2xiPXgo

Área de usuario

Los dientes de leche, ¿por qué son tan importantes?

  • pdf
  • friend
  • print
  • Googleplus
  • Twitter
  • Facebook
  • WhatsApp
Fecha de publicación: 8-08-2018

¿Cuál es la importancia de los dientes de leche?

Los dientes temporales o de leche juegan un papel muy importante en la salud de los niños. Desde su primera infancia, con pocos meses de edad, hasta al menos los 12 años.

Cuando salen es normal que los bebés estén más irritables, muerdan cosas y babeen más.

Tienen dos grandes funciones:

  • Masticar. Los dientes temporales sirven para poder masticar. Van saliendo según el niño va creciendo y van cambiando sus necesidades de alimentación. Cuando terminan de salir las últimas muelas, el niño ya puede comer de todo.

Los incisivos centrales inferiores suelen ser los primeros dientes de leche en salir, entre 6 y 10 meses de edad. Siguen los incisivos centrales superiores, los incisivos laterales, los primeros molares, caninos y segundos molares, en orden secuencial. En general, se completa alrededor de los 30 meses de edad.

  • Mantener el espacio para los dientes permanentes. Los dientes temporales guían el crecimiento de los maxilares. Esto permite que los dientes permanentes estén en su sitio. Muchos de los problemas en la posición de los dientes definitivos vienen de problemas en los dientes temporales.

Cuidando los dientes temporales será más fácil que los definitivos estén mejor.

¿Cómo cuidar los dientes temporales?

Los dientes temporales hay que mantenerlos limpios desde que empiezan a salir.

Cuando el niño ya tiene todos los dientes temporales debería ir al odontólogo para revisar que están todos, están sanos y aprender los hábitos de higiene. Esta primera visita ayudará a que el niño se acostumbre a acudir a las revisiones dentales.

El modo para mantenerlos limpios varía según la edad del niño. En los bebés se limpian con una gasa para retirar los restos de alimento de los dientes. El bebé se resistirá a que le toques en la boca.

En torno al año de edad, como en otras cosas, querrán utilizar su cepillo de dientes. Debemos dejarles “jugar” con su cepillo. Aunque después se los debemos limpiar nosotros.

Lo molares suelen aparecer a los dos años. Debemos tener cuidado con el cepillo en la parte más posterior. Así no dañaremos la encía.

¿Qué cepillo utilizo? ¿Debo emplear dentífrico?

Los cepillos eléctricos pueden limpiar tan bien como los manuales cuando se utilizan bien. Primero es importante coger destreza con el cepillado manual. Una vez conseguido, se puede elegir entre el cepillo eléctrico o el manual.

Hasta los seis años de edad, si se utiliza pasta dental debe ser sólo una cantidad mínima y con bajo contenido en flúor.

¿Qué problemas son los más frecuentes en los dientes temporales?

Lo más frecuente es la caries. Puede comenzar desde el inicio. Los dientes temporales tienen un esmalte con menor grosor, por ello la caries profundiza más rápido.

En un diente de leche con caries hay que hacer un empaste o una pulpotomía si la caries es muy grande. Sólo si están muy destruidos, hay infección o falta poco tiempo para que el diente se “caiga” se piensa en extraer.

También se pueden dar problemas en las encías. Son muy poco frecuentes.

Hay que acudir de forma periódica al odontólogo desde los dos años para revisar.

¿Afectan el chupete y la succión del dedo a los dientes temporales?

Cuando los dientes y los maxilares están en desarrollo y ponemos un chupete o un dedo, provocamos una alteración en la formación normal del niño. Cuanto más tiempo se mantenga, más probabilidades de que el daño sea fijo.

Hay que intentar dejarlo cuanto antes.

Abandonar la succión del dedo es muy difícil, y más a medida que el niño va cumpliendo años.

Como resumen...

Podríamos decir que:

1.- Los dientes de leche son fundamentales para la alimentación del niño y para su correcto desarrollo futuro.

2.- Hay que limpiar y cuidar los dientes de leche para mantenerlos sanos.

3.- Los molares de leche debemos cuidarlos y empastarlos si tienen caries. Deben mantenerse hasta los 12 años.

4.- Intentar retirar tanto el chupete como la succión del dedo lo antes posible, para no interferir.

Fecha de publicación: 8-08-2018
Autor/es: