Padres y pediatras
al cuidado de la infancia y la adolescencia

Nuestra Encuesta

La violencia en el entorno familiar es un tema a resolver por

Área de usuario

Vitaminas y Minerales

  • pdf
  • friend
  • print
  • Googleplus
  • Twitter
  • Facebook
Fecha de publicación: 26-02-2014

¿Qué son?

Las vitaminas y minerales forman parte de los nutrientes esenciales y se denominan micronutrientes porque los necesitamos en pequeñas cantidades (miligramos o microgramos), pero son indispensables para el buen funcionamiento del cuerpo (ayudan a la reparación de tejidos, al crecimiento y a la defensa de las enfermedades).

En la edad pediátrica aún cobran mayor importancia ya que es una etapa de marcado crecimiento donde los tejidos del cuerpo están en pleno desarrollo y además existe un fuerte desarrollo intelectual.

Con una alimentación variada y equilibrada es excepcional que existan déficits vitamínicos, pero existen circunstancias que pueden necesitar un aporte extra de vitaminas y minerales como en dietas vegetarianas, fases de elevado crecimiento en niños, enfermedades crónicas, embarazo y lactancia.

LAS VITAMINAS, ¿qué son?

Son nutrientes que el cuerpo necesita en pequeñas cantidades para su correcto funcionamiento, la mayoría no las produce el cuerpo y debemos tomarlas de fuera.

¿Qué tipos de vitaminas existen?

Hay dos tipos de vitaminas, según se disuelvan en agua (hidrosolubles) o en grasa (liposolubles).

  • Las vitaminas liposolubles son: A, D, E, K
  • Las vitaminas hidrosolubles son: C, complejo B (tiamina, riboflavina, niacina, ácido fólico y vitamina B12)

¿Qué funciones desarrollan en nuestro cuerpo? ¿De dónde podemos obtenerlas? ¿Qué ocurre cuándo nos faltan o hay déficit?

Vitamina A (Retinol)

Función: mantiene sanas la piel y mucosas del aparato digestivo y respiratorio. Es necesaria para la visión nocturna y fortalece las defensas para luchar contra las enfermedades.

Fuente natural: se encuentra en verduras (espinacas y zanahorias) frutas, huevos, mantequilla, hígado, calostro y leche materna.

Déficit: en dietas pobres en grasa. Ocasiona ceguera nocturna y aumento de infecciones.

Vitamina E

Función: es antioxidante y ayuda a la formación de glóbulos rojos.

Fuente natural: en frutos secos (nueces), legumbres, verduras de hoja verde, cereales, yemas de huevo y aceites vegetales.

Déficit: en prematuros y síndromes de malabsorción.

Vitamina D

Función: se produce de manera natural a través de la exposición solar y ayuda al aprovechamiento del calcio en el hueso.

Fuente natural: se encuentra en aceite de hígado de pescado y en la grasa de la leche.

Déficit: puede dar lugar a osteomalacia, raquitismo

La suplementación de vitamina D se recomienda durante el primer año de vida. Todas las recomendaciones las refleja el Grupo Previnfad. (http://www.aepap.org/previnfad/prev-recom.htm).

Vitamina K

Función: interviene en la coagulación.

Fuente natural: en leche de vaca, hígado, soja y alfalfa; también en el brócoli, espinacas, tomate y coliflor.

Déficit: es frecuente en el recién nacido, por eso nada más nacer se le administra a los bebés. Puede ocasionar: hemorragias, alteraciones de la coagulación.

Vitamina C

Función: mantiene en buen estado los vasos sanguíneos y evita las hemorragias. Mejora la absorción del hierro y tiene poder antioxidante que previene de las enfermedades cardiovasculares y del cáncer.

Fuente natural: zumo de naranja, zumo de tomate, fruta fresca, cítricos y verdura. La vitamina C se pierde con el calor por lo que conviene consumir pronto los zumos recién hechos o los alimentos crudos y si algunos necesitan cocción que sea poco tiempo.

Déficit: es raro, pero termina produciendo escorbuto.

Complejo B: intervienen en multitud de procesos metabólicos del cuerpo. Son: tiamina (B1), riboflavina (B2), niacina, piridoxina (B6), biotina, folato y cobalamina (B12).

- Tiamina (B1)

Fuente natural: leche de vaca y materna, carne de cerdo o ternera, verduras, cereales, frutas y huevos.

Déficit: raro. Enfermedad de Beri-Beri.

- Riboflavina (B2)

Fuente natural: hígado y riñones, leche, queso, huevos y verduras con hojas.

Déficit: en enfermedades de las vías biliares.

- Niacina (B3)

Fuente natural: hígado, carne magra de cerdo, salmón, aves de corral y carne roja.

Déficit: Pelagra (dermatitis, diarrea y demencia).

- Piridoxina (B6)

Fuente natural: leche de vaca y cereales; productos integrales.

Déficit: Muy raro y debido a toma de determinados fármacos.

- Biotina: levadura de cerveza, vísceras, yema de huevo, legumbre, verduras y cereales.

- Ácido fólico (B9)

Función: participa en la reproducción celular y ayuda a la formación de glóbulos rojos.

Fuente natural: cereales, vegetales verdes (espárragos, brócoli, coliflor), frutas (naranjas, kiwi, melón, guayabo, plátano) legumbres y vísceras de animales.

Déficit: en las mujeres embarazadas que no toman suficiente cantidad durante el primer trimestre, tienen riesgo de que su hijo presente malformaciones congénitas del sistema nervioso como son los defectos del tubo neural. También en la enfermedad celiaca.

- Cobalamina (B12)

Fuente natural: vísceras de animales, carne, huevos, mariscos y leche.

Déficits: en dietas vegetarianas estrictas, obesidad produciendo anemia y falta de mielinización cerebro.

MINERALES. ¿Qué son?

Son elementos químicos inorgánicos. También conocidos como oligoelementos; y, aunque se necesitan en poca cantidad, son indispensables para el mantenimiento de la vida, el crecimiento y la reproducción.

¿Cuáles son los minerales principales? ¿Qué función tienen en nuestro cuerpo? ¿Qué ocurre si nos faltan?

Zinc

Función: participa en el buen funcionamiento de los vasos sanguíneos y de la piel, uñas y cabello.

Fuente natural: carne, huevos, mariscos y cereales. En nueces, almendras, pepitas de calabaza y palomitas de maíz.

Riesgo de déficit en vegetarianos y en diarreas prolongadas y malnutrición produciendo retraso de crecimiento, alopecia, afectación de piel y mucosas.

Cobre

Función: ayuda a la mineralización ósea, es antioxidante y antiinflamatorio.

Fuente natural: hígado, marisco, vegetales, nueces y semillas.

Déficit: por aporte insuficiente o por pérdidas como en diarreas crónicas, quemaduras y malnutrición.

Yodo

Función: es necesario para el funcionamiento del tiroides.

Fuente natural: crustáceos, pescados, salmón, sardina, gambas, almejas y caballa. Piña.

Déficit: retraso de crecimiento y déficit mental.

Selenio

Función: antioxidante y para el buen funcionamiento del tiroides.

Fuente natural: cereales, carne, moluscos, pescados, huevo y leche.

Déficit: en niños alimentados con nutrición parenteral prolongada, insuficiencia renal o hepática o malabsorción digestiva

Cromo

Función: interviene en el metabolismo de los azúcares.

Fuente natural: carne, cereales, legumbres queso, germen de trigo, nueces y levadura de cerveza.

Hierro

Función: transporte de oxígeno a las células.

Fuente: el hierro de los alimentos se utiliza de manera irregular pero la ingesta de proteínas animales (pavo, pollo, pescado, leguminosas, almejas, mejillones, carnes rojas) y vitamina C, ayudan a aumentar la absorción. El hierro contenido en cereales integrales, legumbres, espinacas se absorbe peor y su absorción mejora si los combinamos con alimentos ricos en vitamina C como el kiwi, tomate, brócoli, naranja, etc. La leche materna tiene poco hierro pero se compensa con su absorción que es muy alta.

Déficit: Es frecuente. En mujeres por las pérdidas menstruales y en embarazadas por las altas necesidades del feto pudiendo producir anemia. En niños menores de dos años (6 -24 meses) también existe riesgo de anemia porque las necesidades de hierro son mayores y la dieta aún es limitada. Pueden necesitarla los bebes alimentados exclusivamente al pecho más allá del 6º mes o los que tomen leche de vaca antes del año de edad.

Flúor

Función: interviene en el desarrollo y mantenimiento de los dientes y huesos.

Fuente natural: agua de mar, agua potable. Vegetales, carne, pescados enlatados y ahumados, mariscos y té. Dentífricos.

Déficit: caries dental. Debe realizarse cepillado de dientes con dentífricos fluorados (< 500 ppm en niños de 2-6 años y entre 1000-1450 ppm en mayores de 6 años)

Calcio

Función: interviene en la conducción nerviosa, contracción muscular y en el mantenimiento de huesos y dientes.

Fuente natural: productos lácteos (mayor disponibilidad en la leche materna que en las fórmulas infantiles) frutos secos, legumbres, carnes. La absorción de calcio mejora con la vitamina D y con el fósforo…

Déficit: deformidad en el esqueleto del niño y en adulto, osteoporosis.

Fósforo

Función: formación y mantenimiento del hueso.

Fuente natural: carne, pescado y cereales.

Déficit: muy infrecuente.

Magnesio

Función: formación de esqueleto y de tejidos blandos. Previene la caries dental.

Fuente natural: semillas, vegetales, hortalizas y en menor medida, leche, nueces, chocolate, plátano, carne y pescado.

Déficit: en malabsorción digestiva, vómitos y diarreas prolongados, problemas renales, etc.

¿Cuándo son necesarios los suplementos vitamínicos?

El pediatra indicará cuando es necesario que tu hijo/a tome suplementos de vitaminas y/o minerales.

  • En caso de dietas vegetarianas estrictas puede ser necesario suplementar con Vitamina B12.
  • En dietas sin grasa se suplementarán vitaminas A, D y E.
  • En niños de 1-3 años con dietas sin leche deberán recibir aportes de calcio, vitamina D y riboflavina.
  • La prematuridad, el embarazo, la lactancia o la adolescencia son condiciones en las que aumenta la demanda de minerales y vitaminas y, en ciertas condiciones, pueden beneficiarse de un suplemento vitamínico/mineral.
  • Existen enfermedades crónicas que ocasionan malabsorción de nutrientes, como la Fibrosis quística o la enfermedad celiaca, y pueden necesitar de suplementos.

Los suplementos nunca sustituyen una dieta equilibrada. Si el niño es mal-comedor lo primero a modificarse son los hábitos y conducta alimentaria y en caso necesario, por escasa ganancia o pérdida de peso y talla, su pediatra indicará la necesidad de recibir suplementos.

¿Pueden ser peligrosos?

Los suplementos polivitamínicos pueden tener interacción entre sus componentes con algunos medicamentos.

El exceso de vitaminas puede crear dependencia y aparecer efectos adversos como consecuencia del exceso de vitaminas en el cuerpo.

Pueden producir reacciones alérgicas.

Por tanto, debe estudiarse si existe algún déficit de vitamina y/o mineral y suplementar el que sea necesario exclusivamente.

¿Cuáles son las necesidades diarias de vitaminas y minerales?

Son variables y con márgenes muy amplios según la edad del niño, pero con una dieta variada se cumplen fácilmente.

Recomendaciones finales:

Para asegurarnos el aporte de vitaminas y minerales necesario debemos:

- Consumir dos vasos de leche al día y completar con otros lácteos

- Tomar 3 raciones de fruta al día y mejor sin pelar

- Tomar 2 raciones de verdura al día y poco cocidas

- Consumir todo tipo de carnes y pescados con una media de 60 gr diarios

- Consumir legumbres dos veces por semana

- Mantener lactancia materna exclusiva hasta el sexto mes y a partir de entonces introducir fruta y puré de verduras con carne y pescado que cubran al aumento de necesidades de vitaminas y minerales

- Favorecer exposición solar diaria de al menos 10 minutos al día

Cuando la dieta es correcta en cada etapa de la vida se puede evitar el uso de suplementos de vitaminas y minerales, a menos que exista algún padecimiento que sugiera lo contrario. Consumir una alimentación completa, equilibrada, adecuada, inocua, suficiente y variada ayudará a mantener un estado de salud óptimo y prevenir enfermedades.

Fecha de publicación: 26-02-2014
Autor/es: