Padres y pediatras
al cuidado de la infancia y la adolescencia

Nuestra Encuesta

¿Cual es el motivo principal para visitar esta web?

Soy Padre/Madre
53% (85 votos)
Familiar o cuidador
3% (4 votos)
Profesional sanitario
21% (34 votos)
Profesional de la educación
5% (8 votos)
Soy Niño o adolescente (y me interesa)
12% (19 votos)
Entro por Curiosidad o interés general
6% (9 votos)
Total de votos: 159

Área de usuario

Cómo hacer meriendas y recreos saludables

  • pdf
  • friend
  • print
  • Googleplus
  • Twitter
  • Facebook
Fecha de publicación: 24-05-2013

No se sabe cuántas veces hay que comer durante el día. Habitualmente se hacen tres comidas principales y dos tentempiés. Parece que hay mejor equilibrio metabólico cuando se reparten las comidas a lo largo del día.

En la etapa infantil es posible que estas dos comidas intermedias tengan más importancia por dos razones muy simples: Por un lado, los niños tienen un estómago pequeño. Por otro, necesitan bastante energía para su crecimiento.

Por tanto, la merienda y el tentempié del recreo son buenas oportunidades para completar la alimentación de nuestros hijos. Hay que aprovecharlo para darles alimentos sanos.

Ejemplos saludables

1.- Los bocadillos

  • Lo mejor es que el pan sea crujiente, como el de las baguetes. Así se fortalecen sus dientes y encías. El relleno se debe alternar y hacer variado, evitando la monotonía: cualquier variedad de queso, embutidos magros, atún…
  • El pan integral tiene la ventaja de aportar más fibra. Así se previene el estreñimiento.
  • Untar con un poquito de mantequilla, aceite, mayonesa o mostaza contribuye a mantener fresco el bocadillo y lo pone más sabroso.
  • Se puede aprovechar para introducir algún vegetal: rodajitas de tomate, hojas de lechuga en tiritas, pepinillo agridulce…
  • Se pueden combinar sabores dulces y salados: queso con membrillo, jamón york con mermelada,…
  • El tamaño debe ser proporcional a la edad del niño. A los 3 años puede bastar con 2-3 dedos de baguette. Cuando crecen y sobre todo si son muy activos, seguro que quieren uno mucho mayor…

2.- Las frutas

  • Es una oportunidad de fomentar que las tomen a cualquier hora del día
  • Siempre sanas y jugosas. Aportan vitaminas y fibra.
  • El plátano y las mandarinas son muy manejables y fáciles de pelar. En la actualidad en todas las temporadas hay mucha variedad para elegir: manzanas, melón, ciruelas, peras, uvas,…
  • Dependiendo de la edad habrá que llevarlas troceadas en una cajita o enteras.
  • Se puede ofrecer también dátiles o pasas. Los frutos secos son también buena alternativa, ya que aportan muchas calorías, pero hay que evitarlos en los menores de 3 años por el riesgo de atragantamiento

3.- Los lácteos

  • Hay envases muy manejables de leche sola. Los batidos, en cambio, contienen demasiada azúcar o colorantes. En casa: un vaso de leche caliente o fría, con o sin cacao ¡es muy fácil!
  • El yogurt es otra alternativa.

4.- ¿Bollería, galletas, madalenas y dulces?

5.- ¿Y para beber? ¡Agua!

  • Puede ser de la fuente del patio de recreo. El agua corriente siempre es sana y segura.
  • Embotellada también vale pero… los envases contaminan.

Recuerden:

  • La comida que los escolares toman en el recreo de media mañana y en la merienda puede complementar a la alimentación del día y debe ser muy sana.
  • El recreo es para jugar. No es obligatorio comer a esa hora si se hizo un desayuno completo.
  • En la merienda y en el recreo: siempre es un buen momento para tomar fruta.
  • Masticar un buen bocadillo es muy sano para los dientes y las encías.
  • En el recreo deben tener acceso libre a beber agua.
Fecha de publicación: 24-05-2013
Autor/es: