Padres y pediatras
al cuidado de la infancia y la adolescencia

Nuestra Encuesta

¿Usas redes sociales? (Gracias por difundir Familia y Salud)

SÍ, frecuentemente
73% (89 votos)
SÍ, a veces
20% (24 votos)
Nunca o casi nunca
7% (9 votos)
Total de votos: 122

Área de usuario

Laringitis

  • pdf
  • friend
  • print
  • Googleplus
  • Twitter
  • Facebook
Fecha de publicación: 9-10-2011

¿Qué es la laringitis?

  • Es una inflamación de la laringe. Casi siempre debida a un virus.

  • Suelen ser cuadros leves que mejoran con rapidez. En algunos niños se pueden repetir más de una vez.

¿Qué síntomas tiene?

  • Puede dar tos, voz ronca, afonía. Casi siempre cuando el niño respira tiene un sonido característico, que se llama “estridor laríngeo”.

  • La laringitis suele empeorar por la noche. El niño se acuesta bien y, de pronto, se despierta con tos perruna y dificultad para respirar. El niño se encuentra bien durante el día, pero puede empeorar de nuevo la noche siguiente.

¿Cuál es la evolución habitual?

  • Lo más probable es que la tos desaparezca en un par de días. Pero algunos niños siguen tosiendo hasta 7 días. Muchas veces la tos se quita tan rápido como comenzó. En algunos casos va seguida de tos blanda y mocos.

¿Qué puede hacer en casa para que su hijo esté más cómodo?

  • Si tiene fiebre o dolor de garganta, puede darle paracetamol o ibuprofeno, a las dosis recomendadas por su pediatra.

  • Ofrecer líquidos frescos.

  • Si empieza a tener el "estridor" puede ser útil abrir la ventana del dormitorio para que respire aire frío durante 5-10 minutos.

  • Le viene mal el ambiente seco en la casa. El aire húmedo hace que los mocos sean menos espesos y le da una sensación de confort al niño.

  • Lo más importante: si su hijo está molesto hay que calmarle y hablarle de forma tranquila y en voz baja. El ambiente tranquilo y la calma le ayudarán a disminuir los problemas para respirar.

¿Qué remedios no son útiles?

  • No es bueno poner collarines de agua y alcohol. No hacen efecto y pueden irritar la piel.

  • No hay que tomar antibiótico.

  • No se pone supositorios ni se toman jarabes para la tos.

  • Evitar vapores de eucalipto, mentol u otros olores fuertes.

¿Cuándo debe acudir a un servicio de urgencias?

Lo más importante es vigilar si el niño tiene dificultad para respirar. Por eso, de vez en cuando, hay que ver y escuchar su respiración con el pecho desnudo. Deberá acudir a urgencias si:

  • El “estridor” se oye todo el tiempo, aunque el niño esté tranquilo, no solo cuando está a disgusto o llorando.

  • Al respirar se hunde el tórax entre las costillas o el hueco que hay debajo de la nuez. Respira cada vez más deprisa, mueve mucho el abdomen, se le hunde el pecho o estira el cuello.

  • Está somnoliento o muy irritable.

  • Tiene color azulado de cara o labios (cianosis).

  • Tiene dificultad para tragar o babea mucho.

Más información

Descárgate la presentación con los PUNTOS CLAVE: 

Fecha de publicación: 9-10-2011
Última fecha de actualización: 26-05-2017
Autor/es: