Padres y pediatras
al cuidado de la infancia y la adolescencia

¡¡¡La orina es roja!!! ¿es grave?

  • pdf
  • friend
  • print
  • Googleplus
  • Twitter
  • Facebook
Fecha de publicación: 18-07-2014

¿Qué es la hematuria?

La hematuria es la presencia de sangre en la orina. Se puede ver a simple vista (hematuria macroscópica) o no verse a simple vista, manifestándose en pruebas analíticas (hematuria microscópica). Aquí vamos a tratar la hematuria visible a simple vista.

La orina puede tener varios tonos o colores: rojo-rosa, naranja o marrón oscuro (como el café). Hay que tener en cuenta que ciertos alimentos (remolacha, moras, colorantes alimentarios…) y fármacos (rifampicina) pueden dar un color rojo o naranja a la orina. También puede ocurrir después de un ejercicio físico intenso. Esto puede dar lugar a confusión, por lo que es importante decir al médico si has ingerido alguno de estos productos o has hecho un ejercicio físico intenso.

A veces puede ser síntoma de problemas de salud importantes, por lo que no dejes de consultarlo si aparece.

¿Por qué se origina?

Las causas de hematuria son muchas:

  • Traumatismos en abdomen, espalda, pelvis o genitales.

  • Enfermedades del riñón y vías urinarias: una infección de orina, un cálculo renal o urinario, insuficiencia renal, inflamación del riñón o vías urinarias, un tumor...

  • Cirugía: circuncisión, biopsia renal, procedimientos quirúrgicos en vías urinarias...

  • Enfermedades de la sangre: hemofilia, trombocitopenia (pocas plaquetas), toma de medicación anticoagulante...

Lo más común es que se deba a una infección de orina o traumatismo abdominal.

¿Qué puedo notar además de ver la orina roja?

Dependerá de la causa. A veces no tiene otros síntomas. Hay síntomas que se pueden asociar que nos alertan sobre posibles problemas importantes. Esto obliga a consultarlo rápidamente para descartarlos. Los síntomas de alarma son:

Además habrá que consultar con el médico si hay también molestias al orinar, pérdida de peso, escapes de orina o molestias o sangrado con las relaciones sexuales.

¿Qué pruebas me pedirá el médico?

Lo primero es saber el origen del sangrado porque a veces, sobre todo en la mujer, puede confundirse con sangre de otro origen (vaginal o rectal). Siempre será necesario hacer un buen interrogatorio y exploración física que orienten sobre el origen y la importancia del problema que causa la hematuria. Por eso el médico preguntará sobre las características de la orina (color, olor, cantidad, frecuencia de las micciones...) y otros síntomas (dolor, escozor, fiebre, dolor abdominal, hinchazón de piernas, sangrado en otras localizaciones...). También preguntará sobre la medicación o alimentos que se haya tomado recientemente y que pueden colorear la orina.

Las pruebas a hacer dependen de los síntomas que se asocien. Las que más se hacen son la analítica de sangre y de orina, pruebas de coagulación y cultivo de orina. A veces hay que hacer pruebas de imagen (radiografía o ecografía) para identificar posibles patologías asociadas. Sólo en casos concretos hay que hacer otras pruebas más agresivas.

¿Cuál es el tratamiento?

Generalmente no hay que hacer ningún tratamiento específico. Es más importante tratar la causa que la origina. La infección de orina se trata con antibióticos y analgésicos. Hay que aumentar siempre la cantidad de líquidos que se toman para que la orina sea más diluida. Con ello disminuirán las molestias asociadas a la hematuria.

Es conveniente hacer revisiones posteriores para confirmar la mejoría y desaparición de la hematuria. Estas revisiones serán programadas por su médico dependiendo de la causa.

Fecha de publicación: 18-07-2014
Autor/es: