Formulario de búsqueda

Padres y pediatras
al cuidado de la infancia y la adolescencia

¿Qué son los nevus?

  • pdf
  • friend
  • print
  • Googleplus
  • Twitter
  • Facebook
  • WhatsApp
Fecha de publicación: 25-10-2011

Los nevus son los “lunares”. Se producen porque se multiplican las células de la piel que producen la melanina. La melanina es la sustancia que da color a la piel y a las mucosas.

Los lunares son manchas marrones o negruzcas que se ven bajo la piel. Cada persona tiene un tipo de lunares diferentes.

¿Cuándo salen los lunares?

Se pueden tener desde que se nace o que aparezcan a lo largo de la vida. Casi todos los lunares salen antes de los 20 años. Van creciendo poco a poco en número y tamaño. Sobre los 30 años es cuando tenemos más lunares. Luego se van quitando.

Nevus congénitos: están desde que se nace o salen antes de los 2 años. Pueden ser múltiples o de varios tamaños y formas (en antifaz, en esclavina, en calzón, en sabana…). Pueden ser planos o elevados. A veces tienen pelos. Los bordes están bien definidos. El color puede variar, incluso dentro del mismo nevus.

Nevus adquiridos: son muy frecuentes. No deben preocupar. Suelen ser pequeños (menos de 8 mm). El color es pardo-oscuro-negro. Son redondeados, planos o abultados, lisos y, a veces, como “verrugas”. A veces tienen pelos. En algún caso, van perdiendo su color.

Nevus clínicamente atípicos: se trata de un nevus adquirido que tiene cambios que lo hacen “sospechoso”. Estos cambios o "signos de alarma" se corresponden con las siglas ABCDE:

  • Asimetría: es cuando la mitad del nevus no es igual a la otra mitad.
  • Bordes irregulares: son bordes poco definidos. Como los de un mapa.
  • Coloración heterogénea: quiere decir que tiene varios tonos de color. Sobre todo azul, negro o rojizo. Y de forma irregular.
  • Diámetro mayor a 6 mm: es más grande que la parte de detrás de un lápiz.
  • Evolución: se refiere a los cambios. Como el aumento en grosor. Que crece mucho en poco tiempo. Se nota picor, dolor o que sangra.

Hoy día estos signos de alarma han sido ampliados con las siguientes siglas EFGHI:

  • Edad en la que salen los lunares. Cuidado si salen con más de 35 años,
  • Fototipo: en los fototipos de piel más clara los nevus serán menos pigmentados, menos oscuros,
  • Gestación: durante el embarazo los cambios necesitan mayor control,
  • Hands: nevus en las manos y pies,
  • Impresionante: aquel lunar que llama mucho la atención.

Hay nevus especiales, que tienen nombre propio. Por ejemplo: nevus de Spitz, nevus halo de Sutton, nevus de la unión, intradérmico etc…

¿Qué más hay que saber?

Lo normal es que un adulto tenga unos 20-25 nevus. Si alguien tiene más de 50-100 nevus tiene mayor riesgo de melanoma. Debe de tener un control por su médico.

En el embarazo y en la pubertad suelen salir más nevus y cambian de aspecto. En los ancianos suelen desaparecer.

En los niños hay que tener cuidado con: el número de horas al sol, las quemaduras por el sol y los niños de piel blanca (fototipos I y II) que no se protegen del sol.

Lo normal es que los lunares ni duelen ni pican. Crecen muy poco a poco. Pueden cambiar de color, que le salgan pelos o que parezcan verrugas. Todo cambio que sea brusco le tienes que preguntar a tu médico.

¿Cómo se tratan?

Casi nunca hay que hacer nada. Un buen seguimiento es más que suficiente para estar tranquilos y convencidos de que son benignos. Si le preocupa a tu médico te dirá el control que hay que hacer.

Pocas veces se quitan. Puede ser por causas estéticas o porque no se puedan vigilar bien. Se quitan con una operación muy sencilla. El dermatólogo sabe cómo tiene que hacer esta operación. Luego se hace una biopsia para el estudio del nevus. Así se confirma que no hay ningún problema.

¿Cómo se puede prevenir?

El melanoma es un cáncer de piel. Tiene mucho riesgo de muerte. Afortunadamente son muy raros en los niños y adolescentes. El mayor riesgo para tener un melanoma son los rayos del sol. Por eso los niños siempre se deben proteger del sol. Los niños no deben tomar el sol y hay que ponerles crema con protección solar por si les da el sol. Además hay que mirar de vez en cuando los lunares por si vemos algún cambio.

Ciertos niños deben tener más control. Si en su familia alguien ha tenido un melanoma. Si tienen la piel y los ojos claros. Si se han quemado con el sol. Si tienen nevus gigantes. O de los que hemos llamado ‘impresionantes’.

¿Cuándo se debe consultar con un dermatólogo?

El pediatra es el médico que controla los nevus de los niños. Hará una derivación al dermatólogo si:

  • Si el nevus congénito, que tiene desde el nacimiento, es mayor de 10 cm.
  • Los nevus que hemos llamado ‘impresionantes’.
  • Si hay signos de alarma ABCDE y EFGHI.
  • Los lunares que son muy diferentes de los demás. Los podemos llamar lunares “patito feo”.

Fecha de publicación: 25-10-2011
Última fecha de actualización: 12-05-2018
Autor/es:
Palabras clave: