Formulario de búsqueda

Padres y pediatras
al cuidado de la infancia y la adolescencia

Nuestra Encuesta

¿Es necesario cuidar la ingesta de sal en la alimentación de los niños?

Artículo relacionado: http://bit.ly/2lZ70Sv

Área de usuario

La enfermedad por el virus Zika: Resolviendo dudas

  • pdf
  • friend
  • print
  • Googleplus
  • Twitter
  • Facebook
  • WhatsApp
Fecha de publicación: 24-02-2016

¿Qué es la enfermedad del virus Zika?

Es una infección producida por el virus Zika. Se trasmite por la picadura de mosquitos Aedes. Casi siempre es leve pero tiene importancia en mujeres embarazadas porque puede haber relación entre infección en el embarazo y recién nacidos con microcefalia.

¿Qué síntomas produce el virus Zika?

La mayor parte de las personas infectadas (8 de cada 10) no tienen ningún tipo de síntomas. Pueden pasar la infección sin saberlo.

Si hay síntomas, aparecen de 3 a 12 días tras la picadura (periodo de incubación). Duran de unos pocos días hasta un máximo de una semana. En estos primeros días el virus permanece en la sangre, por lo que hay riesgo de que los mosquitos Aedes lo adquieran y lo transmitan a personas sanas.

Los síntomas suelen ser leves. Los más frecuentes son fiebre, erupción (manchas en la piel), dolor en los músculos y articulaciones, sobre todo manos y pies, y conjuntivitis (ojos rojos). También puede haber dolor de cabeza, dolor detrás de los ojos y más raramente síntomas digestivos (dolor abdominal, diarrea) y llagas en la boca.

Son muy similares a los producidos por otros virus como el dengue, virus chikungunya e incluso la gripe (si no hay erupción). La mayor parte de los pacientes curan sin secuelas, aunque suelen sentir un cierto cansancio posterior.

¿Qué complicaciones puede producir el virus?

En Brasil se ha comunicado un aumento de bebés nacidos con microcefalia a la vez que el brote del virus Zika. Se trata de un menor tamaño de la cabeza y afectación en el desarrollo del cerebro. Algunos de estos niños también tienen calcificaciones intracraneales y alteración en el desarrollo de los ojos. Aunque la asociación es altamente sugestiva, por el momento no se sabe con seguridad si la microcefalia de los bebés está directamente relacionada con la infección materna por el virus Zika durante el embarazo. Sólo se ha comprobado en algunos casos. Se siguen investigando las causas de la microcefalia y su posible relación con otros factores.

También se ha visto asociado a la epidemia de virus Zika un aumento de casos de enfermedades neurológicas, como un tipo de parálisis llamada síndrome de Guillain-Barré.

¿Qué tipo de secuelas puede tener un niño con microcefalia?

Los síntomas a largo plazo y las secuelas pueden variar mucho dependiendo del grado de afectación del desarrollo cerebral y del grado de microcefalia. Pueden tener alteraciones en el desarrollo psicomotor, convulsiones o alteraciones de la visión y la audición.

¿Cómo se diagnostica el virus Zika?

Dado que se parece a otras enfermedades transmitidas por mosquitos, es necesario realizar pruebas. Además, en algunas zonas pueden darse a la vez brotes por varios virus e incluso algunos pacientes pueden sufrir infección por más de un virus: Zika y dengue (probado) o Zika y chikungunya (posible).

El diagnóstico se hace con un análisis de sangre.

  • Una prueba consiste en la detección de material genético del virus: PCR-RT (prueba de la transcripción inversa de la reacción en cadena de la polimerasa). Para ello se debe tomar la muestra los primeros 5-7 días de los síntomas (días que el virus está en la sangre).
  • Otra prueba es la detección de anticuerpos (proteínas de defensa). Se ven a partir del día 5-6 tras el inicio de los síntomas. Puede haber falsos positivos en caso de infección por virus del dengue. Por ello, si el resultado es positivo se recomienda hacer otra prueba (detección de anticuerpos neutralizantes) para diferenciarlo.

Estas pruebas sólo se hacen en determinados laboratorios de referencia.

¿Qué tratamiento tiene la enfermedad por virus Zika?

No tiene un tratamiento específico. Se pueden tratar con paracetamol contra el dolor y la fiebre, reposo y muchos líquidos como el agua. No se recomiendan los antiinflamatorios no esteroideos como la aspirina o el ibuprofeno hasta descartarse el dengue, en el que pueden producir riesgo de sangrado.

Si los síntomas empeoran, se debe consultar al médico o pediatra. 

¿Cómo se puede prevenir?

En la actualidad no hay vacuna para prevenir esta enfermedad.

La mejor forma de prevenir la infección es con la prevención de las picaduras de mosquito. Esto es especialmente importante en mujeres embarazadas o que están pensando en un posible embarazo. Esto protege además de otras enfermedades transmitidas por mosquitos, como el dengue, el chikungunya y la fiebre amarilla. Las medidas son:

- Usar repelentes de insectos. El más aconsejable es el DEET. Se puede usar en niños mayores de 2 años. También está indicado el icaridin-picaridina (en niños a partir de 6 meses). Ambos son seguros en embarazadas. Se aplican en la piel después del protector solar.

- Ponerse ropa que cubra al máximo el cuerpo. Es preferible que sea de colores claros.

- Utilizar barreras físicas. Poner pantallas protectoras en puertas y ventanas y mantenerlas cerradas. Dormir con mosquiteras.

- Es también importante vaciar, limpiar o cubrir los contenedores que puedan acumular agua, como cubos, macetas o neumáticos. Así se eliminan los posibles criaderos de los mosquitos. Revisar y eliminar los posibles acúmulos de agua con frecuencia.

Más información sobre repelentes de insectos disponibles en España en la página web de la Asociación de Médicos de Sanidad Exterior de España: Repelentes de insectos

Hay que prestar especial atención y ayuda a quienes no pueden protegerse adecuadamente por sí solos, como los niños, los enfermos o los ancianos.

Durante los brotes, las autoridades sanitarias pueden recomendar la fumigación con insecticidas. 

Enlaces útiles

Fecha de publicación: 24-02-2016
Autor/es: