Formulario de búsqueda

Padres y pediatras
al cuidado de la infancia y la adolescencia

Nuestra Encuesta

¿Tienes claro en que consiste el acoso escolar (Bullying)?

Artículo relacionado: http://bit.ly/2EdMBzd

Área de usuario

Infecciones por rotavirus: mucho más que diarrea

  • pdf
  • friend
  • print
  • Googleplus
  • Twitter
  • Facebook
  • WhatsApp
Fecha de publicación: 1-04-2019

¿Qué es el rotavirus?

Es un virus que causa gastroenteritis aguda por todo el mundo. De todos los agentes infecciosos que causan gastroenteritis, es el más frecuente en la infancia: casi todos los niños del mundo se infectarán por él en los primeros 5 años de vida.

Además de ser el más frecuente, es el que causa las gastroenteritis más graves. En países desarrollados no suele causar la muerte, pero en países en vías de desarrollo, con menos medios, causa hasta 200.000 muertes al año.

¿Cómo se “coge” el  rotavirus?

Se transmite entre personas de la llamada forma fecal oral. Esto ocurre por contacto directo con las manos sucias de alguien que padece o ha padecido la enfermedad aunque no tenga ya síntomas. También por tocar superficies u objetos contaminados que hayan sido tocados con las manos sucias. Esto es porque el virus puede vivir largas temporadas en los objetos si no se desinfectan. Menos frecuente es por ingestión de agua o comida contaminada, por lo que no suele causar intoxicaciones alimentarias como Salmonella.

¿Qué enfermedades causa el rotavirus?

La más frecuente es la gastroenteritis aguda. Los síntomas aparecen de manera rápida, tras un periodo de incubación corto de 1-3 días. El niño tendrá diarrea líquida sin sangre, dolor abdominal, vómitos y fiebre. Casi siempre es leve y se cura en unos 3-7 días. Pero a veces es más grave, y causa deshidratación si los vómitos y/o diarreas son frecuentes. El niño tendrá que ingresar para rehidratación con suero intravenoso. 

Puede además causar otras enfermedades fuera del intestino. Como ejemplos, tenemos las convulsiones afebriles benignas. Son convulsiones sin fiebre que pueden aparecer en niños pequeños, y pueden coincidir con una gastroenteritis o tras esta. La razón no es del todo conocida. Son benignas, y desaparecen solas, sin daños neurológicos. No es necesario hacer estudios ni poner tratamiento. Otras enfermedades son hepatitis, neumonías o pancreatitis.

También se ha relacionado con enfermedades autoinmunitarias, como la diabetes o la celiaquía, en personas predispuestas. Podría adelantar el inicio de la enfermedad.

¿Cómo se diagnostica?

No se necesita ninguna prueba. El tratamiento es el mismo que para otras gastroenteritis. En casos atípicos, que duren mucho o con convulsiones se solicitan pruebas de heces.

¿Cuál es el tratamiento?

Todavía no existe un tratamiento específico para tratar la infección.

En caso de gastroenteritis, se indica un adecuado aporte de líquidos con agua o suero oral. Esto evita la deshidratación. Si hay dolor o fiebre, se pueden tomar analgésicos, como paracetamol. No deben tomarse fármacos para interrumpir los vómitos (antieméticos) ni las diarreas (antidiarreicos) salvo casos excepcionales y siempre por prescripción médica. Si los vómitos o las diarreas son muy frecuentes o no tolera la vía oral, hay que acudir al médico para valoración. Los probióticos no mejoran los síntomas.

¿Cómo puedo prevenir la infección?

Existen diferentes medidas, como el lavado de manos y la vacunación.

El lavado de manos debe ser frecuente y rutinario, tanto si se está enfermo como si no. Se debe a que el virus puede estar presente en nuestro cuerpo sin que tengamos síntomas, o en superficies que hayamos tocado y estén contaminadas.

Al respecto de las vacunas, existen dos en España: Rotateq®  (3 dosis) y Rotarix® (2 dosis). Ambas son orales. No están incluidas en el calendario nacional pero están recomendadas por el Comité Asesor de Vacunas la Asociación Española de Pediatría (AEP). 

¿Por qué si he vacunado a mi hijo/a con la vacuna del rotavirus ha seguido teniendo más gastroenteritis posteriormente? ¿Se puede tener más de una gastroenteritis por rotavirus? ¿Si todos/as la pasamos de niños/as, por qué me he puesto malo con gastroenteritis al mismo tiempo que mi hijo/a?

Las vacunas son específicas para las familias de rotavirus más frecuentes. Su objetivo es prevenir las formas graves. Bien por la vacuna o tras sufrir una gastroenteritis, se producen defensas que nos protegen frente a las otras familias del virus. Por eso, podemos sufrir la infección muchas veces en nuestra vida, aunque cada vez más leves. La vacuna del rotavirus no protege de otros virus o bacterias causantes de gastroenteritis como norovirus, adenovirus, o Escherichia coli.

En resumen 

El rotavirus es la causa más frecuente de gastroenteritis. Es la principal causa de gastroenteritis graves. No tiene tratamiento específico. El lavados correcto de manos y la vacunación ayudan a su prevención.

Fecha de publicación: 1-04-2019
Autor/es: