Padres y pediatras
al cuidado de la infancia y la adolescencia

¿Sabes lo qué es la epilepsia infantil? Conócela mejor

  • pdf
  • friend
  • print
  • Googleplus
  • Twitter
  • Facebook
Fecha de publicación: 4-11-2011

¿Qué es la epilepsia?

  • La epilepsia es un trastorno del cerebro. Es una enfermedad común. La pueden tener hasta el 1% de los niños menores de 14 años.

  • El ataque o crisis convulsiva se produce por descargas eléctricas que son anormales y excesivas en las neuronas. Estas suelen ser de corta duración: desde segundos a minutos. Durante las crisis el niño puede perder el control de su cuerpo.

  • Las convulsiones pueden estar causadas por varios motivos. Las convulsiones por la fiebre se dan en el 3-5% de todos los niños y siempre con fiebre. También puede haber convulsiones por la bajada de azúcar, meningitis, golpes fuertes en la cabeza, drogas, intoxicaciones etc. En este caso, cuando se cura la enfermedad no hay más convulsiones.

  • A veces, las crisis pueden ser favorecidas por: la fiebre, los destellos fuertes de luces intermitentes (discotecas, TV, videojuegos), la falta de sueño, el estrés, la regla, el alcohol o las drogas. También si no se toma la medicación todos los días y a las dosis que se recetan.

  • Si sólo se ha tenido una sola crisis no quiere decir que se tiene epilepsia. En la epilepsia, las convulsiones se dan más de una vez.

  • La epilepsia no es una enfermedad psiquiátrica ni afecta siempre a la inteligencia. No se contagia.

¿Qué síntomas puede presentar el niño epiléptico

Se llama convulsión focal si las descargas eléctricas se dan en una parte del cerebro. Se llama convulsión generalizada si afecta a todo el cerebro a la vez. Pueden causar o no pérdida de conocimiento.

Hay muchos tipos:

  • CRISIS DE AUSENCIA: el niño se queda con la mirada perdida o está ausente durante unos segundos.

  • CONVULSIÓN GENERALIZADA: pérdida brusca del conocimiento, caída al suelo, rigidez y sacudidas de brazos y piernas.

  • Otros síntomas pueden ser: como si el niño estuviera aturdido, movimientos como de masticar, caminar sin rumbo, habla confusa, mareo brusco con caída al suelo, sensaciones o emociones extrañas, sacudidas masivas, súbita y breves de una o más partes del cuerpo, etc. Puede hacerse caca o pipí encima.

  • Tras la crisis pueden quedar somnoliento o aturdido durante unos minutos.

¿Qué puede causar la epilepsia?

  • En más mitad de los niños no se sabe la causa. Se dice que son idiopáticos.

  • En muchos casos hay antecedentes en la familia. Cada vez se identifican más alteraciones de los genes o de los cromosomas que se asocian con epilepsia.

  • En menos de la mitad de los casos hay un problema específico. Pueden ser: una meningitis, malformaciones, traumatismos, problemas durante o después del nacimiento, trastornos metabólicos, tumores cerebrales o accidentes cerebrovasculares.

¿Cómo se diagnostica?

Se miran los síntomas. El pediatra hará una historia, preguntando duración, tipo de movimientos, si hay pérdida de conocimiento o parte del cuerpo afectada. También hará una exploración completa al niño. Después podrá pedir:

  • Electroencefalograma (EEG): mide la actividad eléctrica del cerebro con unos sensores que se ponen en el cuero cabelludo. No duele. Busca cambios en la actividad eléctrica cerebral y puede localizar el lugar de la lesión. También puede ser necesario uno más largo que incluya el sueño. Es la mejor prueba para hacer el diagnóstico.

  • En ciertos casos se pueden tomar imágenes del cerebro con una TAC o una resonancia magnética si se sospecha una anomalía cerebral.

  • A veces se piden: análisis de sangre y estudios genéticos.

¿Tiene tratamiento la epilepsia?

  • Los medicamentos para la epilepsia frenan las crisis pero no curan la enfermedad. Si se toman con regularidad las crisis se pueden controlar o reducir en la mayoría de los casos. No todos los medicamentos son válidos para todos los tipos de epilepsia.

  • A veces su médico tendrá que variar la dosis o el tipo de fármaco,  en función del control de las crisis, Si el control es malo puede ser necesario asociar varios fármacos.

  • Ningún medicamento para la epilepsia es perfecto. Como pasa con todos los medicamentos, es posible que haya efectos secundarios. Los más comunes son el cansancio, el niño parece más lento y alteraciones en el ánimo o la conducta. Si los padres notan algo raro deben hablar con su pediatra. Si los efectos secundarios son importantes puede ser necesario cambiar el tratamiento aunque esté bien controlado.

  • En muy pocos niños que toman medicinas y siguen teniendo crisis puede ser que le hablen de: la cirugía cerebral, la implantación de un marcapasos en el nervio vago o seguir ciertas dietas.·         

¿Se puede curar?

  • Va a depender del tipo de epilepsia, la edad de inicio, si tiene otra enfermedad asociada y si se controlan las crisis con medicación.

  • El pronóstico de la epilepsia en los niños suele ser mejor que en el adulto. D

  • A largo plazo, el 70% de los niños no tienen convulsiones y de éstos el 80% no necesitan tomar medicinas. Del 30% que sigue con convulsiones entre 15-20% no responde a las medicinas.

Recursos de internet:

  • Web www.epilepsiasen.net del Grupo de estudio de la Epilepsia de la Sociedad Española de Neurología. Contiene múltiples enlaces y materiales de ayuda para los padres, cuidadores y niños con epilepsia. Destaco: preguntas frecuentes y sus respuestas y materiales educativos (varios libros sobre temas diversos: La epilepsia y los niños, Los ataques y la seguridad, La epilepsia en los niños el papel del maestro, Primeros auxilios en crisis epilépticas etc.) 

Descárgate la presentación con los PUNTOS CLAVE: 

Fecha de publicación: 4-11-2011
Última fecha de actualización: 26-05-2017
Autor/es: