Padres y pediatras
al cuidado de la infancia y la adolescencia

Niño que cojea repetidamente: Enfermedad de Perthes

  • pdf
  • friend
  • print
  • Googleplus
  • Twitter
  • Facebook
Fecha de publicación: 7-08-2017

¿Qué es la enfermedad de Perthes?

Es una enfermedad de la articulación de la cadera del niño que causa destrucción de una parte del hueso de la cabeza del fémur.

Es más frecuente en varones. Y entre los 4-10 años de edad. Con una frecuencia que varía en 1 caso por cada 1.500-12.000 habitantes.

Suele afectar a una sola de las caderas, aunque en el 10% de las veces, puede ser de las dos.

¿Tiene algún desencadenante?

En general, no hay una causa conocida. Pero pueden influir en su origen traumatismos repetitivos, inflamaciones previas (sinovitis) y factores como talla baja y retraso en la edad ósea.

¿Cómo se produce la enfermedad?

Por causas que se desconocen, en algún momento, deja de llegar suficiente sangre a la cabeza del fémur lo que causa la “muerte” (necrosis) de parte del hueso.

Nuestro cuerpo trata de repararlo. Para ello elimina el hueso muerto y crea poco a poco hueso sano. Este proceso puede durar años. El hueso muerto produce una reacción inflamatoria que causa dolor o cojera.

¿Qué síntomas produce?

El síntoma principal es la cojera, sobre todo por la tarde-noche cuando el niño está cansado. Esta cojera es de larga evolución y no suele doler. A veces puede doler y el niño lo manifiesta a la altura de la ingle, muslo o rodilla.

Puede haber también una menor movilidad de la cadera, lo cual puede limitar la realización de alguna actividad.

Puede ser necesario hacer pruebas de imagen (radiografía, ecografía o resonancia magnética) para el diagnóstico y seguimiento de estos niños.

¿Qué tratamiento tiene?

El objetivo del tratamiento es:

  • Calmar el dolor y evitar la pérdida de la movilidad de la cadera. Esto se consigue con antiinflamatorios (ibuprofeno) y evitando una actividad física intensa (como correr, saltar) o deportes de impacto.

Si el dolor es muy fuerte, puede dar contracturas. La fisioterapia puede evitarlas.

  • Mantener unas buenas condiciones para que el hueso se regenere de la forma más adecuada. Esto se consigue con una movilidad continuada de la articulación. El reposo absoluto no se aconseja.

  • A veces y de forma transitoria, el traumatólogo puede recomendar el uso de muletas o silla de ruedas.

¿Qué pronóstico tiene?

En la mayor parte de los niños, el pronóstico es bueno. Y la regeneración del hueso es lo suficientemente buena como para que puedan hacer todas las actividades de la vida diaria y deporte sin restricciones.

La edad (mayores de 6 años), la localización de la lesión (lateral) y cuanto más extensa sea, tiene peor pronóstico. En este caso, será el médico el que determinará el mejor tratamiento.

Enlaces de interés

  • ASFAPE. Asociación de Familias con Perthes. Creemos que para las familias afectadas es importante conocer a otras familias en su misma situacion para sentirse apoyadas y conocer mejor la enfermedad.
Fecha de publicación: 7-08-2017
Autor/es: