Padres y pediatras
al cuidado de la infancia y la adolescencia

Tratamiento del estreñimiento

  • pdf
  • friend
  • print
  • Googleplus
  • Twitter
  • Facebook
Fecha de publicación: 14-11-2011

Para tratar el estreñimiento tenemos que hacerlo poco a poco; como si subiéramos una escalera. El primer peldaño es enseñar a hacer caca. El segundo peldaño es una alimentación correcta. El tercer peldaño sería usar medicinas.

Según la edad se dan distintos consejos del hábito de defecar y de la alimentación. Estos consejos ayudan a tener un buen ritmo intestinal y evitan también el estreñimiento. Es importante que los padres colaboren y sepan que el tratamiento puede durar meses o años.

¿Qué hábitos debemos fomentar en los lactantes pequeños?

La lactancia materna siempre es lo mejor. No hay que quitar la leche materna por “estreñimiento”. Es normal que los que toman pecho tengan un ritmo intestinal más lento.

No se debe estimular el esfínter anal con toques para favorecer la defecación. Esta pauta crea un reflejo condicionado. Si se hace a menudo, termina siendo necesaria la estimulación local para defecar.

Mantener una buena hidratación. Debemos evitar que el lactante tenga mucho calor y sude mucho. Puede perder mucha agua por el sudor. Estaremos atentos a si tiene sed y daremos agua a menudo con sorbitos pequeños.

A partir del 4º-6º mes de vida se pueden ofrecer papillas sin gluten con efecto bífidus, papillas de arroz integral y maíz, papilla de frutas y finalmente de verduras.

¿Y en los mayores de 5- 6 meses?

Se puede ir introduciendo zumos naturales con pulpa.

A partir de 6-7 meses dar papillas de cereales integrales con gluten o con prebióticos.

¿Qué se recomienda en los niños más mayores?

- Buenos hábitos intestinales.

- Una dieta correcta.

A. Modificación de la conducta: Hábitos intestinales correctos

  1. Comenzar el aprendizaje a partir de los dos años, cuando el niño comprende la situación.
  2. Desarrollar hábitos: sentarlo en el WC o en una escupidera siempre a la misma hora y después de las comidas (mejor después del desayuno o de la cena) para favorecer el hábito.
  3. Ayudar al niño a sentarse en el baño y que haga fuerza durante unos minutos.
  4. Enseñar una postura correcta, apoyando los pies en el suelo o en un punto de apoyo donde puedan hacer fuerza con los músculos abdominales.
  5. Premiar el esfuerzo y el éxito pero no castigar cuando no se consigue.

B. Recomendaciones dietéticas

1. ¿Cómo debe de ser la dieta? La dieta debe de ser sana, rica en fruta, verdura, cereales y legumbres. Con esta alimentación se consigue toda la fibra que necesita nuestro cuerpo. En general hay que:

  • La única bebida de los niños es el agua (el exceso de leche favorece el estreñimiento).
  • Tomar alimentos variados ricos en fibra. Tomar 5 raciones de frutas y verduras al día garantiza la ingesta mínima de fibra recomendada.

2. ¿Cuáles son los alimentos con mayor contenido en fibra? Algunos alimentos ricos en fibra son:

  • Legumbres y verduras: judías, garbanzos, lentejas, guisantes, espinacas, acelgas, maíz, puerro, judías verdes, zanahoria, patata, tomate.
  • Cereales: desayuno: de salvado o salvado integral, müesli, copos de avena, cornflakes.
  • Pan: integral, germen de trigo, marrón, blanco.
  • Galletas: de centeno, de avena, integrales.
  • Frutas: frambuesas y moras, plátano, chirimoya, higo, manzana, pera, naranja. También en zumos naturales. Los zumos de manzana también son útiles.
  • Frutos secos: coco seco, albaricoque seco, higos secos, ciruelas, cacahuetes, almendras, nueces. Los frutos secos no los deben comer los niños menores de 4 años porque se pueden atragantar.
  • Puede utilizarse aceite de oliva por favorecer la lubricación intestinal y la evacuación de las heces.
  • No es bueno usar preparados que venden en la farmacia que nos aportan fibra extra. Esto te lo debe aconsejar un médico. Siempre es importante ver que la dieta es rica en fibra.

¿Es necesario el tratamiento farmacológico?

No es necesario siempre. Nunca se debe usar de forma rutinaria por la familia y siempre se dará bajo la supervisión de su médico.

¿Cuál es el tratamiento farmacológico más frecuentemente utilizado?

Los laxantes son sustancias que aumentan el número de deposiciones y/o disminuyen la consistencia de las mismas. Los más usados son:

a) Estimulantes

  • Fosforo, Magnesio (Eupeptina®)
  • Senósidos (Puntual®, Agiolax®)
  • Bisacodilo (Dulcolaxo®)
  • Picosulfato sódico (Evacuol®)

b) Compuestos osmóticos

  • Polietilenglicol (Movicol Pediatrico®, Casenlax®)
  • Disacaridasas
    • Lactulosa (Duphalac®)
    • Lactitol (Emportal ®)
  • Sales minerales
    • Compuestos de base de fósforo y magnesio, útiles en lactantes (Eupeptina®)
    • Enema de fosfatos (Enema Casen®)
    • Enemas de citrato sódico (Micralax canulas®)

c) Lubricantes (aceites minerales)

  • Parafina liquida (Hodernal®, Emuliquen®)
  • Microenemas de glicerina (Paidolax®, Verolax infantil®)

d) Fibra

  • Fibra Leo®, Casen fibra®
Fecha de publicación: 14-11-2011
Última fecha de actualización: 06-06-2015
Autor/es: