Formulario de búsqueda

Actualidad Joven

Por qué las chicas adolescentes dejan de practicar actividades deportivas antes que los chicos

Por qué las chicas adolescentes dejan de practicar actividades deportivas antes que los chicos

Según El informe "Mujer joven y actividad física", de la Universidad Rey Juan Carlos y la Fundación Mapfre el 76% de las chicas jóvenes de entre 12 y 25 años no cumplen con las recomendaciones mínimas de actividad física de la OMS.

En salud joven La actividad física en la adolescencia 

Compartir Compartir

Los jóvenes enseñan como reducir el consumo de plásticos

Los jóvenes enseñan como reducir el consumo de plásticos

120 niños y niñas de entre 5º de primaria y 4º de la ESO han participado en el primer concurso de ideas ‘¿Cómo reducir el consumo de plástico de un solo uso?’.

Compartir Compartir

Sanidad lanza la campaña #Siemprepreservativo

Sanidad lanza la campaña #Siemprepreservativo

Sanidad lanza una campaña para que los jóvenes usen el preservativo ante el repunte de la gonorrea

El uso del condón ha bajado entre los 15 y los 18 años nueve puntos porcentuales desde 2002.

Tienes más información en salud joven  El condón o preservativo masculino 

Compartir Compartir

Adicciones sin sustancia, una amenaza para la salud de los más jóvenes

Adicciones sin sustancia, una amenaza para la salud de los más jóvenes

La nueva Clasificación Internacional de Enfermedades de la OMS ya incluye el trastorno por videojuegos (Gaming disorder) 

Compartir Compartir

Salud mental en adolescentes y su relación con el uso de redes sociales

Salud mental en adolescentes y su relación con el uso de redes sociales

Se ha publicado en Lancet el mayor estudio realizado sobre ese tema;participan casi 19000 niños nacidos a principios del siglo XXI. Si quieres saber más, en salud joven, Hogares, familias y nuevas tecnologías

Compartir Compartir

Cuenta de Instagram contra la anorexia

Cuenta de Instagram contra la anorexia

El Hospital Sant Joan de Déu crea stoptca_sjd  una cuenta de Instagram donde jóvenes de 9 a 17 años escriben como herramienta terapéutica contra la anorexiaEn salud joven puedes leer  Anorexia nerviosa

Compartir Compartir

El proyecto U@DA ya es patrimonio de mucha gente

El proyecto U@DA ya es patrimonio de mucha gente

Con el lema Inclusión. despierta, atrévete, muévete, y decide, se celebrarán en Donostia unas jornadas sobre prevención de drogodependencias. Lee más en salud joven Drogas, lo qué debes saber

Compartir Compartir

Protección solar, también para los ojos

Protección solar, también para los ojos

La Academia Americana de oftalmología recuerda la relación de la exposición excesiva a la luz solar y la aparición de enfermedades oculares. Puedes leer mas en Fotoprotección visual 

Compartir Compartir

¿De adolescentes superconectados a adultos vulnerables?

¿De adolescentes superconectados a adultos vulnerables?

El paso de niño a adulto se ve marcado por muchos factores del entorno que, en las últimas generaciones, incluyen elementos tecnológicos sin precedentes. Una investigadora de la Fundación Séneca busca conocer su impacto. Puedes leer mas en Salud joven El inicio de la adultez

Compartir Compartir

¿Obeso? No. Mi hijo está grande y fuerte.

¿Obeso? No. Mi hijo está grande y fuerte.

En una investigación presentada en el congreso europeo sobre obesidad se ha visto que más de la mitad de los padres subestiman la clasificación de sus hijos como sobrepeso u obesidad. En salud joven encontraras articulos sobre Consejos de alimentación para adolescentes 

Compartir Compartir

Aumenta la supervivencia de niños y adolescentes

Aumenta la supervivencia de niños y adolescentes

Las muertes de niños y adolescentes disminuyeron un 51,7 por ciento entre 1990 y 2017 según un estudio que publica el Journal of the American Medical Association Pediatrics. La tasa de mortalidad en menores de 5 años ha disminuido, aunque la historia completa de salud es más heterogénea

Compartir Compartir

Literapolis, una app para jóvenes

Literapolis, una app para jóvenes

Literápolis es una app gratuita.Se trata de una nueva forma de relación con la literatura. La app conduce a los jóvenes por una gincana literaria por la ciudad de Barcelona. . 

Compartir Compartir

Nuestra encuesta

Este nuevo año ¿cambiarás tus hábitos de salud? (menores de 18 años)

Sí, lo tengo claro
39% (53 votos)
No, no quiero
26% (36 votos)
Me lo estoy planteando
35% (47 votos)
Total de votos: 136

Teléfono acoso escolar

               Instagram de Salud Joven

Área de usuario

Hacerse daño en tu propio cuerpo, ¿por qué?

  • pdf
  • friend
  • print
  • Googleplus
  • Twitter
  • Facebook
  • WhatsApp
Fecha de publicación: 8-01-2019

Se habla de autolesiones no suicidas, en inglés self harm, cuando alguien se hace daño a sí mismo sin intención de suicidarse. El modo más frecuente es cortándose, quemándose o golpeándose; aunque otros se arañan o muerden.

Generalmente se realiza para lograr un alivio del dolor psicológico. A través del dolor físico se calma y controla el dolor emocional. Por este motivo es una acción adictiva. El daño físico reduce la emoción negativa que no se sabe afrontar.

Sin embargo, tras una breve calma, aparecen otros sentimientos negativos: culpa, rechazo, vergüenza… Al autolesionarte generas otro problema y no se resuelve ninguno. El que se autoagrede no está loco. No sabe cómo canalizar la presión emocional que siente. La autolesión es el modo de evadirse de esas sensaciones negativas.

No suelen hablar de sus cicatrices, aunque muchos las exhiben en las redes sociales.

¿Qué puedo hacer por mi amigo (o tu hijo)?

  • Hazle saber que estás dispuesto a hablar del tema.
  • No te enfades si prefiere no hablarlo. Mantente a su disposición para hablar con tranquilidad en otro momento.
  • Sigue a su lado. Muéstrale tu cariño. Ten paciencia.
  • No le juzgues por lo que se hace.
  • Acepta su sufrimiento. Ayúdale a buscar alternativas.
  • No le des un ultimátum. No le obligues a comportarse a tu manera.
  • Ayúdale a buscar ayuda profesional.
  • Mantente a su lado en las recaídas. Recuérdale que no está solo.
  • Seguro que se te ocurren muchos modos de ayudarle a sentirse mejor. ¡Ponlos en práctica!

¿Puedo dejar de autolesionarme?

Animarse a dejar de autolesionarse es una gran decisión. Llegar a esta situación lleva su tiempo. Suele ser un proceso meditado.

Si ya lo has decidido, es porque tienes esperanza e intención de dejarlo. Confías en tu capacidad para cambiar tu forma de afrontar las emociones. Estás resuelto a mantener estos cambios en tu vida.

Busca ayuda profesional que te enseñe técnicas para aprender a manejar tus emociones.

Practica alguna actividad que te haga sentir bien cuando sientas el impulso de hacerte daño.

Cuéntaselo a tu entorno, aunque creas lo contrario, no estás solo.

No reprimas tus sentimientos, habla con alguien o escríbelos.

No abandones tu decisión si tienes una recaída. El lesionarte ha formado parte de tu vida y pueden volver a aparecer esos pensamientos de autolesión. Intenta hacer aquello que te funcionó en otras ocasiones para no hacerte daño.

Falsos mitos:

  • Sólo buscan atención: la mayoría se autolesionan a escondidas, no quieren que nadie lo sepa. Sólo unos pocos lo hacen como una petición de ayuda.
  • Es un intento de suicidio fallido: se autolesionan para controlar los problemas. Les ayuda a seguir viviendo. Aunque a largo plazo tienen mayor riesgo de suicidio.
  • No tiene tratamiento: es difícil de controlar, pero hay diversas terapias psicológicas que ayudan a su tratamiento. A veces habrá que tomar medicación.
  • Las personas que se autolesionan son un peligro para los demás: las autolesiones se las realizan en intimidad. Su ira, enfado, se canaliza hacia sí mismos.
  • Sólo lo hacen miembros de algunas “tribus urbanas”: las autolesiones ocurren en todas las razas, grupos sociales, culturales o económicos.
  • Si las lesiones no son graves, no es un problema serio: la severidad de las lesiones no indica lo mal que se siente esa persona.

Como resumen del tema tenéis esta infografía que además se puede descargar en pdf:

 

 

Fecha de publicación: 8-01-2019
Autor/es:
  • Mª Belén Panizo Santos. Pediatra. Consultorios de Cedillo del Condado y Carranque (CS de Illescas). Illescas (Toledo)