Formulario de búsqueda

Padres y pediatras
al cuidado de la infancia y la adolescencia

Nuestra Encuesta

¡La leche no es buena para la bronquitis!

Artículo relacionado: https://bit.ly/2AEZT6y

Área de usuario

Para alimentarnos bien

Escoge los temas de tu interés para escucharlos donde quieras y saber que podemos alimentarnos bien.

La alimentación básica de nuestro bebé a esta edad va a seguir siendo la leche, pero a partir de esta edad o antes en alguna ocasión habrá que introducir otros alimentos. Infórmate en este artículo.

El paso a la alimentación de los “mayores” ¿Puede seguir con el biberón? ¿Empiezo con los trocitos? Infórmate

A partir de los dos años cambia la alimentación de tu hijo. Es ya un niño más mayor. Tu hijo es mas activo y se va a iniciar la etapa de escolarización.

Tu hijo ya es más mayor y debe aprender una alimentación correcta que le permita crecer y desarrollarse sano. Si aprende de pequeño le será más fácil mantener después estas costumbres. 

¿Tienes dudas sobre cuánta leche y qué leche debe tomar tu hijo? ¿Sabes qué puede pasar si tu hijo toma mucha leche y/o derivados o cuando no toma la suficiente? Aquí encontrarás respuesta a estas y otras preguntas.

¿Tu hijo tiene factores de riesgo para tener déficit de hierro? ¿Cómo puedes prevenir la anemia? Es importante una nutrición adecuada rica en hierro y vitamina C. 

Se habla mucho de probióticos y prebióticos, pero ¿sabemos que es lo que son y para qué sirven? En este artículo intentaremos daros una mínima información que os sea de utilidad.

¿Porqué no saltarnos las costumbres actuales para celebrar un cumpleaños? ¡Seamos más innovadores! No gastemos dinero en algo que perjudica a nuestros hijos. Comer sano es más barato y más original. ¡Te damos algunas ideas!

Las “chuches” son algo que a casi todos los niños les gustan. Pero tienen algunos inconvenientes que debemos conocer. Aquí te damos información sobre ello.

¿Te preocupa tu peso? ¿No estás a gusto y no sabes qué deberías hacer? Lee estos consejos. Te aclararán muchas cosas. Consulta después a tu médico o pediatra.