Padres y pediatras
al cuidado de la infancia y la adolescencia

Una feliz catástrofe

Una feliz catástrofe. Temática: La fábula que nos acerca Adela Turín no está desfasada, todo lo contrario. La permanecía de estereotipos sexistas aún impera por desgracia  en nuestra sociedad y erradicarlos no es tan sencillo, por ello sus historias no pasan de moda. Es así que desde la escuela y sobre todo en el seno familiar estas historias se deban contar una y otra vez. Pero sobre todo, y ante todo exige una reflexión posterior a su lectura con los más pequeños para erradicar, aunque sea difícil el machismo imperante en nuestra sociedad.

Sinopsis
Una catástrofe lo pone todo patas arriba en la casa de los Ratones: les deja sin hogar y altera por completo sus vidas. Pero es la señora Ratón la que encuentra la solución. De una vida monótona, a las aventuras y los nuevos roles en la familia.

Comentario
Antes de la catástrofe la pequeña familia Ratón vivía en una modesta madriguera entre la alacena y la cocina de una lujosa mansión. El señor Ratón estaba como todos los ratones orgulloso de sus bigotes, de su voz grave y amante de la buena mesa. Tras su duro trabajo en la empresa y después de la sobremesa el señor Ratón contaba mil y una historias a sus hijos, los cuales le escuchaban entusiasmados. Pero lo cierto es que lo que más deseaba el señor Ratón era estar tranquilo, leer su periódico, sus zapatillas, orden, calma, los niños quietecitos, un aperitivo y, sobre todo, la cena, que siempre era preparada con gran amor por la señora Ratona.
Por el contrario, la señora Ratona era abnegada, cuidadosa y amorosa con su gran prole, dulce y modesta como todas las señoras Ratonas, pero sobre todo dócil. Cuidaba y mantenía limpia y en orden su madriguera y como no, sus hijos estaban aseados y bien alimentados. Era tan paciente que incluso permitía que el señor Ratón le diera lecciones de cocina sobre la comida que ella preparaba con tanto esmero. Tal era su paciencia que podía escuchar las largas historias que el señor ratón contaba a sus pequeños mientras ella recogía la mesa y fregaba los platos después de la cena; hasta que entre tanta monotonía, llegó por fin la feliz catástrofe que lo cambiaría todo para siempre.
Cambiar los papeles, modificar y eliminar estereotipos machistas es lo que nos ofrece esta maravillosa fábula de Adela Turín. La escritora es todo un referente ya desde la década de los 70 acercando a los más pequeños a temas coeducativos a través de la literatura, de forma que ya desde la infancia se pueda combatir la discriminación de género y se transformen los roles familiares.

Notas sobre las autoras
ADELA TURÍN. Nació en Italia en 1939. Historiadora del arte y escritora, en los años 60 se dedicó a analizar los sesgos sexistas en la literatura infantil. Formó parte, en Milán, del grupo Rivolta, vinculado al movimiento feminista. Con el objetivo de combatir la discriminación de género desde el ámbito de la familia patriarcal, decidió crear la colección "Dalla parte delle bambine" que, entre 1975 y 1980, publicó más de una veintena de títulos. Adela Turín y Nella Bosnia trabajaban, entonces, en La Rinascente. Años después se trasladó a París, donde -junto con Silvie Cromer- fundó la asociación "Du côté des filles", que desde 1994 investiga y denuncia los casos de sexismo en los materiales educativos, además de generar mecanismos de sensibilización dirigidos al sector editorial, instituciones y público en general. Además de leer y viajar, actualmente se dedica a escribir artículos e impartir conferencias.
NELLA BOSNIA (ilustraciones). Nació en Italia, en 1946. Estudió Arte en Milán y trabajó como decoradora y como estilista en la creación de productos textiles para la firma La Rinascente, donde coincidió con Adela Turín, con la que fundó la colección de libros "Dalla parte delle bambine". Como ilustradora ha colaborado con editoriales de Italia y Francia.

Ficha técnica
40 páginas. 21,5 x 27 cm.
ISBN: 978-84-8464-887-1
Editorial: Kalandraka