Padres y pediatras
al cuidado de la infancia y la adolescencia

Nuestra Encuesta

¿Cual es el motivo principal para visitar esta web?

Área de usuario

El recién nacido y el bebé en el coche, siempre bien sujetos

  • pdf
  • friend
  • print
  • Googleplus
  • Twitter
  • Facebook
Fecha de publicación: 4-12-2013

La medida preventiva aislada que salva más vidas en niños es, probablemente, el uso correcto de una sillita de seguridad en el coche. Así de importante es llevar siempre bien sujetos a los niños. Y destacamos las palabras SIEMPRE y la palabra BIEN.

Por lo tanto, a la pregunta ¿En qué desplazamientos debo sujetar a mi niño con una sillita de seguridad?, la respuesta es: SIEMPRE. EN TODOS LOS DESPLAZAMIENTOS. POR CORTOS QUE SEAN.

El primer viaje

El primer viaje de un niño es cuando va desde la maternidad a su casa. Este viaje es necesario que esté previsto de antemano. Hay que disponer de un sistema adecuado (cuco o sillita). Y hay que saber instalarlo.

No descuidemos este primer traslado.

Qué dice La ley respecto al uso de los sistemas de retención infantil* (*obligatorio a partir de octubre de 2015)

Los menores de 18 años que midan menos de 135 cm han de viajar en los asientos traseros y usar un dispositivo homologado adaptado a su talla y peso. Si miden entre 135 y 150 cm podrán utilizar indistintamente un dispositivo de retención homologado para su talla y peso o el cinturón de seguridad para adultos.

Podrían viajar excepcionalmente en los asientos delanteros, siempre con la retención adecuada, en caso de que el vehículo no dispusiera de asientos traseros o estos estuvieran todos ocupados por menores de 18 años de menos de 135 cm de estatura. Habría que desactivar el airbag si el asiento infantil se coloca en sentido contrario a la marcha. 

¿Qué sillita es la más adecuada?

  • en primer lugar depende del peso y talla del niño
  • fijaos en el sistema de anclaje de vuestro vehículo. Mirad si tiene instalado el sistema ISOFIX y si éste es de dos puntos o tres
  • la sillita debe tener la etiqueta de homologación. Hay que exigir la norma de homologación más reciente. Es la más exigente. En este momento es la ECE 44/04. Aunque pronto va a salir una nueva que va a convivir con la actual (i-SIZE)
  • es fundamental saber además el espacio del que disponemos en el coche, cuántas sillas habrá que poner y cuántos son los ocupantes habituales
  • de los sistemas de retención infantil, es más seguro el 0 que el 1, el 1 que el 2 y el 2 que el 3. Por ello es mejor mantener al niño mientras se pueda en el sistema anterior

Grupos de sistemas de retención para niños pequeños

GRUPO 0 (0-10 kg)

Es el sistema tipo cuco o capazo. Se ha de poner en el asiento trasero, de forma transversal y con la cabeza del niño hacia el interior.

Es conveniente pasar pronto al sistema 0 +. En cualquier caso siempre antes de los 3 meses.

Cómo se sujeta: se fija al coche con los cinturones de seguridad del vehículo. Y el niño será retenido con un arnés o un cinturón abdominal. 

GRUPO 0 + (0-13 kg

Sillita que puede ir en la parte trasera o delantera del vehículo. Siempre en el sentido contrario a la marcha para proteger cabeza, cuello y columna (las zonas más vulnerables en los niños de 0 a 2 años). Los arneses de la sillita, que va anclada al vehículo, protegen al bebé.

El niño tiene necesariamente que ir semi-sentado. Por eso se recomienda hacer paradas frecuentes (cada 1,5 horas) para que pueda moverse y estirarse unos minutos.

Cómo se sujeta: la silla se fija a los asientos del coche con el cinturón de seguridad del mismo. O bien, en los modelos más recientes, a través de una plataforma sujetada con el sistema ISOFIX.

GRUPO 1 (9 a 18 kg)

Se puede poner en ambos sentidos de la marcha. Al niño lo sujeta un arnés de cinco puntos de anclaje. Se debe ajustar la silla a medida que el niño crece. Hay que evitar holguras tanto en los arneses como en el cinturón. Se puede adquirir con anclaje ISOFIX.

Un problema frecuente es que el niño saque los brazos por encima del arnés. Esto aumenta el riesgo de sufrir lesiones. Hay modelos actualmente que en lugar del arnés llevan un cojín de seguridad. Éste se ajusta a la silla rodeando el cuerpo del pequeño por delante.

Otros avances tecnológicos útiles y confortables son los reguladores en altura del reposacabezas, los protectores laterales, protectores cervicales, etc.

Modelos mixtos

Hay en el mercado sillas que abarcan varios grupos, 0 + y 1, 1-2-3 y que se van adaptando al crecimiento del niño. Siempre hay que seguir las instrucciones del fabricante tanto para fijar la silla al vehículo, como para sujetar al niño a la silla.

¿Dónde viaja más seguro el niño?

Esto se ha comprobado. Lo más seguro es que el niño viaje en el asiento central posterior, y en sentido contrario a la marcha.

En ese punto el niño está más a salvo de impactos laterales. Se recomienda que vaya en sentido contrario a la marcha mientras la longitud de sus piernas lo permita.

Además de llevar una sillita y ponerla, hay que ponerla bien.

Usar mal las sillitas multiplica por 4 el riesgo de muerte infantil en caso de accidente de tráfico. Pero no solo eso, sino que 4 de cada 5 casos en los que sobreviven, pueden sufrir lesiones y secuelas muy graves. Además, tener en cuenta que las cargas que soportan la cabeza y el cuello del niño son equivalentes a unos 120 kg. Seguir estrictamente las recomendaciones del fabricante.

Otros puntos a tener en cuenta al viajar con niños:

Es conveniente que no haya objetos sueltos en el coche, por ejemplo botellas de agua. Los adultos también deben llevar puesto el cinturón de seguridad. Son frecuentes las lesiones en caso de accidente por impacto de objetos y de otras personas no sujetas en el vehículo.

​Enlaces útiles

Fecha de publicación: 4-12-2013
Última fecha de actualización: 21-01-2015
Autor/es: