Padres y pediatras
al cuidado de la infancia y la adolescencia

Nuestra Encuesta

La violencia en el entorno familiar es un tema a resolver por

Área de usuario

Qué hacer ante una quemadura

  • pdf
  • friend
  • print
  • Googleplus
  • Twitter
  • Facebook
Fecha de publicación: 15-09-2014

Las quemaduras son una de las lesiones, por accidente, más frecuentes en niños. Sobre todo las que se deben a agua y líquidos calientes. Incluyen los niños que se lavan bajo el agua de un grifo demasiado caliente, hasta el vuelco accidental de una taza de café.

¿Qué debemos observar en una quemadura?

Hay que saber cual es la causa (fuego, líquidos calientes, productos químicos, electricidad). También en que zona del cuerpo ha sido, que superficie del total de la piel y como es de profunda.

- Localización: son zonas graves la cara, las manos, los pies, los genitales, las articulaciones y zonas de flexión.

- Extensión: se mide con la palma de la mano del niño quemado. La palma de la mano con los dedos extendidos corresponde a un 1% de la superficie corporal

- Profundidad: indica las capas de la piel que se han dañado.

En éste sentido, se clasifican en:

  • 1º grado: son las superficiales. Hay enrojecimiento, dolor si se tocan y algo de inflamación. Las más comunes son las que causa el sol y los pequeños accidentes domésticos por tocar objetos calientes. Suelen curar bien.
  • 2º grado: son más profundas. Hay enrojecimiento y ampollas. Son muy dolorosas.
  • 3º grado: afectan a todas las capas de la piel. Se pierde la sensación de dolor por afectación de los nervios. Pueden ser de color negro o blanquecino. Son las más graves.

¿Qué hacemos ante una quemadura?

1.- Separar al niño de la causa de la quemadura (agua caliente, producto químico, fuego...). En caso de ser por electricidad, asegurarse la desconexión de la corriente.

2.- Quitar la ropa que cubra o rodee la quemadura. También anillos, pulseras o relojes, que pueden comprimir y retener calor. No intentar retirar la ropa que esté pegada a la piel o en caso de ser muy extensas.

3.- Lavar la zona con agua corriente de 10 a 50 minutos. Evitar el agua excesivamente fría.

4.- Cubrir la quemadura con un paño limpio y seco. Abrigar en caso de quemaduras extensas para conservar la temperatura corporal.

5.- No usar remedios caseros (vinagre, aceite, pasta de dientes, tomate, café, etc). Aunque logren aliviar momentáneamente el dolor, pueden ser perjudiciales para la cicatrización posterior.

6.- En las habituales de 1º grado se puede aplicar una pequeña cantidad de una crema hidratante cada 2-6 horas durante 3 – 4 días (por ejemplo crema de aloe vera o rosa de mosqueta).

7.- En caso de dolor se pueden usar analgésicos habituales como paracetamol o ibuprofeno a la dosis correspondiente según el peso del niño.

8.- Las quemaduras extensas (>5%), profundas (2º y 3º grado) o en localizaciones de riesgo (cara, articulaciones, etc) deben ser tratadas por personal sanitario.

¿Cómo se cuida la piel una vez curada la quemadura?

1º Lavar con jabón neutro. Hidratar la piel a diario con crema. Es importante para evitar el picor que se produce tras la cicatrización.

2º Evitar en lo posible la exposición solar durante 1 año, sobre todo en las horas punta.

3º Usar cremas con filtro solar máximo (50+). 

Más información...

Fecha de publicación: 15-09-2014
Autor/es:
Palabras clave: