Formulario de búsqueda

Padres y pediatras
al cuidado de la infancia y la adolescencia

Nuestra Encuesta

¿Es verdad que la piel tiene memoria?

Artículo relacionado: http://bit.ly/2xiPXgo

Área de usuario

Cuerpo extraño en la piel. ¿Qué hacer?

  • pdf
  • friend
  • print
  • Googleplus
  • Twitter
  • Facebook
  • WhatsApp
Fecha de publicación: 13-03-2018

¿Qué es?

Un cuerpo extraño en la piel es cualquier objeto que se mete dentro de ella. Por ejemplo, una astilla, una espina, una púa de erizo o un anzuelo.

¿Cuáles son sus síntomas?

  • Enrojecimiento
  • Hinchazón
  • Dolor
  • Fiebre. En estos casos hay que pensar en una infección de la herida. Es importante ver que no haya afectación del hueso y tejidos profundos.

¿Cómo se diagnostica?

Normalmente vale con la historia clínica. Si hay complicaciones, se pueden hacer análisis o tomar cultivos.

¿Qué complicaciones puede tener?

  • Infección: se sospecha cuando la zona se pone roja, sale pus o hay fiebre.
  • Absceso: es una masa dolorosa y blanda por el pus que se acumula. Suele haber inflamación.
  • Granuloma: es una inflamación crónica de la zona. Ocurre como reacción al cuerpo extraño. Se ve como un bulto duro, de color rojo o morado. Y con dolor o calor en la zona.

¿Cómo se tratan?

1. Limpieza y desinfección de la herida

  • Antes de tocar la herida hay que lavarse las manos con agua y jabón.
  • Después, limpiar la herida con mucha agua y jabón suave. El agua “a chorro” puede arrastrar el cuerpo extraño.
  • Por último, secar con una gasa estéril dando “pequeños toques”. No usar algodón, alcohol, polvos u otros productos sobre la herida.

2. Localizar el cuerpo extraño y ver en qué dirección se ha metido. Intentar quitarlo con unas pinzas limpias y desinfectadas. Y evitar no meterlo más en la piel. Si es un objeto sucio (clavo, alambre), grande, está profundo o no podemos sacarlo, hay que ir a un centro sanitario a la consulta de enfermería.

3. Tratamiento antibiótico

  • Tópico: se puede dar en las infecciones superficiales y heridas no complicadas.
  • Sistémico: se dará en caso de sobreinfección, heridas que lleguen a tendones, músculos o articulaciones, heridas en la planta del pie contaminadas que no se hayan visto en las primeras 24 horas; enfermedad crónica (inmunodepresión, diabetes, cardiopatía, enfermedad hepática o pulmonar crónica).

4. Tratamiento del absceso

  • Poner calor en la zona con paños húmedos para que pueda salir el pus. Si el absceso es pequeño, esto puede ayudar a que drene solo. No hay que comprimir o apretar.
  • Lavar y poner pomada antibiótica para disminuir el contagio.
  • Drenaje quirúrgico de la herida.
  • Antibióticos sistémicos: sólo son necesarios a veces (abscesos grandes, múltiples, en la cara). Se dan por vía oral. Solo si hay afectación del estado general tendrán que ponerse por vía intravenosa.

5. Tratamiento de los granulomas: depende del tipo de material que lo haya producido. Se pueden dar antiinflamatorios o corticoides. Esto puede bajar el dolor y la hinchazón. Si hay sobreinfección se añadirá tratamiento con antibiótico. A veces el tratamiento es quirúrgico, sobretodo si ha ido a peor, se ha formado un absceso o han aparecido otras complicaciones.

Comprobar que está vacunado correctamente frente a tétanos en heridas sucias o grandes.

Descárgate la presentación con los PUNTOS CLAVE: 

Fecha de publicación: 13-03-2018
Autor/es:
Palabras clave: