Padres y pediatras
al cuidado de la infancia y la adolescencia

Nuestra Encuesta

¿Cual es el motivo principal para visitar esta web?

Soy Padre/Madre
54% (87 votos)
Familiar o cuidador
2% (4 votos)
Profesional sanitario
21% (34 votos)
Profesional de la educación
6% (9 votos)
Soy Niño o adolescente (y me interesa)
12% (19 votos)
Entro por Curiosidad o interés general
6% (9 votos)
Total de votos: 162

Área de usuario

Aspiración de un cuerpo extraño

  • pdf
  • friend
  • print
  • Googleplus
  • Twitter
  • Facebook
Fecha de publicación: 10-11-2013

La aspiración de un cuerpo extraño sigue siendo una causa común de accidente en los niños.

La edad en la que se producen más atragantamientos en los niños es entre los 1 y 2 años. La causa más común son los alimentos, sobre todo los frutos secos.

La edad escolar es otra edad de riesgo aunque con menor frecuencia. Se suele relacionar con pequeños objetos de uso escolar (tapón de bolígrafo, grapa, alfiler, chincheta...).

De todos modos, cualquier objeto pequeño, como monedas, piezas de juguetes u otros puede ser causa de atragantamiento en los niños.

Cuando un objeto o alimento se introduce en la vía respiratoria la obstruye total o parcialmente. Esto no deja que el aire entre en los pulmones y causa una crisis de sofocación. Si no se consigue desobstruir la vía aérea se puede producir una parada cardiorrespiratoria.

¿Cuándo hay que pensar en una aspiración?

Si un niño se ha atragantado (estando comiendo, jugando con algún objeto pequeño o con algo en la boca) nos debe hacer pensar que puede haber aspirado algún cuerpo extraño. Puede aparecer dificultad respiratoria y tos justo después o más tarde. Si no lo puede expulsar y obstruye la vía aérea no podrá hablar ni llorar y se puede poner morado al no respirar y perder el conocimiento.

¿Qué hay que hacer si está consciente?

- Si el niño tose con fuerza, hay que dejarle toser animándole a que siga haciéndolo y mantener la calma hasta que eche el cuerpo extraño.

- No hay que darle golpes en la espalda ni movilizarle ya que el cuerpo extraño se puede mover a una zona de más riesgo.

- Tampoco hay que meterle el dedo en la boca a ciegas porque podemos empujar el cuerpo extraño hacia dentro.

- Si no lo puede sacar y la tos es débil y no es efectiva o tiene mucha dificultad para respirar hay que actuar.

Lo primero que hay que hacer es pedir ayuda y llamar al 112 (número de emergencias) e inmediatamente poner en marcha las maniobras de reanimación.

El objetivo principal es desobstruir la vía aérea, no sacar el cuerpo extraño.

A. Si el niño está consciente y es menor de 1 año hay que mirar la boca. Si vemos el objeto lo extraeremos pero con mucho cuidado de no empujarlo hacia dentro.

Si no lo vemos o no podemos extraerlo hay que girar al niño, ponerlo sobre nuestras piernas con la cabeza algo más baja que el cuerpo y darle 5 golpes secos en la parte alta de la espalda (entre los omoplatos).

Después le damos la vuelta y comprobamos si respira. Miramos la boca de nuevo y si no se ve nada y el niño sigue sin poder respirar haremos 5 compresiones en el centro del pecho (debajo de la línea imaginaria que une los pezones) con 2 dedos de la mano.

Volvemos a comprobar si respira o si tiene algo en la boca y si no volvemos a los golpes de la espalda. Así sucesivamente hasta que respire bien, expulse el objeto o empeore y pierda el conocimiento (Figura 1).

Fuente: Cómo actuar frente a un accidente infantil: Atragantamiento. Web de la Sociedad Española de Urgencias

B. Si el niño está consciente y es mayor de 1 año hay que hacer lo mismo, pero en vez de compresiones en el pecho se harán en la boca del estómago. Nos colocamos detrás de él, con el niño de pié y rodeando su cintura con los brazos.

Colocaremos el puño de una mano en la zona del estómago (entre el ombligo y el tórax).

Cogeremos el puño con la otra mano y realizaremos una compresión fuerte hacia dentro y hacia arriba (maniobra de Heimlich) (Figura 2)

Se trata de hacer salir el aire que queda en los pulmones y que arrastre el cuerpo extraño hacia fuera.

¿Qué hay que hacer si esta inconsciente?

Si el niño está inconsciente desde el principio o si pierde el conocimiento mientras estamos haciendo las maniobras anteriores hay que actuar como ante una parada cardiorrespiratoria.

1. Lo primero comprobar que se ha llamado al 112 para pedir ayuda.

2. Poner al niño sobre una superficie dura y comprobar si se ve el cuerpo extraño en la boca. Si se ve intentar extraerlo.

3. Abrir la vía aérea colocando una mano en la frente y la otra tirando de la barbilla hacia arriba y abriendo la boca.

4. Hay que comprobar si respira. Si respira ponerle de lado y comprobar que siga respirando hasta que lleguen los servicios de emergencia.

5. Si no respira hay que poner la boca sobre la boca del niño, tapar la nariz con la mano que sujeta la frente e insuflar aire dentro, observando si se mueve el pecho y repetirlo 5 veces. Si el niño es pequeño pondremos la boca cubriendo la boca y la nariz del niño. 

6. Si no se mueve el pecho, hay que iniciar las maniobras de resucitación cardiopulmonar que en los niños consiste en 30 compresiones torácicas alternando con 2 insuflaciones boca a boca (o boca nariz).

7. Cada dos minutos hay que parar para comprobar si respira. En ese caso parar y mirar si hay algún cuerpo extraño en la boca.

8. Repetir este ciclo hasta que llegue el equipo del 112 o hasta que el niño empiece a respirar.

Prevención de atragantamientos

Hay que tomar las medidas preventivas necesarias para que no se den cuadros de atragantamiento que se puedan evitar.

En primer lugar, es importante evitar que los niños de menos de 5 años coman frutos secos y otros alimentos que necesiten ser bien masticados para su deglución.

Los niños deben comer acompañados de un adulto y no deben comer mientras corren o están jugando.

Tampoco se les debe dejar jugar con objetos pequeños: botones, tornillos, ruedas de cochecitos..., y hay que comprarles juguetes adecuados para su edad así como mirar las recomendaciones de los fabricantes. Tenerlo en cuenta cuando haya juguetes de hermanos mayores.

A los niños mayores se les debe decir que no tienen que jugar con material escolar dentro de la boca.

Si se produce un episodio de atragantamiento, aunque veamos que se ha expulsado el cuerpo extraño con la tos es aconsejable acudir al pediatra porque puede quedar algún fragmento.

Es aconsejable conocer las maniobras descritas anteriormente, ya que cuando se produce es una situación muy repentina y de mucha urgencia por lo que es importante saber cómo hay que actuar.

Enlaces útiles

Fecha de publicación: 10-11-2013
Autor/es: