Formulario de búsqueda

Padres y pediatras
al cuidado de la infancia y la adolescencia

Prevención y manejo de la plagiocefalia postural “A buen Tiempo, buenas Formas “.

  • pdf
  • friend
  • print
  • Googleplus
  • Twitter
  • Facebook
  • WhatsApp
Fecha de publicación: 11-10-2011

¿Qué es la Plagiocefalia Postural?

Es una alteración en la forma de la cabeza de los lactantes. Se verá asimétrica.

Se puede notar:

  • Un aplanamiento en uno de los lados posteriores de la misma (1).
  • Puede verse una asimetría facial.  La oreja del mismo lado estará desplazada hacia delante y hacia fuera (2). Un ojo se verá más abierto (3). La frente de ese mismo lado se notará más prominente (4).
  • A veces también se ve la cabeza ladeada y rotada hacia el mismo lado. Es lo que se llama tortícolis (5).         

Tiene otros nombres como  plagiocefalia posicional, occipital,  adquirida o sin sinostosis. Es decir, no hay un cierre precoz de las suturas de los  huesos craneales.

¿Cómo y porqué, se produce?

La  causa es postural. Se debe a mantener la cabeza apoyada sobre uno de sus lados durante las primeras semanas de la vida tanto cuando el lactante duerme como cuando está despierto.

La cabeza del bebé es maleable. Su peso mantenido sobre una superficie como el colchón durante un tiempo determinado, produce unas fuerzas que dan lugar a la deformidad.

La tortícolis muscular congénita y algunas enfermedades neuromusculares favorecen esta postura.

La deformidad craneal va poco a poco en el tiempo. Lo que inicialmente es una  “postura  preferente” para dormir, a los pocos días ya será una postura predominante. Al final se forma la deformidad o asimetría cráneo-facial. A veces puede darse cierto grado de lateralización de la cabeza y cuello. Es una tortícolis muscular adquirida.

Un hecho que ha aumentado su incidencia ha sido la actual recomendación de dormir boca arriba. Se trata de una campaña que se lleva a cabo desde 1992 para prevenir el Síndrome de la Muerte Súbita del Lactante. Se recomendaba ““Dormir boca arriba y Jugar boca abajo”. 

¿Qué síntomas presenta?

No suele dar síntomas. Suele ser  solo un problema estético. Pero a veces da disconfort o llanto con los giros de cabeza en los casos con tortícolis congénita.

La deformidad de la cabeza es progresiva. De la típica cabeza redondeada al nacer pasa a una cabeza que “vista desde arriba”, tiene forma oblicua o romboidal, con  manifestaciones de  (1+ 2 +3 +4 +5). Se pasa de la simetría a la asimetría cráneo-facial en un tiempo breve.

¿Cuál es su curso habitual?

Si desde los pocos días de vida no  se hace prevención, diagnóstico precoz o si se decide esperar mucho, puede perpetuarse hasta la adolescencia. No se debe afirmar a los padres que “no se preocupen, la cabeza se le pondrá  redonda sola con el tiempo”.

Hoy en día, no se ha demostrado que se afecte el desarrollo cerebral. No parece que cause retrasos de  psicomotricidad, trastornos del aprendizaje  o  consecuencias psicológicas (salvo la correspondiente a la propia imagen estética).

No hay aún evidencias científicas de que las asimetrías cráneo faciales no sean  solo una mera contrariedad estética y puedan acarrear  algunas complicaciones como trastornos neurológicos menores y  otras complicaciones, derivadas de las asimetrías, a nivel ocular o dental.

Grado de afectación, toma de medidas y evolución. 

El grado de   severidad , o afectación depende  de  la  edad del  niño. Cuanto menor sea la edad del bebé cuando se diagnostique, más rápida será la  remodelación  y la corrección de la plagiocefalia.

Medir los milímetros  desplazados  no tiene mucho valor. Es complejo y subjetivo según quien lo mide. Tampoco va a cambiar el tratamiento, que  siempre es con  la  misma  técnica. Solo varía el tiempo que va a durar  el  Reposicionamiento (RPCC). 

¿Cómo se trata?

La técnica se llama “Reposicionamiento  Postural  Contralateral  de  la  Cabeza”  (RPCC).  Se procura que el niño permanezca de forma exclusiva apoyado sobre el lado contrario de la deformidad.

Si se hace de forma correcta, la evolución es favorable. Se consigue corregir del todo la prominencia frontal, la hendidura palpebral y al desplazamiento del pabellón auricular. Puede  quedar un ligero   aplanamiento residual de 1-2 mm en la zona occipital.

Las probabilidades de éxito son menores cuando se realizan en edades en torno a los 12 meses de vida. Se debe a la menor capacidad de remoldeamiento. El  inicio del tratamiento  (RPCC), debe ser lo más precoz posible. De forma ideal antes  de los 4-6-8 meses de vida. En casos tardíos, entre los 8 y 12 meses, se adecuará la intensidad y se testará la adherencia al tratamiento.

Cuando no revierta la  asimetría a pesar de un tratamiento correcto, habrá que plantearse otros diagnósticos, entre ellos la craneosinostosis. Esto es un cierre precoz de las suturas craneales. Si es preciso, se hará un TAC craneal con reconstrucción   3D (prueba  Gold Standard).

Solo  se  recomiendan estiramientos musculares (fisioterapia)  en los casos en los que haya tortícolis muscular asociada. Los tratamientos de osteopatía o quirúrgicos no son de utilidad. 

El uso de cascos (Ortesis craneales) en el momento actual es controvertido. Son caros. No son más efectivos que el  Reposicionamiento  Postural  Contralateral  de  la  Cabeza (RPCC). Y por sus efectos adversos en ficha técnica, es necesario solicitar para su uso un consentimiento informado.  

¿Cómo puedo prevenirlo, o evitarlo?

Lo más importante es prevenir. Hay que evitar que el niño adquiera una  postura  predominante-preferente sobre uno de los lados de la cabeza. Para ello, se deben tomar unas  sencillas y efectivas medidas posturales a  la  hora de acostar al  niño:

- Tiempo para Dormir:

  • Desde los primeros días de vida colocar al bebé boca arriba y  rotar de forma alternativa su cabeza hacia un lado y hacia el otro cada vez que lo acostemos (una vez hacia el lado derecho y posteriormente hacia el lado izquierdo y así sucesivamente).   Esta   medida  es   sencilla,  segura   y  100%   efectiva.
  • Cambios en la orientación de lactante en la cuna con respecto a la cama de los  padres. Se  recomendaba  colocar  al bebé con su cabeza en la cabecera de  la cuna y al día siguiente con la cabeza a los pies de la cunaEsta  recomendación ha tenido bajo cumplimiento por parte de los progenitores/cuidadores  y a día de hoy se considera que tiene entre escasa y nula efectividad  para la prevención de la plagiocefalia.

 - “Tiempo para jugar de Panza”:

  • Poner al bebé boca abajo durante el juego, siempre bajo supervisión. Esto puede ser efectivo  para favorecer el  contacto emocional  de los niños con sus padres y el desarrollo muscular. No tanto para la prevención de la plagiocefalia.

- “Tiempo de Transporte” :

  • Llevar al bebé en brazos, mochilas, sillas de paseo y sillas de automóvil. Tiene por objeto evitar que la cabeza del niño permanezca  lateralizada y sin  sujeción el menor tiempo posible. Son  válidas para el confort y seguridad del niño,  pero no  para  la prevención de la plagiocefalia.

El uso de almohadas, posicionadores  para dormir,  artilugios que  mantengan  una postura  predominante o  los  cojines supuestamente  preventivos  de la plagiocefalia, no han demostrado ser seguros ni eficaces.

Asociaciones Profesionales  de Pediatría y organismos internacionales (FDA) opinan que el riesgo de la asfixia y de SMSL por su uso, supera cualquier supuesto beneficio para prevenir la plagiocefalia.

El  equipo pediátrico  de  Atención Primaria  debe  ser  el que maneje este tipo de asimetrías. La clave del éxito  está en la prevención, la información y sobre todo en la complicidad  entre  progenitores/cuidadores y sanitarios.

Los signos de alarma que nos harán consultar rápidamente son: Aplanamiento de la nuca, con o sin  lateralización del cabeza y cuello (Tortícolis).

Recomendaciones a los Padres
F. Salmon Antón; M.A. Rodríguez Cerezo; E. Onís González. Manejo de la Plagiocefalia Postural.”Tiempo para mantener las buenas formas” (plagiocefalia.pdf)

Descárgate la infografía "Prevención, diagóstico precoz y tratamiento de la plagiocefalia postural" en pdf:

Fecha de publicación: 11-10-2011
Última fecha de actualización: 08-04-2019
Autor/es: