Padres y pediatras
al cuidado de la infancia y la adolescencia

Nuestra Encuesta

La violencia en el entorno familiar es un tema a resolver por

Las administraciones públicas
0% (0 votos)
Las fuerzas de seguridad
0% (0 votos)
El entorno de amigos y familiares
0% (0 votos)
Profesionales de la salud
0% (0 votos)
Nos compete a TODOS
100% (2 votos)
Total de votos: 2

Área de usuario

¡Los libros también son para el verano...!

Tras el periodo escolar, llegan las vacaciones de verano y los niños disponen de mucho más tiempo de ocio, lo que supone una buena oportunidad para disfrutar en familia y aprovechar para hacer muchas cosas que a menudo no se hacen durante el curso. Pero ¿qué sucede con la lectura? 

Actualmente, niños y adolescentes ocupan mucho de su tiempo libre delante del ordenador, la televisión, tabletas o móviles, y el libro está siendo desplazado por las nuevas tecnologías. Por ello, sin descuidar las actividades al aire libre típicas de estas fechas, es recomendable dedicar más ratos libres a leer libros o cuentos que delante de una pantalla. “El verano es un excelente momento para disfrutar de la lectura”, recuerdan desde la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap), que en su Web Familia y Salud recoge algunos consejos y libros para fomentar y disfrutar la lectura de los más pequeños durante estos meses del año.

El parón veraniego puede suponer un retroceso en el léxico y la comprensión lectora de los niños. Por ello, la lectura veraniega es una buena forma de evitar que pierdan lo que han aprendido durante el curso, pudiendo incluso llegar a mejorar los logros de los niños cuando comiencen el colegio en septiembre.

Por otro lado, la lectura en voz alta es una actividad que se practica muy poco, ya que los adultos casi siempre leemos en silencio; sin embargo, este hábito facilita el desarrollo psíquico del niño, sirve para estimular su mente, crear lazos afectivos o fortalecer su imaginación. Esta permite dar vida y significado a un texto escrito a través de la entonación, la pronunciación, la fluidez, el ritmo o el volumen de la voz, consiguiendo de esta forma que la persona que escucha pueda soñar, imaginar o exteriorizar sus emociones y sentimientos.

Además, esto también contribuye a que tengan una actitud positiva hacia los libros y aprendan nuevas palabras, mejorando su dominio del lenguaje y despertando su curiosidad por el mundo que les rodea.

Beneficios de practicar la lectura en voz alta

  • Crea vínculos familiares: la lectura compartida favorece y genera un fuerte vínculo afectivo entre padres e hijos. Éste se basa en el placer de acompañarlos mientras ellos hacen sus propios descubrimientos. Hay investigaciones que confirman que el interés temprano por los libros está estrechamente ligado con el apego emocional que hay entre padres e hijos
  • Contribuye al aprendizaje: cuando los padres leen un cuento en voz alta contribuyen al éxito escolar de sus hijos, ayudándoles a ser más capaces de concentrarse y de resolver problemas aplicando la lógica. También a expresarse con más facilidad y claridad. Los informes PIRLS (Progress in International Reading Literacy Study) que evalúan la comprensión lectora de alumnos de distintos países del mundo, han demostrado que está muy relacionada con el interés personal de los padres hacia los libros.
  • Fomenta el desarrollo emocional: gracias a la lectura se puede dialogar acerca de los valores, ideas o inquietudes del tema tratado, pudiendo así hablar de temas como el desamor, la pobreza o la muerte sin tener que esperar al fallecimiento de un ser querido, por ejemplo. Hay evidencias de que los alumnos emocionalmente inteligentes tienen mejores niveles de bienestar emocional y son menos propensos a comportamientos agresivos o violentos.
  • Mejora la autoestima: una actitud positiva permite que nos sintamos capaces de aprender y creer que vamos a poder lograr un objetivo concreto. Si el niño ha sido felicitado por su comprensión lectora, probablemente querrá seguir leyendo, mientras que el fracaso tiende a desarrollar sentimientos de incapacidad. Por ello, es importante que las lecturas estén al alcance de los más pequeños para evitar que surjan sentimientos negativos.
  • Actividad lúdica: los padres no deben usar el lenguaje con los niños solamente para pedir, ordenar o reñir, sino también como un juego. Es necesario que los juegos incluyan el lenguaje, de forma que igual que los niños saltan, se disfrazan o acunan a un muñeco puedan escuchar canciones, trabalenguas o cuentos.

Desde la AEPap concluyen afirmando que es importante que los padres sean conscientes de la importancia de ser un ejemplo para sus hijos en lo que a la lectura se refiere, así como de acostumbrarse a leer con ellos en voz alta desde que son bebés ya que “a veces basta con una palabra, una imagen o un personaje que atraiga su atención para que de inmediato un libro les resulte atractivo”.

En nuestra Web Familia y Salud podéis encontrar todo tipo de información y consejos para disfrutar de un perfecto verano de ocio y lectura en familia (visítala en www.familiaysalud.org o llévala en tu móvil).

Pero, como a cada niño le gusta un tipo de temas, habría infinitas posibilidades y vosotros, los padres, sois los que mejor conocéis a vuestros hijos. Leer no debe ser una obligación sino algo placentero. Así que podemos dejar que ellos elijan según sus preferencias. Y mucho más si se trata de disfrutar en vacaciones.

Puedes escuchar a Narcisa Palomino, pediatra y vicepresidenta de la AEPap, en la entrevista realizada en el programa de radio "Esto me suena. Las tardes del ciudadano García" de RNE el pasado 04/07/2017 (Pulsa aquí para escuchar el audio)

Vocalía de Comunicación. Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap)

Algunos enlaces útiles en Familia y Salud

Fecha de publicación: 6-07-2017