Padres y pediatras
al cuidado de la infancia y la adolescencia

Leer poesía a los niños

Este año, en el Día Internacional de la Poesía queremos animaros, queridos lectores y usuarios de Familia y Salud -padres, familiares, cuidadores y profesionales que trabajan con niños-, a leer poesía a los niños.

Por ello, os invitamos a compartir con nosotros UNA POESÍA para niños. O si lo preferís, un poema que hable de los NIÑOS o de la INFANCIA.

Puedes enviarla a través de la dirección de correo electrónicoguiadepadres2011@gmail.com. Y lo publicaremos en pdf en este mismo documento hasta el próximo 31 de marzo. ¡GRACIAS!!

Y en este día tan especial dedicado a  la poesía os regalamos unos versos de la gran Gloria Fuertes, en el año en el que se celebra el centenario de su nacimiento. Versos que acercaron a niños y niñas durante muchos años a la poesía de una manera tierna y divertida... Aquí tenéis algunos ejemplos:

Dediqué mi libro
 Dediqué mi libro a una niña de un año,
 y le gustó tanto,
 que se lo comió.

Mi Cara
En mi cara redondita
tengo ojos y nariz,
y también una boquita
para hablar y para reír.
Con mis ojos veo todo,
con la nariz hago achís,
con mi boca como como
palomitas de maíz.
Como se dibuja un niño
Para dibujar un niño hay que hacerlo con cariño.
Pintarle mucho flequillo,
que esté comiendo un barquillo;
muchas pecas en la cara que se note que es un pillo.
Continuemos el dibujo: redonda cara de queso.
Como es un niño de moda, bebe jarabe con soda.
Lleva pantalón vaquero con un hermoso agujero;
camiseta americana y una gorrita de pana.
Las botas de futbolista, porque chutando es artista.
Se ríe continuamente, porque es muy inteligente.
Debajo del brazo un cuento por eso está tan contento.
Para dibujar un niño hay que hacerlo con cariño.
El dentista en la selva
Por la mañana
El dentista de la selva
Trabajó intensamente
Con un feroche cliente.
Era el rey de la jungla,
Era un león imponente,
Con colmillos careados
Y que le faltaba un diente.
Por la tarde
Y dijo el doctor dentista
A su enfermera reciente:
-pon el cartel en la choza,
no recibo más pacientes,
ha venido un cocodrilo
que tiene más de cien dientes.
De: La momia tiene catarro
¡Cúreme Doctor esta pulmonía,
no dejo de toser,
ni de noche ni de día,
lo de estornudar ya es una manía,
y en esta pirámide hay un eco horrible!
Y el doctor raptado
del cercano poblado
abrió su maletín
y le puso una inyección a Mirlín.
Mirlín estaba salvado,
desapareció el ruidoso constipado.
El Koala (De: El Dragón tragón)
El Koala era Koalo, porque era niño, era un
Koalo
peludo
orejudo
pelicorto
rubicundo
y rabinada;
parecía un oso
pecoso
mini-oso
y gordinflas.
Era joven,
casi cachorro,
limpio y brillante
como los chorros del oro.
De: El Dragón tragón
El Dragón era precioso.
Entre iguana y armadillo
largartija o lagartillo
ojos de pichón
y panza de botijo.
El Dragón: era como un camaleón
sólo que aumentado un millón
-de veces-.
El Dragón: cambia de color
según el dolor.
Si le dolía la tripa,
se ponía verde;
si le dolía la espalda,
verde esmeralda;
si le dolía el rabo,
se ponía blanco como un nabo;
si tenía miedo,
el Dragón echaba fuego.
Tenía escamas por todo el cuerpo.
Era grande y alto alto
como un gigante lagarto;
alto y delgado como su abuelo,
parecía un rascacielos,
-de catorce pisos. 

 

Fecha de publicación: 14-03-2017