Formulario de búsqueda

Padres y pediatras
al cuidado de la infancia y la adolescencia

Nuestra Encuesta

¿Es verdad que la piel tiene memoria?

Artículo relacionado: http://bit.ly/2xiPXgo

Área de usuario

3ª Semana Mundial sobre Seguridad Vial

  • pdf
  • friend
  • print
  • Googleplus
  • Twitter
  • Facebook
  • WhatsApp

Del 4 al 10 de mayo se celebra la Tercera Semana de las Naciones Unidas sobre Seguridad Vial, centrándose este año en la seguridad vial  infantil.

Cada cuatro minutos un niño muere prematuramente en alguna carretera del mundo. Otros cientos sufren traumatismos, muchos de ellos graves.

Cada año, 186 300 niños mueren en accidentes de tráfico en el mundo, o sea más de 500 niños por día. De hecho, los traumatismos por accidentes de tráfico figuran entre las cuatro causas principales de defunción de todos los niños mayores de cinco años. Y son la primera causa de muerte en chicos de 15 a 17 años.

Carreteras más seguras para todos serán carreteras más seguras para los niños. El Plan Mundial del Decenio de Acción para la Seguridad Vial 2011–2020 de la OMS pone de relieve los aspectos necesarios para mejorar la seguridad vial de todas las personas. Los gobiernos deberían legislar en lo concerniente a riesgos clave tales como velocidad, conducción y consumo de alcohol, cascos, cinturones de seguridad y dispositivos de protección, y aplicación de las leyes vigentes; la construcción de carreteras y la obligación de los fabricantes de producir vehículos con elementos de seguridad apropiados; y el establecimiento de sistemas que proporcionen atención de emergencia rápida a los heridos. Otras medidas centradas especialmente en los niños podrán ayudar a protegerlos mejor mientras viajan por carretera. Las 10 estrategias descritas a continuación son las más conocidas, en particular si se aplican como un conjunto de medidas, para preservar la seguridad de los niños en las carreteras.

Diez estrategias para mantener a los niños seguros en las carretera (pdf descargable)

1. Control de la velocidad. La reducción de la velocidad de los vehículos es primordial para proteger a los niños en las carreteras. La velocidad es un factor que propicia aproximadamente una tercera parte de todos los accidentes de tráfico con víctimas mortales en los países de altos ingresos, y hasta la mitad de esos accidentes en los países de ingresos bajos y medianos.

2. Prevención de la conducción bajo los efectos del alcohol. Uno de los principales riesgos para los niños como peatones, ciclistas y pasajeros en vehículos son las personas que conducen bajo los efectos del alcohol. Los conductores jóvenes e inexpertos corren un riesgo de accidente de tráfico 2,5 veces mayor con niveles, incluso bajos, de alcohol en sangre.

3. Uso de cascos por ciclistas y motociclistas. En lo que respecta a los niños, el uso del casco es la estrategia individual más eficaz para reducir el riesgo de traumatismo craneal cuando conducen bicicletas o motocicletas. Independientemente de la edad, el uso adecuado del casco reduce el riesgo de traumatismo craneal entre los ciclistas en un 69%, mientras que entre los motociclistas reduce el riesgo de defunción en un 40% y el de traumatismo craneal grave en más del 70%.

4. Protección de los niños en los vehículos. Existen diversos dispositivos de protección para los niños que viajan en un vehículo. Esos dispositivos incluyen asientos de coches para lactantes y niños, elevadores y cinturones de seguridad, y su uso depende de la edad, el peso y la altura del niño.

5. Mejoramiento de la vista y la visibilidad de los niños. Poder ver y ser visto son requisitos previos fundamentales para la seguridad de todas las personas que viajan por carretera, pero especialmente importantes para los niños debido a su particular vulnerabilidad.

6. Mejoramiento de la infraestructura vial. Históricamente, las carreteras se han construido para facilitar, sobre todo, el transporte motorizado, pero se ha prestado poca atención a las necesidades de las comunidades por las que pasan.

7. Adaptación del diseño de los vehículos. Los diseños y normas óptimos de los vehículos, incluidas las bicicletas y motocicletas, pueden contribuir a la seguridad de los niños, tanto dentro como fuera del vehículo.

8. Reducción de los riesgos para los conductores jóvenes. En los lugares en que existen programas de obtención gradual del carnet de conducir, los accidentes de tráfico entre este grupo han disminuido en un 46%.

9. Proporcionar atención adecuada a los niños con traumatismos. Debido a su corta edad y su extraordinaria capacidad de recuperación, los niños se benefician de una atención oportuna y de buena calidad como ningún otro grupo.

10. Vigilar a los niños en proximidades de las carreteras. Los niños pequeños tienen una capacidad limitada para evaluar los riesgos. Por lo tanto, los padres y otros cuidadores pueden desempeñar un papel importante para ayudarlos a entender lo que ocurre a su alrededor. Esa función de supervisión es particularmente útil para velar por la seguridad de los niños en entornos viales complejos. La supervisión por sí sola no puede sustituir las intervenciones descritas anteriormente, pero puede complementarlas y reforzarlas. La supervisión supondría, por ejemplo, velar por que los niños usaran cascos, asientos en los vehículos y cinturones de seguridad y observaran los protocolos establecidos para las zonas escolares seguras. La supervisión, en combinación con otras estrategias puestas de relieve en el presente documento, contribuirá a reducir la probabilidad de que un niño sea víctima de un accidente de tránsito.

˝El futuro de un país reside en sus jóvenes. No podemos permitirnos perder a nuestros niños en accidentes de tráficoˮ. Dra. Margaret Chan. Directora General Organización Mundial de la Salud

Se adjunta la "Declaración de Niños para la Seguridad Vial"

Fuente: Página web de la OMS: UN Road Safety Collaboration

Fecha de publicación: 3-05-2015

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.